Secciones
×

Síguenos en

Líderes deben centrarse en el factor humano de la innovación

Escuela de Comunicación Mónica Herrera desarrolló el primer Encuentro Transforma.

Eduardo Braun, experto argentino en liderazgo y autor del libro “Las personas primero”, destacó que los líderes usan la cultura y emoción para multiplicar resultados. Fotos EDH/lissette monterrosa

Por Vanessa Linares

Nov 23, 2017- 18:59

Un líder cambia, impacta, motiva y, sobre todo, genera la transformación de su cultura organizacional a una más humana que propicia la innovación, solo a través del liderazgo inspirador, la gestión de las emociones positivas y el buen manejo del potencial creativo de las personas que le rodean.

Ese fue el mensaje principal que los expositores, tanto nacionales como internacionales, dejaron en el primer Encuentro Transforma organizado por la Escuela de Comunicación Mónica Herrera que se denominó “El factor humano de la innovación”.

Eduardo Braun, autor argentino y conferencista principal del evento, destacó que los líderes actuales deben convertirse en gerentes generales de emociones (CEO, de Chief Emotions Officers) y buscar construir organizaciones tan humanas como la gente que trabaja en ellas.

Para eso, recomendó a los líderes replantearse qué tan primero ponen a las personas a través de un proceso reflexivo en el que se pregunten ¿Cuál es el sueño de tu organización? ¿Te ocupas genuinamente de tu gente? ¿Estás conectado con tu equipo y lo empoderas? ¿Estás orgulloso, comprometido y feliz con lo que estás haciendo?

 

“Los líderes crean una cultura que multiplica resultados (…) no hay qué elegir, las organizaciones más humanas son más rentables”, dijo Braun.

Según el representante, el liderazgo comienza con actitud, foco y convicción; no se puede disimular y es un camino personal. Recordó además que la innovación corporativa debe verse como una cultura necesaria de adopción y no como un proceso, porque está comprobado que una organización “centrada en las personas atrae al mejor talento”.

Para la española Miriam Subirana, formadora, artista y coach, la imagen, palabra y presencia del líder impacta, transforma y permite inspirar el sistema de una organización. De ahí que considera que si el liderazgo tiene los mismos principios que la construcción social, su adopción es sumamente intuitiva e implica una actitud de escucha y diálogo como medios para despertar el potencial de la compañía y hacer emerger la sabiduría colectiva.

“La imagen, la palabra y la presencia del líder tienen un efecto importante en las organizaciones. Es lógico pensarnos hasta qué punto nuestra presencia como líderes es transformadora y permite inspirar a otros”, señaló la también fundadora y directora del Instituto Diálogos e Indagación Apreciativa (IDeIA) durante su exposición.

La directora de Formación Continua y docente de la Escuela de Comunicación Mónica Herrera, Carla Orellana, insistió en que aunque en El Salvador ya hay empresas que están “conectadas”, la oportunidad de mejora se encuentra en descubrir y potenciar el factor humano de la innovación.

(De izquierda a derecha) Los ponentes Stefani Chambers, Carla Orellana, Eduardo Braun, Rodrigo Massi y Ana Urquilla.

 

“A veces nos hace falta conectar con estas aptitudes o resistencias que son natas en nosotros, pero que en nuestro ambiente laboral o corporativo olvidamos. Lo que queremos es rescatar (con este encuentro) es cómo desaprender un poco es la base de la innovación”, apuntó Orellana.

Secundó la idea, Ana Urquilla, directora académica de la Certificación en Diseño Estratégico y directora de Syncros, el Laboratorio de Diseño Estratégico de la entidad educativa. “Queremos hacerle ver a la gente que no es tan complicado. Esto es sumamente intuitivo: si logramos escuchar, volvemos a conectar a la gente en cómo se opera”, dijo la educadora.

La Mónica Herrera detalló que el objetivo del primer Encuentro Transforma era precisamente convertirse en un espacio de convergencia y divergencia de ideas. La iniciativa partió “de una premisa esencial: la ruta para transformar el entorno hacia un mejor futuro inicia desaprendiendo aquello que nos ancla en el pasado”.

Stefani Chambers, directora de Brand Planning de la agencia Ogilvy El Salvador, consideró que para empezar a crear una cultura de marca e impacto social es primordial tener claro el propósito.

“Son cosas bien básicas, sabemos que es la gente la que transforma y que es capaz de cambiar a las compañías, pero simplemente lo dejamos pasar (…) todo mundo quiere innovar, hacer cosas nuevas pero no sabemos cómo. El poder del propósito es saber para qué existimos, qué necesitamos para tener pasión”.

Rodrigo Massi, estratega de Syncros, recordó que para ello también es válido desmitificar el término de empatía, ya que sigue siendo un desafío encontrar e implementar las herramientas que se centren en las personas.

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios