Secciones
×

Síguenos en

Ministro de Defensa pide a veteranos volver al diálogo

El Arzobispo de San Salvador llamó a la cordura para que los problemas sean resueltos con negociación y no por la violencia

Monseñor José Luis Escobar Alas lamentó el mal inicio del año nuevo con acciones violentas en vez del diálogo. Foto EDH / Mauricio Cáceres.
Monseñor José Luis Escobar Alas lamentó el mal inicio del año nuevo con acciones violentas en vez del diálogo. Foto EDH / Mauricio Cáceres.

Por David Marroquín sucesos@eldiariodehoy.com

Ene 13, 2013- 19:00

Después de que el nuevo año comenzó de forma turbulenta con una serie de acciones violentas que han afectado a miles de salvadoreños, el arzobispo de San Salvador monseñor José Luis Escobar Alas y el ministro de la Defensa, general Atilio Benítez, coincidieron ayer en que los problemas sociales que enfrenta actualmente el país sean resueltos por la vía del diálogo y dejando de lado las acciones violentas para no afectar a la mayoría de salvadoreños.

Benítez sostuvo que algunos veteranos de la Fuerza Armada, quienes la semana pasada generaron bloqueos de carreteras e intentaron cerrar las fronteras, ya recibieron algún tipo de indemnización en cumplimiento a los Acuerdos de Paz asumidos por el Gobierno, pero ahora “ellos están haciendo otras demandas, no voy a comentar haber si son suficientes o exageradas”.

Agregó que ya se les dijo que sus pretensiones económicas son difíciles de cumplir porque “eso podría parar la economía del país, por supuesto que el gobierno no puede proporcionarles porque no tiene la posibilidad”.

Benítez pidió a la dirigencia de las asociaciones de veteranos de guerra de la Fuerza Armada que se reincorporen a la mesa de diálogo para buscarle soluciones a sus demandas y que abandonen las acciones violentas.

Explicó que este grupo de veteranos decidió salirse de la mesa de diálogo, en febrero del año pasado, y buscaron otras alternativas con presiones de calle y “creemos que no es lo más conveniente”.

Ante las amenazas de los veteranos de guerra inconformes de continuar sus protestas para que el gobierno les pueda dar 700 dólares mensuales o 10 mil dólares de indemnización, Benítez dijo que ellos pueden hacer las protestas que crean necesarias, pero toda vez que no afecten a la mayoría de los salvadoreños como lo es interrumpir el libre tránsito en las carreteras.

No descartó de que detrás de las exigencias de los exmilitares hayan intereses políticos partidarios, aunque “solo el tiempo lo dirá”.

En similares términos se pronunció el arzobispo de San Salvador monseñor José Luis Escobar Alas, quien sostuvo que todas las asociaciones y los ciudadanos tienen derecho a manifestarse para exigir lo que consideran sus derechos, pero “no de manera violenta, no dañando a terceros, y por eso es preocupante”.

Llamó a la “cordura, al buen juicio y a la buena voluntad para que los problemas se solucionen por la vía del diálogo y no con acciones violentas porque muchas veces en vez de solucionar lo agravan más”.

Escobar Alas sostuvo que lamentablemente “vivimos una situación de violencia y de carencia de paz” y espera “tener una visión positiva, optimista y pensar de que este año sea un año de paz”.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios