Secciones
×

Síguenos en

$400 millones de eurobonos irán a gasto corriente

tal y como lo previeron algunos analistas, el gobierno tiene ahora un cheque en blanco para más gasto corriente, a pesar de que se pactó que se utilizaría solo para abonar a la deuda

El Ministerio de Hacienda, responsable de la caja del Estado, atraviesa por una severa crisis fiscal, que lo ha llevado a buscar recursos económicos hasta donde no los hay. Foto EDH / Archivo
El Ministerio de Hacienda, responsable de la caja del Estado, atraviesa por una severa crisis fiscal, que lo ha llevado a buscar recursos económicos hasta donde no los hay. Foto EDH / Archivo

Por

Ene 11, 2013- 20:00

Aunque era ficha cantada, los diputados de ARENA volvieron a creer las mentiras del gobierno y dieron sus votos para la emisión de $800 millones de eurobonos, que el Ejecutivo dijo utilizaría solo para pagar la mitad de una deuda similar a los tenedores de unos bonos emitidos en 2003, que tenían opción de cobrarlos a más tardar el 24 de diciembre 2012, pese a que vencen en 2023.

Como estos no fueron cobrados, el gobierno utilizó los $400 millones para pagar una parte de las Letras del Tesoro (Letes).

Ahora resulta que de los restantes $400 millones que quedaron condicionados a la aprobación de la Asamblea, el gobierno ya está pensando tomar $10 millones para pagar parte del subsidio atrasado que tiene con los buseros, a quienes les adeuda $19 millones desde el año pasado.

La solicitud del presidente de la República, Mauricio Funes, para reorientar $10 millones de los $400 millones que servirían para pago de títulos valores tendrá un amplio debate en la comisión de Hacienda.

FMLN y Gana apoyarían la moción del mandatario, mientras que ARENA ha dicho que no dará sus votos si la petición del Gobierno no es de manera integral, en tanto CN dice que agotará el diálogo antes de dar una posición.

Para aprobarse dicha reorientación se necesita mayoría calificada.

Origen de la deuda

En 2003, a solicitud de la administración del expresidente Francisco Flores, la Asamblea Legislativa aprobó la emisión de $800 millones que se utilizaron, una parte, en la reconstrucción de los daños causados por los terremotos de 2001.

En ese entonces se dejó la posibilidad de que los tenedores de aquellos bonos pudieran cobrarlos 10 años antes de su vencimiento, algo que en la jerga financiera se conoce como “put”. Ante la crisis de liquidez el Gobierno encontró esa ventana para extraer los recursos que necesita para enfrentar su excesivo gasto corriente.

Para lograrlo, y ante la oposición inicial de ARENA, se negoció un pacto partidario en el que se asumió el compromiso de que si los $400 millones no eran cobrados por los tenedores se utilizarían para pagar la mitad de la deuda de más de $800 millones en Letes.

Lo más sensato

Ante el mal manejo que se le quiere dar al remanente de los $800 millones de eurobonos, reconocidos analistas sostienen que lo más sensato sería usarlos para pagar los restantes $400 millones de la deuda de corto plazo (Letes).

Claudio de Rosa detalló que en el considerando 4, del acuerdo entre los partidos políticos y el gobierno, se dice que “al no tener certeza de cuánto se irá a redimir a través de la opción ‘put’, el gobierno propone que el remanente, se utilice en pago de deuda flotante (Letes); por consiguiente, nunca se habló de pagar subsidios, ni ningún otro pago que no fuera solo de deuda”, enfatizó.

Para De Rosa, “si el gobierno es verdaderamente serio y tiene algún grado de palabra, debería pedirle a la Asamblea que los otros $400 millones también se destinen al pago de Letes, o deuda de corto plazo”, destacó.

Si hacen eso, le quedará la tarjeta de crédito con saldo cero y no necesita ir a la Asamblea Legislativa a pedir ningún permiso para gastar ni $10 millones ni lo que quiera de los $800 millones, espetó.

El también analista político y económico, Manuel Enrique Hinds, reiteró ayer que se le estaba dando carta abierta al gobierno para que se diera gusto aumentando el gasto corriente con este fondo, que estaba exclusivamente para pagar deuda.

“Esta fue una cosa que la dijimos (los analistas), yo la dije, y es lo que está pasando; cualquiera lo pudo haber visto, no se necesitaba una bola de cristal para ello”, añadió.

El economista Rigoberto Monge, criticó que usar parte de esos fondos para pagar $10 millones que se deben a los transportistas, no es lo correcto. “Lo más lógico es que se utilicen para reducir la deuda pública interna que la tenemos bastante elevada. Es lo más sano que se podría hacer, usarlo para otros fines se aleja del acuerdo partidario”, dijo.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios