Secciones
×

Síguenos en

“Reorientar $360 Mlls. es irresponsabilidad fiscal”

Desde que ARENA cayó en "la trampa" y apoyó los $800 millones, se sabía que se utilizaría para gasto corriente, dicen analistas.

Muchas escuelas están en total deterioro. Es en ellas que el gobierno debe invertir a fin de que los alumnos reciban clases en buenas condiciones, consideran los analistas. Foto EDH / archivo
Muchas escuelas están en total deterioro. Es en ellas que el gobierno debe invertir a fin de que los alumnos reciban clases en buenas condiciones, consideran los analistas. Foto EDH / archivo

Por Daniel Choto nacional@eldiariodehoy.com

Abr 26, 2013- 21:00

Con la reorientación en la Asamblea de $360 millones, provenientes de la emisión de $800 millones en bonos, con 56 votos, excepto los de ARENA, se confirma la mentira sobre el uso de los fondos, y la irresponsabilidad fiscal con que el gobierno sigue manejando las finanzas públicas, estiman analista políticos y económicos.

En ese punto coinciden los observadores, Miguel Lacayo y Manuel Enrique Hinds, y el economista Claudio de Rosa quienes destacaron que con ello se está destruyendo la poca confianza que el mundo tenía de El Salvador.

En noviembre del año pasado, incluso, con los votos de ARENA, el Congreso autorizó al Ejecutivo para que emitiera $800 millones en nueva deuda, que inicialmente servirían para pagar $400 millones a los tenedores de bonos que se emitieron en 2003 para reconstruir daños de los terremotos de 2001, en el supuesto caso que los inversionistas los cobraran anticipadamente, como estaba establecido.

Antes de fin de año, y a petición del Ejecutivo, el Congreso aprobó también que se reorientaran 400 millones de dólares para pagar deuda de corto plazo, pero que como condición el Ministerio de Hacienda tendría que bajar la emisión de Letras del Tesoro del 40 al 20 por ciento, lo cual tampoco se ha respetado.

Para el exministro de Economía, Miguel Lacayo, lo que el gobierno está haciendo en materia de endeudamiento va en la dirección contraria a lo que todo economista y observador razonable le recomienda al país.

Además, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y otros organismos multilaterales de financiamiento, recomiendan prudencia en el gasto y tratar de reducir, inclusive, el nivel de endeudamiento, explicó.

“Con esto (la reorientación de los $360 millones) lo que están haciendo es destruyendo la poca confianza que el mundo tenía en El Salvador”, añadió, y aclaró que este mayor endeudamiento lo que hace es encarecer el costo de vida de todos los salvadoreños, porque “lo van a terminar pagando las futuras generaciones”, asegura Lacayo.

Según él, lastimosamente no son créditos para hacer el país más productivo, eficiente y competitivo, sino para pagar gasto corriente. “Si fuera para rehabilitar escuelas, hospitales y hacer inversiones que levantan la calidad de vida de los salvadoreños, yo diría que está bien…, pero endeudarse para regalar dinero, no le ayuda al país a salir adelante”, destacó.

Manuel Enrique Hinds sencillamente dijo que ya se sabía que al final todos los $800 millones terminarían destinándose a gasto corriente, pago de subsidios y Letras del Tesoro de el Estado de El Salvador (Letes).

La aprobación viene a demostrar que se “entroniza” la mentira, aceptada por todos (incluyendo ARENA), “porque todo el mundo sabía que de esos $800 millones nadie vendría a cobrar los bonos, y eso lo dije yo, lo dijeron un montón de gentes, entonces todos los partidos votaron a favor de la mentira, ya sabiendo que no iba a ser para eso. Debe haber habido algunos arreglos ahí”, afirmó.

Para Claudio de Rosa, los 56 diputados que lo aprobaron, se han sumado a favor de la irresponsabilidad fiscal que ha caracterizado al gobierno del FMLN, pero lo más grave es que “los gobiernos que vengan van a empezar a sufrir las consecuencias de esta irresponsabilidad.

En segundo lugar, ha quedado demostrado que los diputados del FMLN y funcionarios del Ejecutivo “no tienen palabra”, ya que si “no la tuvieron para cumplir con el Fondo Monetario Internacional (FMI), cómo se les ocurre que van a cumplirle a un partido de oposición”, acotó De Rosa.

Lo anterior demuestra además que este ha sido el gobierno de los mayores desaciertos, a juicio de De Rosa, en especial sobre el manejo de las finanzas y la deuda pública.

“Hay que tomar en cuenta que este gobierno lleva el triste récord de endeudamiento de mil millones de dólares por año, antes de cumplir los cuatro años”, dijo.

De Rosa destacó que en todas las grandes metas y objetivos de país, el gobierno del FMLN ha fracasado.

“Han fracasado en reducir la deuda, como lo ofrecieron, han fracasado en reducir los déficit fiscales y en el crecimiento económico. Es el gobierno del fracaso”, reiteró.

Como si eso fuera poco, el país también ha retrocedido en la calificación internacional y el hecho de no tener un acuerdo con el Fondo Monetario, daña aún más esta calificación, indicó.

Sin embargo, explicó que en el actual momento, producto de la reorientación de estos $360 millones, puede que no haya ningún impacto directo muy grande, porque hay mucho dinero en el mercado internacional, pero que a mediano y largo plazo, el pago de intereses seguirá creciendo en forma acelerada.

Incumplen pacto fiscal

Otro punto que corrobora la irresponsabilidad de este gobierno es que se irrespetó el acuerdo de sostenibilidad fiscal, indicó De Rosa.

“El ministro de Hacienda, una vez pagados los primeros 360 millones de dólares, de la primera parte de los 400 millones, el acuerdo decía que tenía que reducir a 20 por ciento el nivel de endeudamiento de Letes, pero no lo hizo”, destacó el analista.

De Rosa recordó que han pasado más de tres meses y medio de ello y el titular de Hacienda todavía no lo ha hecho.

Es más, aseguró que en una carta que el ministro Cáceres envió a la diputada del FMLN, Lorena Peña, le dice que no puede cumplir eso, sino le aprueban un préstamo de 250 millones de dólares para pagar la devolución de impuesto sobre la renta e IVA.

Eso, según de Rosa, “también insinúa una malversación de fondos, porque recibió los impuestos, y sabe que de esos tributos tenía que devolver una parte y no lo hizo y los utilizó para otra finalidad”, aclaró el analista.

Sobre el pacto de sostenibilidad fiscal que firmaron los partidos políticos con la mediación del presidente Funes, el exministro de Hacienda, Manuel Enrique Hinds, corroboró que desde que se negoció la emisión de los $800 millones, ya se sabía que el gobierno y el FMLN lo iban a incumplir.

“Ya se sabía también y mucha gente se los dijo”, advirtió, tras recordar que todos estos 800 millones que “han ido o irán a parar a gastos corrientes, incluyendo los gastos electorales a favor del FMLN, y nada para inversión”, dijo.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios