Secciones
×

Síguenos en

Cuatro honorables

Por Por Juan Valiente*

May 28, 2013- 18:03

La semana pasada FUSADES decidió por primera vez en su historia reconocer simultáneamente a cuatro personalidades en ocasión del nombramiento del Socio Honorario 2013. René Fortín Magaña, Abraham Rodríguez, Alfredo Martínez Moreno y Enrique Borgo Bustamante pasaron a ser miembros honorarios de la organización por haber defendido la institucionalidad. Como dijera en su discurso el Dr. Fortín Magaña, “vis a vis otras doctrinas, optamos, defendemos, promovemos y luchamos con vehemencia por el Estado Democrático Constitucional de Derecho, humanista, eficaz y trascendental, como la mejor vía para la consecución del bienestar general, con justicia y libertad para todos”.

El presidente de FUSADES, Francisco de Sola, informó que “para el año 2013, FUSADES deseaba homenajear a cuatro ilustres juristas y ciudadanos ejemplares, cada uno de una trayectoria intelectual y profesional brillante, con extraordinarios méritos cívicos y patriotas, sin duda de los mejores hijos que tiene y ha tenido El Salvador. (…) son un destacado ejemplo para las actuales y futuras generaciones, por su decidido esfuerzo a lo largo de su vida profesional al defender la institucionalidad democrática y por luchar por la vigencia de un auténtico Estado Constitucional de Derecho en El Salvador”.

Reinó en el evento de reconocimiento un espíritu de profunda admiración y respeto a lo logrado por estas cuatro personas. Teníamos presente a personas que han ejercido su liderazgo a lo largo de su vida de más de ocho décadas. Más de trescientos años de vida profesional, política, empresarial y académica. No pude menos que sentir que presenciaba un evento histórico único en su clase, que llenó “de profunda satisfacción –inesperada– porque después de largos años de ejercicio profesional y ciudadano y, especialmente, de intensos meses de combate en defensa de la institucionalidad democrática, nos encontramos hoy como el fatigado viajero que, de repente, encuentra en su camino un vigorizante remanso que le da nuevas fuerzas para continuar la marcha hasta el último horizonte (Fortín Magaña)”.

Parecía que despedíamos a emblemáticos representantes de una generación valiente, a notables guerreros del pensamiento y la acción. Ha sido una bendición que la historia los juntara en la lucha por la defensa de la Constitución y que FUSADES aprovechara para otorgar este reconocimiento público. También fue una cátedra de historia política y de los fundamentos de nuestro sistema político. Fue admirable poder escuchar de propia voz de Fortín Magaña torrentes de erudición y sabiduría. Nos remontó hasta la antigua Grecia para traernos de regreso hasta el presente. No estuvieron dichas palabras ausentes de referencias que a veces sonaban a despedida y hacían nudos en las gargantas de los presentes. “Los que nos vamos sentimos que quizás no hicimos todo lo necesario, porque dejamos un mundo más convulsionado”, confesó Fortín Magaña.

Nos dejan un legado de hombría, un testimonio de fe y de trabajo, un camino trazado al que nos invitan a hacer nuestro. Con los acuerdos de paz, piensa Fortín Magaña, El Salvador llegaba a “un punto de convergencia aplicando –por fin– el Estado Democrático Constitucional de Derecho, con amplia base social, (pero que) no ha tenido hasta ahora la virtud de trazar un proyecto nacional con ese rumbo, sino la intransigencia sectorial ha prolongado la guerra por otros medios”.

Sus sueños de hombres de bien, sus esperanzas de hombres de fe, sus testimonios de hombres de valor parecen adecuadamente resumidos en estas palabras también de Fortín Magaña: “En definitiva, el Estado de Derecho supone: soberanía popular; sufragio universal y pluralismo político; orden constitucional y sometimiento a la ley de gobernantes y gobernados; división de poderes; régimen de libertades; respeto a los derechos fundamentales del hombre y de la mujer; visión de país y programa social; separación entre la religión y el Estado; transparencia de la gestión pública, y cuidado del medio ambiente. ¿Qué más podemos pedir?”

*Columnista de El Diario de Hoy.

Tags