Secciones
×

Síguenos en

ANEP: “La generación de empleos es la única opción real contra la pobreza”

Fusades indica que los subsidios no han logrado amortiguar el impacto de la pobreza en las familias.

El gobierno ha priorizado el asistencialismo para las familias más pobres. foto edh / archivo
El gobierno ha priorizado el asistencialismo para las familias más pobres. foto edh / archivo

Por Karen Molina nacional@elsalvador.com

Mar 01, 2013- 20:00

La lógica de la empresa privada es que si hay más inversión hay más empleos y si hay más empleos, la pobreza se reduce. Así de simple.

En cambio, la lógica gubernamental del asistencialismo es para los empresarios demagogia y populismo que acarrea más pobreza.

Para la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) la mejor política social es la generación de empleos. “Es esta la única opción real y permanente para reducir la pobreza”, señaló días atrás en un comunicado oficial.

En cambio, la lógica gubernamental se basa en un esquema de asistencialismo, con el que muchas familias reciben hoy dinero en efectivo y subsidios al gas propano, energía eléctrica, agua y otros servicios básicos.

Para el Gobierno, esta es una modalidad que ha mejorado la calidad de vida de los ciudadanos.

Sin embargo, la ANEP criticó estos programas y señaló que “hay innumerables experiencias alrededor del mundo que demuestran que el populismo y la demagogia de los gobiernos solo trae más pobreza a los pueblos”.

Para la cúpula empresarial, “las políticas orientadas principalmente a favorecer la popularidad de los gobernantes de turno generan problemas fiscales a los Estados, deterioro de la confianza de los sectores productivos y destrucción de la economía de los países. Y eso es lo que estamos viviendo actualmente en El Salvador.

La Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) y la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde) coinciden en que el asistencialismo solo le está generando al gobierno más gastos y menos reducción de la pobreza.

Ambos organismos han destacado que fue justo cuando comenzaron a implementarse estos programas que la pobreza comenzó a aumentar.

De hecho, Fusades destacó que los subsidios no han logrado contener la pobreza en los últimos años, a pesar de que la crisis económica que afectó al país ya fue superada.

Por el contrario, los programas sociales le han generado un mayor hueco fiscal al Gobierno, que no solo ha tenido que destinar más recursos, sino además contraído deuda exterior para financiarlos.

Para la ANEP, la mejor solución para erradicar la pobreza es crear más empleos, que vengan de una mayor inversión de la empresa privada.

“El sector privado organizado en ANEP nuevamente hace el llamado al Gobierno de la República para que corrija el rumbo del país, privilegiando la democracia y la transparencia, respetando la estabilidad en las reglas del juego para restaurar la confianza de los sectores productivos y favorecer el empleo y el bienestar de los salvadoreños”.

El sector privado asegura que en los últimos años ha propuesto al gobierno que priorice políticas públicas que aumenten el empleo.

La concesión del Puerto de La Unión, la flexibilización de horarios en la industria textil, la aprobación de leyes que generen certidumbre y la confianza empresarial son solo algunas de las peticiones que los empresarios han hecho al gobierno para generar más inversiones y más trabajos..

Según los datos publicados por Fusades la semana anterior, el país tiene un déficit de más de 172 mil puestos de trabajo. El trabajo informal, por el contrario, ha crecido.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios