Secciones
×

Síguenos en

ENTREVISTA

Diagnóstico, negocio hospitalario de alta precisión y posicionamiento

Invertirá más de 15 millones de dólares para expandirse en la industria de la especialización médica, para atraer al mercado de pacientes latinoamericanos que buscan alta tecnología

foto: expansión/ Omar CarboneroRodrigo Brito es el actual presidente del Hospital de Diagnóstico, del Centro Internacional de Cáncer y de la clínica de Rayos X Brito Mejía Peña.
foto: expansión/ Omar CarboneroRodrigo Brito es el actual presidente del Hospital de Diagnóstico, del Centro Internacional de Cáncer y de la clínica de Rayos X Brito Mejía Peña.

Por Por Guadalupe Trigueros | Fotografía Omar Carbonero

Abr 26, 2013- 18:06

El año pasado, el Hospital de Diagnóstico destacó ante un grupo de notables neurocirujanos del Hospital Cleveland, de Florida, por los elevados casos de éxito que ha logrado tratar con avanzados procedimientos de cirugía cerebral en pacientes despiertos, considerados la segunda experiencia más grande en Latinoamérica, después de los registrados en Cleveland.

En dicho encuentro, también el Diagnóstico presentó la experiencia del Centro Internacional de Cáncer en procesos de radiocirugía de cuerpo completo, las cuales han sido practicadas en más de 120 pacientes y representa una de las experiencias más grandes del mundo en ese campo. Rodrigo Brito, presidente del Hospital de Diagnóstico, no duda en recalcar que ha llegado a superar al mismo Hospital de Cleveland y a Brasil, en número de casos tratados.

El Hospital Cleveland ha sido ubicado en el segundo puesto entre los mejores de Estados Unidos, de una opción de 5,000 hospitales en dicho país. Ha alcanzado altas denominaciones en los ranking de especialidades, entre ellas, cáncer y neurología. Este centro destaca por integrar la atención clínica y hospitalaria con la investigación y la educación científica y médica.

También el Hospital de Diagnóstico comienza a despuntar en la palestra internacional de la educación médica, con los procedimientos de vanguardia en neurocirugía y radiocirugía. “Nuestra tecnología ha elevado al Hospital de Diagnóstico de El Salvador al nivel de los grandes centros médicos de América”, destacó Brito.

Para los próximos cinco años, el diagnóstico planea invertir más de 15 millones de dólares, 12 de ellos en la construcción de una torre de especialidades médicas que comenzará a edificarse durante 2013 y se pondrá en operaciones para 2015.

Actualmente, invierte más de tres millones de dólares en lo que se convertirá en el primer Centro de radiocirugía con rayos gamma de Latinoamérica para el tratamiento de enfermedades cerebrales complejas, sin invadir a los pacientes.

“En Brasil se encuentra el centro más grande de la región en radioterapia, pero no tiene rayos gamma rotatorios como nosotros y esto es una ventaja mucho más grande que nos coloca en una alta posición en Latinoamérica”, destacó Brito.

En los últimos cinco años, el Diagnóstico ha invertido 12 millones de dólares en la adquisición de modernos aparatos médicos para el tratamiento del cáncer, enfermedades neurológicas y cardíacas. Producto de esta apuesta fue la creación del centro Internacional del Cáncer, que con apenas dos años de existencia ya se posiciona como lo más competitivo del mercado médico a nivel latinoamericano.

A partir del año pasado, este centro funciona como “Luminary Site”, un organismo de entrenamiento para tomoterapia “Hi- Art”, debido al moderno equipo de radiación y radiocirugía por el cual ha destacado en el mundo médico de la región, en el tratamiento del cáncer con radiación ionizante.

Hace un mes, una delegación de médicos radioterapeutas de Malasia llegó al Diagnóstico para especializarse en el referido tratamiento. “Estos médicos viajaron 17 horas para capacitarse. No escogieron la India, Europa, ni Turquía, ni a Estados Unidos, sino a El Salvador, debido a su experiencia en el tratamiento de cirugías con tomoterapia”, destacó Brito.

El sistema rotatorio de radiocirugía intracraneal con rayos gamma entrará en funciones en mayo de 2013 y, para entonces, serán designados como un centro de entrenamiento e investigación en la rama para Latinoamérica, ya que será el primero en ser instalado en la región.

Por el momento, el Diagnóstico ha llegado a codearse con los centros hospitalarios más avanzados del continente, entre ellos, la Fundación Fleni, de Argentina, especializado en enfermedades neurológicas; el Das Clínicas, de Brasil, que posee siete institutos de especialidades; y, el ABC de México, reconocido por sus centros de diversas especialidades y de trasplantes.

Lo más reciente en tácticas de mercado implementado por el Diagnóstico es la creación de un centro virtual del cáncer que funciona por medio de consultas en línea para pacientes que necesitan una segunda opinión sobre el tratamiento que han tomado en otros centros hospitalarios o fuera del país.

Este 2013, el diagnóstico cumplirá 35 años de operaciones en el mercado salvadoreño. Por el momento, opera con dos hospitales, el Centro de Imágenes Brito Mejía Peña, un Instituto de Neurociencias, un laboratorio y el Centro Internacional del Cáncer.

Para 2013 se sumará el Centro de Radiocirugía de alta Precisión y para 2015, la Torre de Especialidades Médicas.

Rodrigo Brito conversa con Expansión de estas proyecciones y aborda con bisturí sus evaluaciones sobre el gobierno del FMLN, los candidatos presidenciales y la regulación de los precios de los medicamentos.

¿Cuáles son las proyecciones de crecimiento para este 2013, tomando en cuenta que viene un proceso electoral y cambio de gobierno?

Hay planes de crecimiento que se sostienen, pese a las circunstancias que nos afectan a todos, pero tenemos que continuar y aprovechar las oportunidades pese a que hay amenazas sobre la situación económica y política. Creemos que las proyecciones deben continuar, pese a la incertidumbre.

Tenemos lo de la construcción de la torre con una inversión de 12 millones, diez de construcción y dos de equipamiento. Está en etapa de planificación, luego, análisis financieros, permisos, estos pasos son un poco lentos tenemos proyectado iniciar en 2013 y abrir a finales de 2015. Queremos ser los más rápidos posible.

¿Qué otras inversiones tienen planificadas para este año?

Invertimos en el hospital Escalón, en la construcción de un nuevo quirófano inteligente que será el primero en el país. Se trata de un ambiente quirúrgico donde médicos y cirujanos tengan todas las facilidades técnicas con imágenes y estudios disponibles en forma digital, en lugar de placas o archivos. Tiene un costo de 400,000 dólares.

Estará dirigido a cirugías de alta complejidad, con aparatos para navegar dentro del cerebro, con acceso inmediato a imágenes de resonancia y tomografía. Son cirugías con paciente despierto.

En el Cleveland Clinic de Florida presentamos un trabajo de todos los pacientes tratados con estas cirugías y El Salvador tiene mayor experiencia que Brasil y que la misma Cleveland Clinic. Esto demuestra el avance que hemos logrado en neurocirugía avanzada y nos deja muy bien posicionados.

¿Se consideran más competitivos en el mercado?

Esto nos da mayor competitividad. En mayo también vamos a implementar el primer equipo de rayos gamma rotatorio en Latinoamérica, no existe ninguno en la región porque quizá no se interesan (los otros hospitales) en estar en la cresta de la ola y nosotros sí.

Nos propusimos tener la más avanzada tecnología de radioterapia del mundo en El Salvador. No nos vamos a conformar con equipos de segunda mano y de veinte anos de edad. Definimos tener lo mejor en equipos y tecnología posible.

¿Son los únicos y los más precisos del mercado?

Hemos hecho cosas extraordinarias. Los rayos gamma se originan con fuentes de cobalto y son especialmente diseñados para atacar lesiones de cráneo, no se usa para otra cosa y es lo más exacto y preciso que existe en la ciencia para atacar tumores de cuatro milímetros de tamaño. Nadie logra esa precisión que esa maquina. Son tres millones de dólares que estamos invirtiendo.

¿En qué lugar los posiciona en el mercado médico?

Esto nos convierte en uno de los centros más avanzados de radioterapia en Latinoamérica. El más grande está en Brasil, pero no tiene rayos gama rotacional. Es una ventaja mucho más grande, nos coloca en una posición arriba de la tecnología en Latinoamérica.

Vienen pacientes de Latinoamérica a El Salvador y la otra alternativa es Estados Unidos. Actualmente tratamos a una niña de México con tumor cerebral. También han llegado de Colombia, Nicaragua y de acá. Son tumores cerebrales en posiciones imposibles de operar y que con esa tecnología son tratados.

Estamos colocando al Centro Internacional del Cáncer en una posición tan elevada de alta tecnología.

Eso nos da mucha satisfacción, porque somos reconocidos internacionalmente y el país debería estar orgulloso de ello.

¿Cómo se visualizan en términos de capacitación médica?

En dos años, en el país se han desarrollado técnicas para el tratamiento del cáncer que son únicas en el mundo. Tenemos la mayor experiencia en radio cirugía con tomoterapia y eso nos ha valido para que seamos considerados “luminare site”.

Lo importante es que nos reconocen porque tenemos algo de importante que mostrar el mundo. Hemos recibido invitaciones para ir a Brasil, Argentina y a otras partes.

Recibimos una delegación de Malasia. Estos médicos viajaron 17 horas para capacitarse. No escogieron la India, Europa, ni Turquía, ni a Estados Unidos, sino a El Salvador, debido a su experiencia en el tratamiento de cirugías con tomoterapia.

¿Cómo les ha repercutido la regulación de precios de los medicamentos que se implementa en el país?

Es difícil opinar en tema complejo sin conocerlo completamente. Atañe a compañías farmacéuticas, importadores o fabricantes. Hay sectores que se quejan de errores en cálculo de precios y de la forma en que se hizo.

Es importante que cuando las leyes se hagan, los legisladores cuenten con el aporte de todos sectores involucrados.

Algo que no se puede negar es que los precios en El Salvador son más altos que en Centroamérica, eso es la información que se ha dado a conocer y que habría que hacer algo al respecto, porque probablemente estemos pagando más que Costa Rica y México.

A los hospitales nos afecta de manera tangible porque hemos tenido que variar nuestro sistema y ahora hay que actualizarlo para cumplir la ley.

Que pudo haber otro mecanismo de control de precios, puede ser, quizá la mejor manera de controlar precios es la competencia, no una ley, las leyes de este tipo generan muchos problemas y hasta escasez de algunos productos.

La competencia mayor es lo mejor, es una forma democrática, porque al abrir más la competencia vendrá gente que venda más barato y los precios se muevan en ese sentido. Es la forma más efectiva de bajar precios.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios