Secciones
×

Síguenos en

Reducen la pobreza “ajustando” estadísticas

Por Por Ricardo Esmahan*

Mar 04, 2013- 18:03

Recientemente vimos la polémica entre FUSADES y el Gobierno sobre las estadísticas de pobreza en nuestro país. Al decir FUSADES en su Informe de Coyuntura Económica que los pobres habían incrementado en más de 600 mil, desató la furia sabatina y las acostumbradas diatribas presidenciales.

Frente a esas dolorosas cifras de pobreza, el Presidente dijo: “FUSADES ha mentido con las cifras que difundió y ha manipulado la información para propósitos que van más allá de la naturaleza de un tanque de pensamiento, salvo que éste sea un tanque de pensamiento al servicio de un partido político, como definitivamente lo es FUSADES”.

¡Ya no quieren ni ver la realidad, por Dios! El primer Gobierno de izquierda del FMLN ha mostrado que ni saben cuántos pobres han generado sus políticas. La cúpula dirigencial, partidaria y de Gobierno, sólo se preocupa por cautelar sus negocios, profundizar esos cambios. Y para ello, hasta mienten.

Y así lo demostró el análisis serio de FUSADES. Hoy, todo mundo sabe que el Ministerio de Economía manipuló las estadísticas para limpiar la cara de la incapacidad gubernamental. Da pena ajena que hoy acepten que se había inflado la cifra de población 2006 para subestimar el dato de población empobrecida en los últimos años.

La Dra. Amy Ángel, analista del Departamento de Estudios Económicos de FUSADES, demostró similar manoceo de datos en las cifras oficiales del MINEC sobre el consumo de leña.

Según la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples la racionalización del subsidio del gas redujo el consumo de leña. Según los datos oficiales de 24.9% de los hogares que utilizaron leña para cocinar en 2010, se redujo a 20.7% en 2012.

La Dra. Ángel, muy acuciosa, comparó el precio de la leña con el precio del gas propano, que éste de US$5.10 (cilindro de 25 libras) subió con la racionalización a más del triple. Y sin importar si se compra gas, el Gobierno regala US$9.10 por consumo de electricidad.

¡Sorpresa!… los precios de la leña se incrementaron también. Y no por una escasez de leña, pues hoy cortan cualquier árbol para vender leña en los pueblos, cantones y caceríos. El precio de la leña se incrementó, según la economista, al mismo rítmo del precio del gas, por más demanda de la leña para cocinar.

En las zonas urbanas, donde es difícil conseguir leña, el golpe al consumidor ha sido demoledor al bolsillo. En el campo el golpe es demoledor causando deforestación. La doctora Ángel encontró la manipulación en las boletas de la Encuesta de Hogares.

El Gobierno del FMLN no sabe ni cuántos pobres hay, ni dónde están. Y reformarán por enésima vez el subsidio del gas. Hoy dicen que en mayo repartirán “tarjetas de debito” a los más pobres, para que compren gas. Si los encuentran.

Y con las cifras de la agricultura, igual historia. Alteración de datos. Incrementos de producción de maíz, frijol, etc., sólo en estadísticas. Según sus censos hacen repartos de semillas que dejarán al productor sin semilla certificada y mejorada técnicamente, condenándolos a reducir rendimientos en las cosechas.

Según el Presidente los empleados del Hospital Zacamil son haraganes. Y según la Ministra, se quejan por politiquería, pues están abastecidos de medicinas y equipo médico adecuado. El personal del Hospital Zacamil lo que menos pide en sus protestas es que se atiendan demandas salariales. Protestan por la incapacidad institucional para atender a más de 1.8 millones de paciente, en un hospital diseñado para atender a 300 mil. Y hoy, hasta sin medicinas básicas.

Ya cayeron en la paranoia de ver a todos en su contra. ¡Ven a ARENA hasta en la sopa!

*Colaborador de El Diario de Hoy.

Tags