Secciones
×

Síguenos en

Empresarios de Costa del Sol exigen a alcaldía incentivar el turismo

b Sector turístico, preocupado por doble impuesto, la delincuencia y el abandono de una obra de introducción de agua potable que afecta hoteles y restaurantes

Cada embarcación genera $3,000 en divisas para la municipalidad. foto eDH/ césar avilés
Cada embarcación genera $3,000 en divisas para la municipalidad. foto eDH/ césar avilés

Por Amanda Rodas negocios@eldiariodehoy.com

Ene 20, 2013- 19:00

Tres escenarios nada agradables para el tema del turismo suceden en el municipio de San Luis La Herradura, departamento de La Paz, en donde conjuran contra el sector un nuevo tributo, la delincuencia y el abandono de un proyecto de agua potable, según manifestaron empresarios hoteleros, de restaurantes, de embarcaciones, inversionistas estadounidenses y operadores turísticos que trabajan en la zona.

Uno de los principales descontentos es sobre el doble impuesto por uso de las aguas territoriales, pues los empresarios del rubro marítimo expresaron, en una reunión a la que fue invitado El Diario de Hoy, que pagan una contribución a la Autoridad Marítima Portuaria (AMP) por el uso de las aguas territoriales que ronda el 10% del costo de su embarcación (impuesto del primer vehículo), y ahora la municipalidad está empezando a exigir otro cobro bajo el mismo concepto, uso de las aguas marítimas, pero del Estero de Jaltepeque, en donde cobra $25.00 al mes por los veleros y $50.00 por los yates.

Marco Zablah, presidente de Hotel Bahía del Sol, enfatizó que no se trata de que estén en contra de pagar impuestos, sino de pagar dos veces por el mismo concepto: El uso de las aguas.

“Consideramos que es inconstitucional, porque están cobrando dos impuestos de una misma cosa, además ellos (la municipalidad) la ha manejado como una tasa municipal y cuando es así es porque están prestando un servicio, y nosotros desconocemos el servicio por las aguas”, explicó el vocero.

Igual opina Isabel Salazar, gerente general de Fishing Long (empresa del rubro de embarcaciones), al dejar claro que no están en contra de los impuestos, sino de que se cobre dos veces. “Si nos colocan ese pago queremos ver resultados. Es decir, qué nos dará a cambio la alcaldía por lo que yo cancelo. Aquí, si no nos rescatamos entre nosotros, disminuirá el empleo, las divisas y el flujo de embarcaciones, ya que no hay una autoridad que vele por nosotros”, apuntó en tono molesto.

Zablah recordó que al gremio turístico de esta región le ha costado más de 15 años desarrollar la actividad de atracción de embarcaciones, en la que han logrado hasta 300 embarcaciones al año y un movimiento del 80% con los veleros. “Este turismo deja en promedio de divisas $3,000 por embarcación y $900 mil al año, más la generación de empleo”, detalló.

El segundo panorama negativo, que los empresarios de la zona calificaron como preocupante, es la inseguridad. De acuerdo con lo expresado por el gremio turístico, la delincuencia ha venido creciendo en el municipio.

Solo en diciembre, por ejemplo, se registraron varios casos delictivos, entre ellos la violación de una madre y sus cuatro hijas, el saqueo de 30 casas y la captura de dos individuos robando un velero.

“Los agarraron in fraganti dentro de la embarcación, luego llegó la policía y los ladrones declararon quién los había mandado y cuánto les estaban pagando, pero no sirvió de nada, pues salieron libres a los días”, contó Zablah.

Y agregó, “qué hubiera pasado si en la embarcación hubiera estado un turista y, lo peor, si hubiera fallecido. Vamos esperar que salga una noticia de que murió un norteamericano para cerrar las pocas puertas que tenemos en el país, qué se tiene que esperar para actuar”.

El tercer problema que detallaron es el abandono del proyecto de agua potable en la Costa del Sol. Según el presidente del Hotel Bahía del Sol, la obra tomó siete años para conseguir inversionistas de afuera, para que pudieran aportar $2 millones para llevar a cabo el proyecto.

“La gestión municipal anterior dejó la obra con todos los permisos, y la dejó comenzada, pues trajeron la tubería, la maquinaria y los arquitectos, pero la obra fue paralizada porque el concejo municipal no estaba de acuerdo con las autorizaciones. Si analizamos muy bien las cosas, se hubiera continuado con el proyecto y solventado la situación en el camino. Lo que vemos es que están tomando las cosas como si fuera el almacén de ellos y no lo están manejando correctamente”, manifestó.

Luego de expuestas las tres situaciones, los empresarios solicitan a la alcaldía que trabaje para empujar el turismo, es decir que otorgue incentivos para desarrollar un lugar, un atractivo para los visitantes, y que no ignore los problemas existentes, ya que, de seguir con esa negligencia, la zona pudiera convertirse en un “desierto para el turismo”.

Prohíben hablar al edil

Se intentó conocer la posición del alcalde de San Luis La Herradura, Andrés Sandoval, pero su asistente sólo permitió hablar por teléfono celular con el alcalde por un minuto y luego cortó la llamada.

La asistente solo alcanzó a decir: “según la ordenanza, el impuesto se le está aplicando a los hoteleros, y la cosa es que a la municipalidad no le está llegando ese dinero, pero podríamos hablar la otra semana para darle la información correcta”.

Articulos Relacionados

  • 10000
    El abogado del gremio de empresarios turísticos de la Costa del Sol confirmó que el nuevo tributo, disfrazado de tasa municipal que aplica la alcaldía de La Herradura, riñe con la Constitución.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios