×

Síguenos en

Entrevista

Miguel Ángel Simán: “Fusades es un patrimonio intelectual para los salvadoreños”

El instituto fue catalogado como el mejor tanque de pensamiento de Centroamérica.

Miguel Ángel Simán, Presidente de FUSADES. / Foto Por Menly Cortez

Por Karen Molina

Feb 04, 2018- 20:09

El presidente de Fusades, Miguel Ángel Simán, asegura que las condiciones en las que ha trabajado Fusades en los últimos años no han sido las mejores, pero pese a eso, el tanque de pensamiento que dirige, sigue proponiendo alternativas para que el país mejore. Por eso y otros puntos, Fusades ha sido reconocido como el mejor tanque de pensamiento de Centraomérica y uno de los mejores de América Latina.

¿Cuán valioso es para el país que Fusades sea reconocido como uno de los mejores en la región?

Fusades es un patrimonio intelectual de los salvadoreños, que por 35 años hemos venido construyendo con una gran capacidad de pensamiento y análisis. En ese sentido, todos los salvadoreños debemos sentirnos orgullosos y esperanzados que Fusades está demostrando, a través de este reconocimiento, que sí somos capaces de entender nuestros problemas y diseñar soluciones a estos problemas. Tenemos grandes retos pero tenemos grandes capacidades para enfrentarlos.

¿Qué es lo que distingue a Fusades de otros centros de pensamiento y por lo cual obtiene hoy esta posición?

Este ranking toma en cuenta muchos aspectos. Toma en cuenta, por ejemplo, la cantidad de temas que un centro de pensamiento aborda, sus recomendaciones y la calidad de estas recomendaciones. También toma en cuenta la capacidad de impacto, de incidencia en relación a todos los actores nacionales y mide la credibilidad que tiene en su entorno. Todos estos aspectos son un reconocimiento justo en un momento tan difícil como en el que opera Fusades.

Fusades está inmerso en una realidad compleja y muchas veces ha sido en un ámbito hostil para todo el trabajo que hacemos. A veces nuestras recomendaciones no han sido de agrado para algunos sectores políticos porque pueden ser un desafío, sin embargo nosotros tenemos que señalar aquellas cosas que se tienen que mejorar.

En ese sentido, hemos presentado, con respeto, nuestros análisis, nuestras propuestas, pese a que eso ha conllevado señalamientos injustos. Operamos en un ambiente hostil, lleno de desafíos y para Fusades, que sea reconocida como uno de los primeros y más influyentes centros de pensamiento, ciertamente nos enorgullece.

No somos un centro de pensamiento muy grande y con suficientes recursos y sin embargo logramos atender una gran gama de temas que son un gran desafío para el país.

¿Hay otros campos de análisis en los que quieren trabajar?

Ahora tenemos dos líneas de trabajo: a la primera, que le denominamos “centro de pensamiento” y alrededor de esta línea están los departamento de estudios económicos, legales, políticos, sociales y el centro de investigación y estadísticas. Estos departamentos se coordinan para abordar una gama de temas que muchas veces no son sectoriales.

Por otro lado, la segunda línea de trabajo de Fusades es lo que llamamos el centro de acción, que integra tres departamentos que buscan poner en acción una serie de programas y proyectos que al operativizarlos tienen un impacto importante en el desarrollo del país: Fortas, Proinnova y el Laboratorio de Calidad Integral.

Con ambos estamos analizando las principales necesidades de los salvadoreños.

¿Cuál cree que es el reto que tendrá Fusades de aquí en adelante?

Yo creo que son dos grandes retos: el primero es cómo mantenemos nuestra credibilidad haciendo un trabajo objetivo y presentando propuestas con la profundidad y calidad que el país necesita. Esa credibilidad nace de la misma objetividad y de la búsqueda de la verdad y eso sería el segundo gran reto: con un país con grandes desafíos, donde la información es limitada, buscar la verdad significa hacer los análisis con la mayor seriedad y profundidad posible para encontrar verdaderas soluciones a los desafíos que tiene el país.

No podemos quedarnos callados. Tenemos que señalar lo que hay que hay que trabajar y atender, poniendo en el centro de todo a los salvadoreños.

Esto nos compromete especialmente con nuestros amigos cooperantes quienes a lo largo de estos años nos han acompañado y apoyado.

Fusades ha estado en los momentos difíciles y también en los momentos de bonanza, con el afán de promover el desarrollo económico y social para todos los salvadoreños y para el país.

Abrir Comentarios

Abrir Comentarios