Secciones
×

Síguenos en

Sin licitar rediseño de El Chaparral

Por

Feb 15, 2013- 21:00

El 26 de julio del año pasado, el presidente de la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (Cel), Leopoldo Samour, dijo que dentro de seis meses (que vencieron en enero) se reiniciarían los trabajos de construcción de la central El Chaparral.

El funcionario también dijo que se elaboraría un nuevo diseño para incluir una ampliación de la capacidad de generación y compensar así el tiempo perdido por el atraso.

La capacidad instalada inicialmente se había establecido en 66.1 megawatts (MW) de potencia, que se convertirían en 232 gigawatts hora (GW/h) de energía. 

La construcción de El Chaparral fue suspendida en junio de 2010, tras la tormenta Agatha, que provocó “una falla geológica” sobre el fondo del margen derecho del río Torola, informó en su momento el entonces presidente de la autónoma Nicolás Salume. 

Han transcurrido ya 31 meses de la suspensión de los trabajos que estuvieron a cargo de la constructora italiana Astaldi, a la cual la Cel le canceló $108.5 millones por anular el contrato, pero ahora ni siquiera se ha lanzado la licitación del rediseño de acuerdo con los nuevos requerimientos técnicos.

Samour dijo el 26 de julio de 2012 que por orden del presidente de la República se escogerá entre tres compañías, previa comparación de costos, a la que realizará los estudios antes de retomar las labores para solucionar los daños sufridos por una parte del terreno donde se asentará el embalse. 

“Cuando hablamos de hacer los estudios geológicos para esa presa y la nueva ingeniería que va a llevar estamos todavía empezando las negociaciones, porque recién terminamos con Astaldi”, dijo Samour en aquella ocasión.

Sin embargo, una fuente de la institución confirmó que el rediseño ni siquiera ha sido licitado y que por lo tanto no se puede adelantar cuándo se retomarán los trabajos y menos la fecha de finalización de los mismos. La entrada en operaciones es más incierta.

Estaba previsto que la central estuviera terminada a finales de 2013, para que entrara a operar a principios de 2014, pero tras el atraso lo más probable es que lo haga en 2016 o en 2017, según fuentes del sector. Otra variable que se modificará es el costo, ya que el proyecto original contemplaba una inversión de $140 millones, sin incluir el valor de los terrenos que serian inundados por el embalse, los cuales costarían $20 millones aproximadamente.

Tras los daños provocados por la tormenta Agatha, el presidente de la Cel, Nicolás Salume, informó que la inversión se incrementaría a $240 millones. Sin embargo de ese monto ya se pagaron $108.5 millones a Astaldi por rescindir el contrato.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios