Secciones
×

Síguenos en

Carta a los areneros: Aprendan de Angela Merkel

-

Por Paolo Lüers

Jul 01, 2017- 07:00

Estimados amigos:
Yo sé que los temas controversiales les causan dolor de estómago y los meten en dilemas. La mayoría de sus votantes duros está en contra del matrimonio para todos, incluyendo homosexuales, y de manera más decidida contra una flexibilización de la prohibición del aborto. Pero por otra parte, la mayoría de los votantes blandos están a favor de ambas reformas. Estoy hablando de los ciudadanos, que por una parte están hartos del FMLN, pero por otra parte no comulgan con las posiciones conservadoras que predominan en ARENA. No hay encuestas que lo comprueban, pero yo les reto a hacerlas y apuesto a que este centro político les dirá que el mayor obstáculo para votar por ARENA es su conservadurismo, por no decir sus posiciones reaccionarias en cuanto a matrimonio y aborto.
Entonces, ¿qué hacer?
Aprendan de Angela Merkel, la gobernante de Alemania. Ella sí tiene encuestas que son muy claras: 61.4 % de los alemanes están a favor de legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo y solo 26.5 % están en contra. Pero de estos 26.5 %, casi todos son voto duro del partido de Merkel. Por otra parte, todos los demás partidos le pusieron de condición para una futura coalición que se pase la ley del “matrimonio para todos”. Entonces, la canciller alemana se hizo la misma pregunta: ¿qué hacer? ¿Cómo salir de este dilema?
La solución fue muy típica para Frau Merkel: 1) luego de años de bloquear una votación sobre el asunto espinoso, dijo en una entrevista que estaba a favor de que la propuesta llegara al pleno; 2) como presidente del partido declaró que este era un “asunto de conciencia” y que cada diputado estaba libre de votar como su conciencia le dictara; 3) a la hora de la plenaria, ella razonó y votó en contra.
Claro, una mujer que a pesar de graves crisis logró mantenerse en el poder por 12 años (y va por más), sabe leer la tendencia de la historia. Ella sabía que hay una nueva mayoría, porque muchos diputados de su partido iban a votar a favor de la ley. Y cabal, la ley pasó con 393 contra 226 votos, porque 75 diputados (el 25 %) de su partido la apoyaron.
Problema resuelto. La ley pasó y Merkel al final del año podrá entrar en negociaciones para formar su gobierno de coalición. Su partido, aunque mayoritariamente en contra del “matrimonio para todos”, fue suficiente democrático para no bloquearlo. Ella mostró lealtad a la mayoría conservadora de su partido, pero al mismo tiempo apertura a la mayoría de ciudadanos…
Así se hace política. Aprendan de esto, areneros. Y no es un truco barato: declarar una ley de este tipo asunto de conciencia es lo más decente que un partido puede hacer.
Si ustedes tuvieran el valor de hacer lo mismo en el caso de la flexibilización del aborto, un grupo de diputados de ARENA votaría sí, pero sin que el partido entre en crisis.
Los ciudadanos no exigimos de ustedes que abandonen sus convicciones. Solo esperamos que sean demócratas y permitan que cada diputado vote según su conciencia. Preservarían la unidad del partido y al mismo tiempo ganarían credibilidad ante los sectores que queremos votar contra el FMLN pero no a favor de un brazo electoral de Opus Dei.
Piénsenlo. La apertura y la tolerancia no duelen.

Saludos, Paolo Lüers