Secciones
×

Síguenos en

Carta a Rodrigo Ávila: La Mano Dura no tiene futuro

.

Por Paolo Luers

Nov 22, 2017- 18:43

Estimado Rodrigo:

Cuando fuiste candidato presidencial, todavía no podía votar, porque aún no tenía este derecho. Lo hubiera hecho, no por ARENA, sino en parte porque te conocí como hombre honesto; pero principalmente porque ya sabía qué clase de presidente iba a ser Mauricio Funes.
Hubiera preferido votar por un hombre honesto, a pesar de muchas diferencias con su conservadurismo, que a un tipo corrupto, a pesar de tener con él más coincidencias con su discurso reformador.
Como amigo siento que tengo el derecho y el deber de decirte algo que te va a doler: Tenés que apartarte de tu sueño de ser el hombre que va a componer la política de Seguridad Pública. Tenés que dejar espacio para que el próximo gobierno aproveche la oportunidad histórica de dar un giro al combate a la violencia, la marginación social. Pero tiene que ser un giro para delante, no un regreso al pasado, a las políticas de Seguridad fracasadas de los gobiernos de Paco Flores y Tony Saca. Tenés futuro como diputado, porque no sos un borrego del partido, sino un hombre con independencia y principios. Pero tenés que soltar la batuta en cuanto a seguridad.
Lo peor que puede pasar al país es que las próximas contiendas electorales fueran entre dos partidos que se disputan quien será el más macho para aplicar la Mano Dura y dirigir la guerra. Si esto hubiera pasado en la campaña electoral de 1989, entre el PDC y ARENA, el país se nos hubiera ido al carajo. Pero no pasó, porque Alfredo Cristiani hizo campaña diciendo que iba a buscar la paz. Y la hizo. Este es el legado histórico de ARENA, y ustedes tienden a olvidarlo…
Vos puedes jugar un papel histórico, Rodrigo, así como lo hizo Roberto D’aubuisson, cuando tuvo el valor y la sabiduría de dejar que Cristiani hiciera lo que él no iba a poder: buscar la paz.
Te digo todo esto ahora, porque te observo haciendo propuestas como la del registro de pandilleros que tal vez son populares, pero que no resolverán nada. Es una propuesta que nos aleja de una solución dentro del Estado de Derecho.

El próximo gobierno tiene que apostar a una política audaz de inclusión social y de reinserción, aplicando los principios del Estado de Derecho. No seas obstáculo para esta oportunidad histórica.

Saludos,

Paolo Luers