Secciones
×

Síguenos en

Las Fallas…

Por Por Pedro Roque*

Mar 23, 2013- 18:05

Se imagina un millón y medio de turistas en las fiestas de agosto en San Salvador. Pues son los que hubo para las Fallas entre el 15 y el 20 de marzo en Valencia, y cada año vienen más. Las “Fallas de Valencia” es la fiesta que más gente de todo el mundo atrae a España, más que los San Fermines de Pamplona o la Semana Santa en Sevilla. Las Fallas son monumentos de madera, cartón, papel y pintura, de hasta unos quince metros de alto, que representan y critican irónicamente situaciones regionales, nacionales e internacionales de la sociedad, la política y la economía. Se plantan el 15 y se queman la noche del 19 de marzo, día de San José.

Pero, además, es una fiesta gastronómica de paella, vinos, churros, buñuelos, chocolate y horchata. Y naturalmente, de pirotécnica informatizada, pues a las dos de la tarde se quema la “mascletá”, una tremenda apoteosis de silbadores, luces, humo de colores, morteros y bombas que hacen vibrar los edificios del alrededor y los tímpanos y las costillas de la gente, y por la noche, los castillos de luces con muchas figuras multicolores y luminosas. Las cincuenta calles de los cinco kilómetros cuadrados del casco viejo de la ciudad, se inundan de gente procedente de todo el mundo, pues las Fallas han sido inteligentemente transformadas de una fiesta regional valenciana a un evento de interés turístico internacional de gran envergadura económica.

La Ofrenda de las Flores a la Virgen de los Desamparados en la Plaza de la Virgen, es un desfile de cien mil falleros y falleras de todas las edades, en el que las falleras desde recién nacidas, niñas, bellas jóvenes, hermosas mujeres e incluso, abuelitas, muestran su fervor a la Virgen, entregando ramos de flores a los artistas, que con ellas van conformando el traja de la Virgen en un entramado de madera de 12 metros de alto.

Económicamente resulta que entre hospedaje, alimentación y recuerdos, cada turista gasta unos 1.500 euros y de ahí su importancia económica para las industrias alrededor de las Fallas, desde la textil, la hostelería, la restauración, los comercios del Centro y la visita a la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Las 770 Fallas que se plantan en Valencia y los pueblos del alrededor valen casi 8 millones de euros, que en dos horas se transforman en ceniza.

Los Fallas representan situaciones que antes se referían a acontecimientos regionales, pero hoy por la internacionalidad de las fiestas, también a temas internacionales. Por ejemplo, vi en una Falla la figura de la primera ministra Angela Merkel como maestra, enseñándole a Mariano Rajoy, el primer ministro español y otros políticos europeos, los 10 mandamientos económicos y, estos, como buenos alumnos, tomando notas para hacer su tarea. En otra, en la figura del arruinado Banco de Valencia decía: “La Cueva de Ali Baba”.

Pues sí, España con 42 millones de habitantes, recibe anualmente más de 60 millones de turistas, pero vienen promocionando coherentemente el turismo desde los años sesenta, independientemente del partido que gobierne.

Y terminando, pase un buen “Domingo de Ramos” y una “Semana Santa” en familia.

*Ingeniero. Columnista de El Diario de Hoy.

www.pedroroque.net

Tags