Secciones
×

Síguenos en

La FED no calma la sed de los mercados

Los comentarios del presidente de la FED, Ben Bernanke del mes pasado enviaron a los mercados a una caída libre.

Ben Bernanke, presidente de la FED. foto edh/archivo
Ben Bernanke, presidente de la FED. foto edh/archivo

Por

Jul 11, 2013- 20:00

LONDRES. El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, sabe ahora por qué las aguas desconocidas en las cartas de navegación de los viejos marineros solían ser marcadas con la nota “Aquí hay Dragones”.

La revelación el 19 de junio del banco central estadounidense con el esbozo de un mapa de ruta para retirar por fases su programa sin precedentes de compras de bonos para mediados del 2014 desató una fiera reacción de los mercados globales.

Los inversionistas de inmediato especularon que el periodo de tasas de interés de la Fed en casi cero por ciento llegaría a su fin más pronto de lo pensado.

Claramente sorprendido, Bernanke y sus colegas de política monetaria han estado desde entonces tratando de aplacar los monstruos que despertaron. Eso genera la cuestión sobre qué pudieron haber hecho de una manera diferente para transmitir el mensaje de que un fin gradual de las compras de activos no contemplaba una pronta alza en los costos de endeudamiento.

Julian Jessop, jefe economista global de Capital Economics, una consultoría de Londres, se cuadró firmemente con Bernanke y le dio nueve de 10 puntos por su comunicación. “Ha sido perfectamente claro lo que Bernanke ha estado diciendo y lo que la Fed ha estado diciendo. Si hay algún problema, es con la interpretación del mercado de estas cosas y también por la manera en que lo reportan los medios”, dijo Jessop.

Bernanke trató nuevamente el miércoles de aclarar las cosas en un discurso ante el Buró Nacional de Investigación Económica (NBER), enfatizando que una política altamente expansiva era necesaria en un futuro previsible.

El jefe de la Fed habló poco después de la difusión de las minutas del encuentro del banco central del 19 de junio, donde los consejeros lo delegaron para que trazara un cronograma indicador para “reducir” las compras de bonos.

Los comentarios de Bernanke del mes pasado enviaron a los mercados a una caída libre. Pero los respaldó en su discurso ante el NBER, argumentando que inversionistas altamente apalancados podrían haber sido inducidos a tomar apuestas aún más riesgosas si la Fed no hubiera comunicado sus intenciones. —REUTERS.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios