Secciones
×

Síguenos en

MCC: “El país sigue en evaluación aun si ha pasado los indicadores”

El Salvador tiene probabilidades de ganar otro Fomilenio, pero EE.UU. tiene última palabra El Gobierno pretende desarrollar la zona costera, cuyo potencial no se ha aprovechado. foto edh/archivo

MCC: "El país sigue en evaluación aun si ha pasado los indicadores"
MCC: "El país sigue en evaluación aun si ha pasado los indicadores"

Por Karen Molina nacional@eldiariodehoy.com

Ene 27, 2013- 21:00

Aunque El Salvador pasó la mayoría de los indicadores que necesita para ganar un nuevo compacto de la Corporación del Reto del Milenio (MCC), aún no puede estar seguro de que lo tiene.

El director en funciones de la MCC en el país, James Gerard, aseguró, a través de una entrevista telefónica desde Washington que la Junta Directiva en Estados Unidos sigue evaluando al país y que “hasta que no haya un documento firmado”, el compacto no es un hecho.

Temas como la relación del Gobierno con la empresa privada, así como el cumplimiento del Estado de Derecho, la gobernabilidad y el combate de la corrupción siguen siendo monitoreados con la ayuda de los indicadores del Banco Mundial y otros organismos que siguen de cerca el desarrollo económico, social y político del país.

Y “si hay nuevas noticias o si surge algo relevante que podría afectar estos indicadores, esto podría tomarse en cuenta”, aseguró Gerard.

Incluso el reciente conflicto legal suscitado entre la empresa italiana de energía eléctrica Enel con la salvadoreña Cel-Ine podría incidir como parámetro del respeto a la seguridad jurídica que exige la MCC, según opinó el director ejecutivo de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), Arnoldo Jiménez.

Gerard explicó que haber ejecutado un primer Fomilenio para desarrollar la Zona Norte es una de las grandes ventajas para el país, pero no es una garantía con la que se pueda asegurar un segundo paquete.

La elección del nuevo ganador del compacto no ha sido fácil. La MCC ha postergado esta decisión en varias ocasiones. El año pasado sus representantes en el país aseguraron que el ganador sería elegido en diciembre.

Luego, la decisión se postergó hasta los primeros tres meses de 2013 y, esta vez, Gerard asegura que será aproximadamente en junio cuando se conozca qué país será, finalmente, el que gane el compacto. A eso hay que sumarle las suspicacias que generó en la Embajada de EE.UU. en San Salvador la crisis institucional entre la Corte Suprema de Justicia y la Asamblea Legislativa.

La embajadora Mari Carmen Aponte pidió en varias ocasiones al Gobierno que resolviera la crisis institucional apegándose a la Constitución de la República.

El conflicto llegó a posponer la clausura del primer Fomilenio, que inicialmente estaba programado para agosto, pero que se hizo en septiembre.

Para Jiménez, el conflicto legal entre Enel y Cel-Ine puede incidir en la decisión que tomen los estadounidenses.

“No querer cumplir el fallo es un capricho y eso envía un mal mensaje, sobre todo con este programa, que está basado en asocios público privados”, indicó el empresario.

Altas esperanzas

Por su parte, el Gobierno es optimista. De hecho, ya está preparando un anteproyecto de ley con el que darían vida a un nuevo equipo de Fomilenio II y ya terminó el proyecto en el que se definen las líneas generales en las que piensa invertir el dinero si llegase a ganar el nuevo compacto.

El secretario técnico de la presidencia, Alexander Segovia, informó que esta semana viajará a Washington para afinar una reunión clave que tendrá lugar el 6 de febrero. Hoy se reunirá el comité de inversores que evaluaría y aprobaría las líneas generales del proyecto que planea realizar el Gobierno salvadoreño en la zona costera.

La propuesta contempla tres grandes componentes que abarcan inversión en capital humano, infraestructura logística y clima de negocios, dentro de los que se desarrollan proyectos específicos.

“Estamos optimistas y esperamos que nos aprueben el concepto global; seguramente habrá observaciones sobre los componentes, pero hasta ese día vamos a conocer el resultado de la reunión del Comité, luego continuaremos trabajando para conciliar la visión de la MCC con la visión del gobierno”, puntualizó Segovia.

El Gobierno está confiado en que ha cumplido con todos los requisitos exigidos por la MCC para agenciarse este proyecto. “Este es un proceso y tenemos la satisfacción que, como gobierno y como país, cada paso del calendario lo hemos ido cumpliendo con los tiempos que se habían establecido, porque estamos interesados en que haya una aprobación de una segunda donación”, comunicó Segovia.

Sin embargo, Jiménez aseguró que no solo basta con que el país cumpla con todos los requisitos, sino también que generen confianza a largo plazo, pues de eso dependerá el éxito tanto de Fomilenio I como Fomilenio II si se llegase a ganar.

“Esto tiene un efecto multiplicador. Estados Unidos da el dinero, pero ellos (el Gobierno) tienen que generar la confianza para que la inversión siga con el tiempo.

Articulos Relacionados

  • 10000
    Los contratos entre empresas privadas y el Gobierno serán clave para el éxito de un segundo Fomilenio, planeado para realizarse en la zona costera del país. Y como punto importante, es necesario que el Gobierno comience a dar señales reales de que mantendrá una buena relación con ellos de aquí…

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios