Secciones
×

Síguenos en

La historia del invitado ausente

Por Por Linda Cross*

Feb 20, 2013- 18:04

El 6 de febrero el Canciller británico William Hague, se reunió con Jan Cheek y Dick Sawle de la Asamblea Legislativa de las Islas Falklands, en la Cancillería.

Dándole seguimiento a la reunión, el Canciller dijo: “Estoy complacido de haber recibido a miembros del Gobierno de las Islas Falklands en Londres este día”.

Las Islas Falklands son un territorio británico de ultramar con su propio Gobierno y próspera democracia, con una economía creciente. A través de nueve generaciones las personas de las Falklands han trabajado sin descanso para establecer su posición en el mundo y sus voces merecen ser escuchadas.

Con esto en mente, le doy la bienvenida al próximo referéndum, en marzo. Esta será una oportunidad para que los habitantes de las Islas Falklands, expresen sus puntos de vista en una forma democrática e indiscutible, cómo es que quieren ser gobernados, sin que otras personas hablen por ellos.

Ellos tienen el total apoyo del Gobierno británico.

Claramente es una pena que el Canciller argentino, Héctor Timerman, no aceptara participar en la reunión acerca de las Islas Falklands. Como lo ha dicho el Canciller Hague, no hay manera que dicha conversación se haya podido realizar sin los miembros del Gobierno de las Islas Falklands presentes, especialmente dado el actual comportamiento del Gobierno argentino con los isleños. Es y deberá ser siempre que ellos decidan su propio futuro.

Es una lástima que el señor Timerman haya rechazado la invitación del Canciller Hague para participar de la reunión. Él ha dicho que el Reino Unido rehusa reunirse con él, pero ese no es el caso. Nosotros siempre hemos dejado claro que no podemos hablar acerca de la soberanía de las Islas Falklands sobre la cabeza de los isleños.

Es desafortunado también que el señor Timerman dijera que los habitantes de las Islas Falklands “no existen” y que ellos constituyen una población “plantada”. Mientras nuestro ministro tuiteó ese mismo día: “Es gracioso, acabo de conocer a dos de ellos”.

Rehusarse a admitir que ellos existen y que tienen el derecho a la autodeterminación, no hará que el problema desaparezca. Sin embargo deberíamos de agradecer al Sr. Timerman que, con su visita al Reino Unido, ha impulsado la posición de los habitantes de las Islas Falklands y el derecho de estos a ser escuchados tanto en el Reino Unido y Argentina como en el resto del mundo. ¡Gracias Canciller!

*Embajadora del Reino Unido en El Salvador.

Tags