Secciones
×

Síguenos en

Fundación Poma recibe premio “Benefactor” de ASI por apoyar desarrollo

El premio “Empresario Benefactor”, entregado por la Asociación Salvadoreña de Industriales, reconoce las acciones que la Fundación Poma y su presidente, Ricardo Poma han realizado para generar mayor bienestar al país.

Ricardo Poma

Ricardo Poma, presidente de Grupo Poma, expresó que debe crearse un mayor clima de confianza para hacer crecer la inversión privada en el país.

/ Foto Por Mauricio Alexander Caceres Garci

Por Pedro Carlos Mancía

Jun 02, 2016- 21:00

Fundación Poma ha demostrado en su trayectoria de más de 30 años su apoyo al desarrollo social de El Salvador. Han sido estas  acciones  a través de los años las que le han llevado a recibir el reconocimiento del premio “Empresario Benefactor”, un galardón que será entregado por la Asociación Salvadoreña de Industriales el próximo 9 de junio durante los Premios ASI 2016.

La gremial industrial describe esta presea como un reconocimiento que “muestra el rostro humano y la sensibilidad de aquellos héroes anónimos, empresarios o ciudadanos ejemplares que dedican su tiempo, esfuerzo y entrega personal para brindar mejores oportunidades y una mejor calidad de vida para los más necesitados”.

La Fundación se enfoca en diversos ejes entre los cuales destacan las áreas de salud,  educación y cultura, entre otros. Todos están creados bajo la misión de “ayudar a generar mayor bienestar a los salvadoreños y crear oportunidades de superación personal”, según dijo Ricardo Poma, presidente de la Fundación Poma.

De acuerdo con el empresario, la Fundación recibe el apoyo de su familia y las empresas de Grupo Poma. “Nosotros le donamos un porcentaje de las utilidades de todas las empresas, precisamente para que tenga los fondos para crear un patrimonio que le permita hacer todas las obras que desarrolla”, agregó.

Los tres rubros de atención se ven representados en igual número de instituciones que han provocado un gran impacto positivo al país: la Fundación Salvadoreña para la Salud y el Desarrollo Humano (Fusal), la Escuela Superior de Economía y Negocios (ESEN) y el Teatro Luis Poma.  

En cuanto al pilar de la salud, la Fundación Poma cree que “incide de forma directa en el bienestar físico y emocional de las personas, y en el mejoramiento de su calidad de vida”.

Por eso es que la Fundación considera que la inversión en esa área es “fundamental para superar la pobreza y lograr el progreso social de El Salvador”, recalcó.

Fusal fue una de las primeras instituciones creadas, la cual ha tenido, y tiene, según Poma, un impacto en “más de la mitad de departamentos del país”, particularmente con su programa estrella “Libras de Amor.”

Este programa ha tenido diversos logros, pero entre los principales está su combate contra la desnutrición, buscando mejorar el bienestar de las familias a las beneficiadas.

Fusal posee diferentes programas, cada uno enfocado en la búsqueda de mejorar la calidad de vida de las familias en el país. El principal es “Libras de Amor” que, de acuerdo con la Fundación, se ejecuta a través de tres componentes: desarrollo temprano de la infancia, seguridad alimentaria,  generación de ingresos, y sostenibilidad social.  

Solo por medio de este programa se ha beneficiado a 160 mil familias en más de 21 municipios de El Salvador.

En su trayectoria, se informó,  Fusal ha recibido 650 millones de dólares en donativos, en materia de medicinas, equipo médico y otros insumos, los cuales Fundación Poma ha “entregado responsablemente”. Ricardo Poma hizo hincapié en este punto, puesto que para la Fundación es importante que todas las acciones que realiza a través de cualquiera de sus instituciones sean hechas de manera transparente y auditable.

Para el rubro de la educación, Fundación Poma, en los últimos diez años, ha beneficiado a 1,320 jóvenes en los distintos fondos de becas. En la mayoría de casos se ha brindado cobertura completa a su educación técnica y universitaria, con una inversión total de 4.7 millones de dólares.

Es así que la Fundación indica que “cree firmemente en que esta contribuye al desarrollo individual del ser humano y a la prosperidad de los países, por lo que constituye un factor clave para generar oportunidades y alcanzar el bienestar general”.

De igual manera, son fundadores de la ESEN bajo la misión de “preparar integralmente a los futuros líderes de El Salvador y Centroamérica”. Esta institución académica, creada en 1994, ofrece tres carreras: economía y negocios, ciencias jurídicas e ingeniería de negocios.

Desde el 2008, la ESEN  ha otorgado becas completas de estudios superiores a los alumnos con el mayor promedio de su año en esta institución.

La finalidad de las becas es fomentar la excelencia académica y brindar oportunidades a los alumnos sobresalientes.

Asimismo, se han brindado becas para hijos de colaboradores de Grupo Poma, también para exalumnos del programa ¡Supérate! de Fundación Poma, y a los ganadores de certámenes de matemáticas y lenguaje, literatura y ortografía.

Según cifras de la Fundación, 80% de las becas son de carácter técnico y el 20% son universitarias. Por otra parte, el 72% de los graduados trabaja en su área de formación. Otro punto importante es que el 51% de los graduados de las carreras técnicas han continuado con otros estudios superiores, y 75% de estos lo ha hecho en una carrera universitaria.

Finalmente, el pilar de la cultura es otro de los puntos importantes con los cuales opera la fundación. “La cultura es un factor importante del progreso social, ya que genera cohesión, inclusión y armonía”, expresó Poma.

La  Fundación ha desarrollado el rubro de la cultura por medio de Teatro Luis Poma, en el cual se han exhibido 1,494 funciones que incluyen  210 grupos teatrales. También se encuentra  el Premio Ovación, que reconoce a los grupos y obras que se han presentado en dicho teatro.   

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios