Secciones
×

Síguenos en

Fonavipo incumplió las metas de Casa para Todos

Las metas de Casa para Todos pasaron de 25 mil a cinco mil viviendas, pero solo construyeron 2,579

El proyecto de condominios Procavia, en Santa Ana, es uno de los que no ha logrado éxito en las ventas. foto edh / archivo
El proyecto de condominios Procavia, en Santa Ana, es uno de los que no ha logrado éxito en las ventas. foto edh / archivo

Por

Ago 08, 2013- 20:00

En 2009, cuando fue lanzado el programa Casa para Todos, el gobierno salvadoreño aseguró que este comprendía la construcción de 25 mil viviendas, con el apoyo del sector privado.

Un año más tarde, el presidente Mauricio Funes argumentó que la crisis y la falta de financiamiento impidieron la presencia protagónica del sector privado que esperaban en un principio.

Fue así como en septiembre de 2010, el mandatario no tuvo más opción que rebajar la meta del programa a 4,942 viviendas, para cuya construcción Fonavipo invertiría más de $76 millones de dólares “con fondos propios”.

Sin embargo, en noviembre de ese mismo año el gobierno contrató un préstamo con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). Según el convenio firmado, la línea de crédito era de hasta $70 millones.

“Los fondos serán utilizados por Fonavipo exclusivamente en proyectos de vivienda de interés social, lo que contribuirá a disminuir el enorme déficit habitacional actual”, dijo en esa ocasión el gobernante.

Al final, el BCIE solo otorgó $50 millones que se destinaron para la construcción de los proyectos Nuevo Belén, en San Miguel; Procavia y Santa Lucía, en Santa Ana, y Los Almendros, en San Martín, San Salvador.

¿Pero cuántas casas se construyeron en total bajo este programa? Según Tomás Chévez, presidente de Fonavipo y viceministro de Vivienda y Desarrollo Urbano, la intención era que Fonavipo construyera cinco mil viviendas y que el sector privado un poco más de 17 mil. “Lógicamente, por ambas partes las metas no se lograron”, expresó.

En el caso del gobierno, añadió, que se hicieron esfuerzos para que el sector privado pudiera construir estas viviendas, como la creación del Fondo de Garantía Inmobiliario, que era el respaldo para que los constructores desarrollaran los proyectos habitacionales, bajo la dirección de Fonavipo. Pero cuando se observó que la banca comercial no estaba dispuesta a apoyar el desarrollo de proyectos de vivienda de interés social decidieron que los construyera solo Fonavipo.

Añadió que los recursos contratados con el BCIE para desarrollar el proyecto Casa para Todos (los $50 millones) no fueron suficientes para construir las cinco mil viviendas, “aunque se tenían ya los terrenos, pero para construirlas se necesitaba un poco más de recursos”.

Los fondos del BCIE solamente alcanzaron para construir 2,579 casas viviendas, correspondientes a los proyectos antes mencionados.

Sin embargo, cuando la construcción de los proyectos concluyó, Fonavipo sólo logró vender unas 500 viviendas de Nuevo Belén en San Miguel.

El resto no se vendió, según Chévez, por las dificultades de acceso a financiamiento de las familias salvadoreñas, y además, porque el crédito no se estructuró de acuerdo con el tiempo de producción de viviendas y los respectivos imprevistos.

“No es cierto que en cuatro años no las hayamos podido vender porque no estaban construidas”, aclaró.

Argumentó que hubo otros factores como que los proyectos no podían salir a la venta si no estaban “recepcionados” por las respectivas alcaldías, y además, que hasta la semana pasada recibieron por parte del Fondo Social para la Vivienda (FSV) la factibilidad financiera y “sin eso las casas tampoco podían salir a la venta”.

No obstante, la falta de ingresos provocó que Fonavipo tampoco lograra cumplir con el pago de una cuota por $10.4 millones del préstamo contratado con el BCIE. Eso a su vez motivó a que en mayo pasado, la agencia calificadora de riesgo Fitch Ratings decidiera bajar la nota de calificación de “A” a “D”.

Los aprietos que enfrentó la institución la llevaron a colocar certificados de inversión por $40 millones en la Bolsa de Valores de El Salvador (BVES) el pasado 1 de agosto.

Con esos fondos, Fonavipo logró saldar los $31.1 millones que aún le adeudaba al BCIE (antes había efectuado abonos).

Ahora la meta de Fonavipo es la colocación de las viviendas, para lo cual ha lanzado un plan “agresivo” de ventas de los proyectos habitacionales, cuya oferta totaliza 2,050 unidades entre casas y apartamentos.

El plan comercial está en ejecución, y según Chévez, con resultados exitosos, pues a la fecha hay viviendas reservadas y escrituradas.

“La demanda de vivienda de interés social es grande, por lo cual creemos que la colocación será fácil. La meta es colocar 70 por ciento de la oferta en los próximos dos años, y si podemos colocar el ciento por ciento, mejor”, afirmó.

La expectativa de Fonavipo es positiva, pues de la venta de las casas deberá salir el dinero para cancelar a los inversionistas que compraron los títulos valores. —EDH

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios