Secciones
×

Síguenos en

“Se necesitan $18 Mlls. para combatir la roya”

Productores creen que Gobierno se quedó corto con $3 millones para detener plaga cafetera

La APA estima que la producción de café ni siquiera llegará el millón de quintales este año. Foto EDH/archivo
La APA estima que la producción de café ni siquiera llegará el millón de quintales este año. Foto EDH/archivo

Por Karla Argueta Milton Jaco negocios@eldiariodehoy.com

Ene 23, 2013- 21:00

Combatir los estragos de la roya en los cultivos de café con apenas $3 millones es como darle una aspirina a un enfermo de cáncer. Así de insuficiente ha sido, a juicio del expresidente de la Fundación Salvadoreña para la Investigación del Café (Procafé), Raúl Zaldaña, la respuesta gubernamental para evitar el avance del hongo que ya ha afectado un 40 % del parque cafetero nacional y que ocasionará un pérdida de 500,000 quintales de grano valorados en alrededor de $75 millones, según los productores.

A nivel centroamericano, la Asociación Nacional del Café (Anacafé) de Guatemala, que lleva estadísticas del sector en todo el continente, ha estimado que se requieren entre $200 y $300 millones para hacerle frente a la plaga en el Istmo.

La solución que el Ministerio de Agricultora y Ganadería lanzó ayer en la cooperativa Los Pinos, en Santa Ana, consiste en apoyar a 17,000 productores –65% del total de caficultores– con $172.42 en insumos como fungicidas, fertilizantes, y asesoría técnica que deberían alcanzar hasta para 50 manzanas, según el MAG; sin embargo, para Zaldaña la cifra es “risible”, pues para enfrentar el hongo se necesitan solo en fungicidas aproximadamente $84 por cada manzana, es decir $18 millones para abarcar las 220 mil mz. del parque cafetalero.

Aunque el presidente de la Asociación de Proveedores Agrícolas (APA), Óscar Albanés, aplaudió que el Gobierno haya destinado fondos para combatir la roya, agregó que El Salvador podría necesitar hasta $12 millones más para salvar la cosecha.

Tanto Zaldaña como el presidente de la APA advirtieron que el entregar ayuda parcial y no impulsar una política nacional podría jugarle un revés al sector, pues muchas fincas que no han sido contempladas dentro de plan seguirán siendo focos de infección

En medio de la crisis, que otros países como Costa Rica ya han considerado “emergencia fitosanitaria”, el viceministro de Agricultura, Hugo Flores, dijo ayer que aún desconocía “el porcentaje exacto de cuánto podría ser la pérdida de este año”, y solo añadió que será mayor a los más de 100 mil quintales perdidos durante la cosecha 2011/2012.

Los productores, no obstante, ya han calculado que las pérdidas rondarán los 500,000 quintales, y que la cosecha 2012/2013 será la peor en 33 años, es decir, que registrará menos de 1.5 millones de quintales.

Pero la APA ya ha estimado que la cosecha podría ser inferior al millón de quintales, según Albanés.

El impacto también tiene un lado humano. En Centroamérica, el café genera en la región más de millón y medio de empleos directos y otros cientos de miles de indirectos, sobre todo en la época de recolecta del grano.

A nivel local, hasta 22,000 economías familiares están vinculadas a la actividad del grano, por lo que la caída de la producción también mermaría el acceso al empleo sobre todo en la zona rural.

Aunque la plaga se ha extendido por todo el Istmo, Brasil y Colombia, según el presidente de la APA, la mayor afectación la ha experimentado El Salvador, seguido de Nicaragua, que prevé perder 450,000 quintales.

Guatemala, por otro lado, espera una pérdida de 434,000 sacos y ha previsto que necesita $25 millones en químicos para combatir el hongo; mientras que Costa Rica registraría una pérdida de más de 250,000 sacos.

La roya, que debilita las plantas y provoca que el fruto del café caiga antes de su maduración, comenzó a diseminarse en septiembre y el fenómeno fue advertido al Gobierno por Procafé como por la APA. De haberse tratado a tiempo, el país no ocuparía el primer en la lista de afectados de Centroamérica, aseguró Albanés.

El presidente de la organización añadió que el hongo existe en el territorio local desde hace 30 años, pero esta vez ha tenido uno de los efectos más devastadores, porque llegó hasta las plantaciones de altura, que hasta hace unos años habían mostrado altos niveles de resistencia.

Frente a la urgencia de insumos para combatir la roya, Albanés pidió al Ministerio de Agricultura una disposición especial para liberar de la burocracia la importación de insumos, que están siendo demandados por el resto de países de la región.

“Por el gran impacto de la roya, El Salvador tiene que recuperar el tiempo perdido y el proceso de importación puede tomar un mes. Si nos metemos a esa burocracia vamos a llegar tarde”, aseguró el presidente de la APA.

En la temporada 2011-2012, los países de Centroamérica exportaron 17.5 millones de sacos por valor total de $3 mil 600 millones, y esperaban mejorar para este nuevo año cafetero.

Medidas a largo plazo

Para que la producción cafetera aumente, la renovación del parque, es decir de 220,000 manzanas, debe ser un tema de discusión, una vez sea contrarrestado el avance de la infección, han afirmado los productores del grano.

Zaldaña enfatizó que se deben comenzar a implementar estrategias a mediano y largo plazo y no solo “parches”.

Primero “tenemos que ir dándole paso a la renovación de lo que nos dañó la roya, y para eso estamos hablando de entre $170 y $175 millones”, porque para hacer una manzana nueva se necesita $5 mil, aseguró el expresidente de Procafé.

El empresario añadió que renovar el parque completo es complicado, pero afirmó que se pueden planificar renovaciones anuales de entre 5 y 10 mil manzanas; sin embargo, añadió que para echar a andar ese plan es necesario el acceso a créditos con tasas de interés flexibles. “Recordemos que este sector no es como el de los cereales. Nosotros comenzamos a ver rendimientos hasta después de los tres años”.

A la fecha, según datos del MAG, bajo el Plan Presidencial de Rescate y Fortalecimiento del Sector Cafetalero se han repoblado 11 mil manzanas con 6.5 millones de plantas.

A finales de febrero próximo, los institutos de café del Istmo se reunirán para buscar soluciones al problema de la roya y, lo más urgente, el tema del financiamiento.

Articulos Relacionados

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios