Secciones
×

Síguenos en

La ANEP pide a Funes agilizar el aumento al salario mínimo

Superintendencia las presenta hoy a la Asamblea Legislativab Acuerdo entre empleadores y trabajadores fue tomado por cuatro de los siete votos del CNSM

El aumento que se propone al salario mínimo cubre a una parte de los trabajadores. EDH / archivo
El aumento que se propone al salario mínimo cubre a una parte de los trabajadores. EDH / archivo

Por Karen Molina negocios@eldiariodehoy.com

May 21, 2013- 20:00

El director ejecutivo de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), Arnoldo Jiménez, urgió ayer al presidente de la República, Mauricio Funes, a que firme y envíe a su respectiva publicación en el Diario Oficial el acuerdo del aumento al salario mínimo del escalonado 12 % al que llegaron los empleadores y trabajadores hace dos semanas.

Según Jiménez, ambas partes reúnen los cuatro votos necesarios para formar mayoría dentro del Consejo Nacional del Salario Mínimo, por lo que no hay impedimentos para que el acuerdo se convierta en Ley de la República y el aumento entre en vigencia cuanto antes.

“El Consejo ya fijó estas tarifas y cuenta con cuatro de las siete firmas de los miembros propietarios, por lo tanto tienen la mayoría. Lo que corresponde ahora es que el ministro de Trabajo tiene que procesar este acuerdo y enviarlo a Casa Presidencial”, dijo.

A juicio de Jiménez, desde el momento en que los patronos y empleados llegaron a un acuerdo, el Gobierno debió haber agilizado el trámite para que el acuerdo entrara en vigencia.

Sin embargo, lamenta que el Ministerio le esté dando largas al tema en detrimento de los empleados. “Pedimos que se respete un acuerdo que es válido, que es apoyado por los trabajadores y que no se retrase, porque en la medida que se retrase daña a los trabajadores”, agregó.

Según el acta aprobada entre, el salario mínimo aumentará en 12 % de forma escalonada. Un primer aumento del 4 % se haría efectivo a partir del 1 de junio, otro 4 % se aplicaría a partir del 1 de enero de 2014 y el otro 4 %, el 1 de enero de 2015.

“Si ellos retrasan esta publicación, quienes salen afectados son los trabajadores”.

Jiménez explicó que todos los aumentos están arriba de las estimaciones de inflación que el Banco Central de Reserva ha proyectado que tendría el país en los próximos años (3 % anual en promedio).

Modificaciones

Por su parte, el ministro de Trabajo, Humberto Centeno, informó ayer que, en efecto, el decreto será enviado esta misma semana a Casa Presidencial para su respectiva aprobación.

Sin embargo, no hay garantía de que el aumento entre en vigencia el próximo mes pues Centeno expresó ayer que no comparte el acuerdo entre los patronos y empleados.

Centeno insistió en que la propuesta del Gobierno es que el incremento salarial sea del 12 %, pero repartido en 5 % inmediatamente, otro 5 % en 2014 y otro 2 % en 2015.

Agregó que este acuerdo “es lesivo a los intereses de los trabajadores, debido a que el plazo propuesto por los referidos sectores no se reflejaría en un mejoramiento del ingreso real y la calidad de vida de los trabajadores y trabajadoras y sus familias”, indicó en conferencia de prensa.

El mismo presidente Funes rechazó en su programa radial de todos los sábados la propuesta que ya alcanzaron las partes interesadas, lo que aumenta las posibilidades de que el acuerdo sea observado y enviado, de nuevo al Consejo Nacional del Salario Mínimo.

Pero Jiménez difiere de esta posición y sostuvo que, si los empleados ya acordaron con los patronos el primer acuerdo, el Gobierno no debe intervenir más.

“Él puede observarlo, si quiere, pero los interesados (empresas y empleados) ya nos pusimos de acuerdo y él debe respetarlo”, dijo.

“Es increíble que el gobierno se niegue a aceptar el acuerdo del Consejo del Salario Mínimo, sencillamente porque no es lo que ellos quieren”, dijo por su parte el presidente de la cúpula empresarial, Jorge Daboub, en su cuenta de Twitter.

Para Jiménez, el Gobierno está tratando de retrasar el tema por motivos políticos pues algunos de los aumentos se tendrían que hacer justo en una época preelectoral y otro, en medio de las elecciones presidenciales.

“El aumento al salario mínimo está en manos del Gobierno, de nadie más. Si el presidente no lo firma y no lo publica, quienes salen afectados son los mismos trabajadores”, insistió Jiménez.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios