Secciones
×

Síguenos en

BCE duda en continuar participando en Troika

La troika es el conjunto de acreedores internacionales formado por el Fondo Monetario Internacional, el BCE y la Unión Europea

La troika ha impuesto severos programas de ajuste financiero a varios países europeos con el objeto de que reduzcan sus elevados déficit y bajen el gasto público. foto edh / archivo
La troika ha impuesto severos programas de ajuste financiero a varios países europeos con el objeto de que reduzcan sus elevados déficit y bajen el gasto público. foto edh / archivo

Por

Mar 04, 2013- 20:00

BERLÍN. Dos diarios alemanes reportaron que existían crecientes dudas al interior del Banco Central Europeo en torno a su participación en la llamada “troika” de acreedores internacionales que integra junto a la Unión Europea y al Fondo Monetario Internacional (FMI).

El BCE, con sede en Fráncfort, no pudo ser contactado de inmediato para ofrecer comentarios sobre un avance de los artículos que aparecerán el martes en dos diarios alemanes, el Die Welt y el Sueddeutsche Zeitung.

Consultado sobre los reportes, Olli Rehn, comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la UE, dijo a periodistas en Bruselas que el bloque estaba trabajando de cerca con el BCE y el FMI.

“No tengo idea de lo que están hablando y nosotros trabajamos de manera muy constructiva con el presidente (del BCE, Mario) Draghi y otros socios de la ‘troika'”, sostuvo.

El periódico conservador Die Welt y el liberal Sueddeutsche Zeitung indicaron que a algunos miembros del BCE les preocupaba que la participación en los esfuerzos de rescate en la zona euro creara un conflicto de intereses para el banco central y su compromiso con la independencia. “El nivel de inconformidad ha llegado a tal punto que algunos miembros importantes están considerando que el BCE deje la ‘troika’ en su totalidad”, dijo Die Welt, tras citar a una fuente del sector de finanzas a la que no identificó.

El informe citó a una fuente diciendo que había dos razones para la inquietud. La primera es que se ha convertido en un evento normal que el BCE tome parte de los esfuerzos por rescatar a países en problemas de la zona euro.

La segunda razón, según el Die Welt, es que la influencia política del BCE está creciendo. Junto con el FMI y la UE, se están imponiendo gigantescos programas de ajustes y reformas a las naciones regidas bajo el Banco Central Europeo.

No obstante, Die Welt dijo que no todos en el BCE tenían la misma preocupación.

El Sueddeutsche Zeitung citó una fuente de la entidad emisora europea cuando dijo: “El problema está ahí. Pero nosotros sólo tenemos un rol asesor en la ‘troika’ y no tomamos las decisiones. Los programas son firmados por la Comisión Europea y el BCE”.

Por otra parte, Irlanda y Portugal solicitaban ayer hasta 15 años más para devolver los préstamos de la Unión Europea para facilitar su vuelta a los mercados financieros, pero fuentes dijeron el lunes que aunque sería posible conceder la ampliación, no sería tan larga como pretenden.

El ministro irlandés de Finanzas, Michael Noonan, dijo que era consciente de que su petición podía no ser aceptada. “Nuestros vencimientos menores son de cinco años y se extienden hasta los 20, así que estamos pidiendo una ampliación de 15 años de media, dijo Noonan. —REUTERS

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios