Secciones
×

Síguenos en

Denuncian supresión de plazas para VIH

La Asociación Atlacatl recibió quejas de Usulután y del Rosales. Enviará informe a la PDDH.

Preocupa la reducción de personal en el Servicio de Infectología del hospital Rosales. Foto EDH / archivo
Preocupa la reducción de personal en el Servicio de Infectología del hospital Rosales. Foto EDH / archivo

Por Yamileth Cáceres nacional@eldiariodehoy.com

Ene 25, 2013- 21:00

El grupo de apoyo de personas con VIH/sida tratadas en el hospital nacional Rosales expresó ayer su preocupación ante la posible reducción del personal médico en el Servicio de Infectología.

Margarita Portillo manifestó que el médico residente se irá porque no recibe remuneración por el trabajo que realiza. Está así desde el año pasado. Portillo expresó que la dirección suprimió una plaza de residente y se la otorgaron a otra área.

Como resultado de lo anterior habrá menos doctores para atender a las personas con VIH. Aseguran que en promedio son 35 personas las que llegan a consulta cada día.

“Si se nos va ese médico solo nos quedaría una médica con ocho horas, uno de cuatro horas y el jefe de servicio que llega por horas. Entonces la recarga del servicio va a ser más grande” , agregó.

Eso significa que se tardarán más tiempo en ser atendidos. Portillo agregó que ya enviaron cartas a la ministra de Salud, a la jefa del Programa Nacional de ITS/VIH/Sida y al director del establecimiento haciéndoles ver la necesidad que tienen del personal.

Odir Miranda, presidente de la Asociación Atlactl, indicó que no se trata de un hecho aislado y que una situación similar ha sido denunciada por usuarios del hospital de Usulután.

“Se están suprimiendo plazas de personas que estuvieron trabajando ad honorem, que existe la necesidad, pero los han dejado fuera. Esto provoca más retraso en la atención de las personas”, señaló Miranda.

El presidente de la Asociación Atlacatl comentó que enviarán un escrito a la Procuraduría de los Derechos Humanos para que investigue qué está sucediendo y también a la ministra de Salud para que les dé una explicación.

Por su parte, el director del hospital Rosales, Mauricio Ventura, expresó que no se ha reducido el personal y que infectología es una de las especialidades donde los pacientes están mejor atendidos.

Sostiene que las plazas de residentes no tienen nombres y que se distribuyen según la necesidad y que hay áreas donde son más vitales. Este año hay 10 residentes ad honorem distribuidos en diferentes servicios.

En 2012 había un residente pagado y uno ad honorem en Infectología, pero este año nadie solicitó ingresar a esa área. Ventura considera que no hay necesidad de más plazas porque el jefe tiene ocho horas asignadas y hay meses que solo atiende a ocho pacientes. Al residente no se le puede dar un salario, afirma, porque la plaza remunerada es para el que ha pasado el proceso en la universidad.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios