Secciones
×

Síguenos en

Calleja: proyectos sostenibles, una palabra clave del desarrollo en Centroamérica

El vicepresidente de Grupo Calleja participó en la 28° reunión de Embajadores y Cónsules de México 2017.

Carlos Calleja

El joven empresario lidera la cadena de supermercados más grande de El Salvador.

/ Foto Por Cortesía

Por Francisco Nieto/ Periodista de sitio web LaSillaRota

Ene 10, 2017- 21:00

México y Centroamérica, especialmente El Salvador, deben aprovechar la coyuntura internacional para ir construyendo proyectos sostenibles que hagan crecer a esta región de Latinoamérica, dijo el empresario, Carlos Calleja.

En el marco de su participación en la vigésima octava reunión de Embajadores y Cónsules de México 2017, en la que participan especialistas en materia diplomática, secretarios de Estado, académicos, así como empresarios nacionales e internacionales, Calleja explicó que al igual que México su país está pasando por tiempo complicados y retadores, pues sigue sin crecer la economía y la inseguridad sigue siendo uno de los grandes problemas, por lo que es urgente ir “sembrando semillas de cooperación”.

En entrevista con La Silla Rota, el empresario salvadoreño, vicepresidente del Grupo Calleja, quienes son dueños de Súper Selectos, la cadena líder de supermercados en ese país, consideró que el panorama que viene a compartir con el cuerpo diplomático mexicano es el de ir creando sinergías no sólo entre Estados, sino entre empresarios y sociedad civil, para que juntos desarrollen proyectos sólidos que permitan el desarrollo de la región. “Definitivamente se necesita una solución integral, la participación de todos los sectores: el privado y el público. Países como El Salvador, naciones en desarrollo, no tienen los recursos necesarios para que un gobierno, por sí solo, saque adelante a un país, es decir, necesita de una articulación de fuerzas y eso conlleva la participación de la sociedad civil y del sector privado”, expuso.

Incluso, reiteró que los acuerdos que se deben concretar entre esta región deben de ser de tal trascendencia como lo fue hace 25 años la firma de la paz luego del conflicto armado en El Salvador, la cual firmada en el Castillo de Chapultepec, en la Ciudad de México. 

“Ese fue un acuerdo de nación ejemplar que solucionó un problema inmediatamente ¿qué ha pasado de ese momento acá? Pues que hay una nueva historia… hoy nuestros países están necesitados de un acuerdo igual de trascendente”, dijo. 

¿Qué tipo de proyectos?

Carlos Calleja, quien también es el presidente de la Fundación Calleja, agregó que los proyectos que se requieren en la región deben basarse, principalmente, en el capital humano de trabajadores y productores en esos países, mismos que desencadenen el desarrollo de los pueblos donde viven y laboran.

Históricamente, agregó Calleja, los proyectos de ayuda han dejado mucho que desear, en el sentido de que muchas veces no son sostenibles, por lo que llega el dinero, la ayuda, y mientras se aplica dicho proyecto se ven los frutos inmediatos, pero cuando se va el apoyo a dichos proyectos, si no están en base sólida, se cae.

“Son proyectos fósiles que han quedado abandonados en el tiempo, por lo que vengo a compartir mi visión de que cuando hablamos de proyectos, éstos deben ser sostenibles, que tengan la capacidad de existir más allá del periodo de implementación y de ayuda”, insistió.

Recordó que en El Salvador ha venido creciendo el proyecto “Cultivando Oportunidades”, desarrollado por su grupo empresarial y las fundaciones del ex presidente de EE.UU., Bill Clinton y el del empresario mexicano, Carlos Slim.

Explicó que este proyecto está basado en una necesidad de mercado, pues se identificó que los productos agrícolas que se vendían en Súper Selectos eran importados y había la percepción que los productores salvadoreños se sentían abandonados. Bajo esa lógica, se construyó una relación directa con dichos productores y de esas forma beneficiarlos al comprarles sus productos a precios justos y con una demanda constante.

Desde la visión del empresario, este proyecto fue de ganar-ganar, pues se benefició a los productores y los consumidores tenían en sus mesas productos frescos, de calidad y nacionales. La cadena también ganó pues tuvo un valor agregado diferenciado. “Se necesitan proyectos que lleven un motor sostenible, que conlleve a un encadenamiento productivo. De nuestro lado, crecimos de un 5 % de productos nacionales a más de un 50 % en esa categorías de productos”, reiteró.

Relación Trump

Calleja reconoció que pese a que existe la incógnita de cómo será la relación de la administración de Donald Trump con Centroamérica, se debe esperar a ver cómo se va desarrollando el gobierno norteamericano, pues en estos momentos persisten las especulaciones que no ayudan a ningún país.

Confió en que continúe la cooperación del Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo del Norte, el cual ha sido decisivo para fortalecer la seguridad y el desarrollo de la región.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios