Secciones
×

Síguenos en

Cafetaleros exigen regulación en importaciones de café

En la cosecha 2016/2017 las importaciones alcanzaron el 24 % de la producción nacional, una cifra muy elevada que afecta directamente al caficultor salvadoreño.

La producción de café de la cosecha 2016(2017 aumentó en unos 50 mil quintales.

Por Jessica Guzmán

Dic 01, 2017- 17:39

La producción de café llegó a los 885,010 quintales en la cosecha 2016/2017, lo que indica un incremento de 6.41 % comparado con la cosecha 2015/2016. Sin embargo el sector asegura verse afectado por las importaciones de café, que consideran muy elevada, según indicó ayer la Asociación Cafetalera Salvadoreña (Acafesal).

Según datos de la Asociación, este año la importación de café representa el 24% de la producción nacional y, si bien es cierto ha disminuido respecto a la cosecha anterior, que representó el 29 %, este porcentaje sigue siendo un número muy alto para los caficultores, quienes esperarían que El Salvador consuma más su café.

En ese sentido, Omar Flores, presidente de Acafesal, informó que han presentado una propuesta al Ministerio de Agricultura solicitando medidas regulatorias para las importaciones, con el afán de proteger al caficultor salvadoreño.

“Lo que buscamos es que El Salvador tenga medidas regulatorias de importaciones que protejan al caficultor, al sector cafetalero, porque la cifra de café importado es muy elevada”, manifestó Flores.

En cuanto a las exportaciones, en esta última cosecha se registran a la fecha 668,992 quintales exportados, el 80 % de la producción total, aunque aún falta una parte que exportar.

El Salvador por su parte ha consumido 166,018 quintales de su café y algo que destaca Flores es que éste es de mejor calidad que mucho del café que se importa de otros países.

Altos costos

Otro tema que preocupa a los cafetaleros es el alto costo que significa el canon de transformación el cual ronda los $60 por quintal procesado, por lo que también presentaron hace un par de semanas otra propuesta al Ministerio de Agricultura para que, de alguna forma, logre regularse este costo.

“Los caficultores que procesamos nuestro café en pequeños beneficios, tenemos el pleno conocimiento de que el costo de procesar el café uva y luego a oro es sumamente menor al valor que el que cobran las empresas beneficiadoras, exportadoras y algunas cooperativas a los caficultores”, enfatizó Flores.

El proceso consiste en las fases de despulpado, fermentado, oreado y secado, hasta obtener el café pergamino con 11 % a 12 % de humedad luego de almacenar. El beneficiado seco que es la segunda parte del proceso de transformación del café consiste en convertirlo de pergamino a oro o verde, la preparación de mezclas que reúnan las características que exigen los clientes de los diversos mercados nacionales e internacionales.

El presidente de Acafesal dijo que urge que se establezca esta regulación, ya que “si ellos quieren mañana cobran $100 por quintal y no pasa nada y para ellos es igual un caficultor que llegue a procesar unos cinco quintales o el que llega con 50 quintales, claro es más ganancia, pero el caficultor siente el impacto en lo que paga”.

En cuanto a la proyección de la cosecha 2017/2018 los cafetaleros estiman que la producción puede llegar al millón de quintales, o incluso sobrepasarlo.

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios