Secciones
×

Síguenos en

Temor en La Unión por las cifras de homicidios

Lo que más miedo causa a la población son los siete casos de asesinato registrados en enero

La población de al menos cuatro municipios de La Unión asegura vivir con temor debido a los siete asesinatos registrado entre el 1 de enero y el sábado anterior en ese departamento.
La población de al menos cuatro municipios de La Unión asegura vivir con temor debido a los siete asesinatos registrado entre el 1 de enero y el sábado anterior en ese departamento.

Por Insy Mendoza Carlos Segovia nacional@eldiariodehoy.com

Ene 14, 2013- 19:00

LA UNIÓN. El ambiente que impera entre los residentes de los municipios de La Unión, Santa Rosa de Lima, San Alejo y Meanguera del Golfo es de incertidumbre, mismo que se genera por los siete asesinatos registrados en esas localidades en los primeros 14 días del año.

Los registros de la Policía detallan que tres de los crímenes ocurrieron en la cabecera, dos en Santa Rosa, uno en San Alejo y otro en la isla Meanguera del Golfo.

Esos hechos delincuenciales tienen preocupados a quienes residen en las referidas zonas, pero además a sus parientes que viven en el exterior y que siguen los acontecimientos del país por las diferentes redes sociales o medios de comunicación.

La situación de inseguridad es tal que muchos aseguran que temen visitar el país, en el caso de los que viven en el extranjero.

Mientras que residentes en los municipios afectados por los asesinatos temen salir en familia a pasear al parque o de compras al supermercado.

“Ya no hay mucha confianza”, dice Ana Deisi Gómez, residente de La Unión.

Agrega que lo más preocupante es el involucramiento de menores en las actividades de pandillas.

“Encontrarnos con un menor de edad en la esquina de una calle nos aterroriza. Tenemos temor de que sea un pandillero. Esto no se calma y va de mal en peor”, dijo la fémina.

José López, otro unionense, no comparte la posición de las autoridades policiales cuando destacan que las causas de los homicidios están relacionadas con pandillas.

“No solo por rencillas entre pandillas están matando, también porque no pagaste el dinero de la extorsión a tiempo, porque le caiste mal a un marero y este ya no quería que cruzaras una calle. Así de fácil están matando”, asegura el ciudadano.

Malfredo Álvarez, unionense residente en los Estados Unidos, lamenta que la ciudad de La Unión este volviendo a la década de los 90.

Recuerda que entre 1994 y 2000, la pelea de las pandillas por el territorio generaba balaceras en las calles.

“En la playa, de nuevo las dos mara se están peleando territorio, dicen nuestros familiares que residen en esos lugares; por eso nosotros los que vivimos en el exterior tenemos un gran temor de regresar a visitar a nuestros seres queridos, porque lo primero son los asaltos o extorsiones”, dice el hermano lejano.

Los comerciantes también resienten el temor a consecuencia de la ola de asesinatos y de crímenes que registra el departamento.

Raúl Castro, presidente de la Cámara de Comercio filial La Unión, manifiesta que los últimos hechos que se han registrado en la cabecera son de mucha preocupación.

“En Santa Rosa de Lima se está incrementando las extorsiones. Todo esto deteriora nuestra economía. Como empresarios pagamos nuestros impuestos y esos no se ven reflejados en el tema de la seguridad”, dijo el empresario.

Referente a los casos de extorsión en el municipio limeño, el subinspector Úrsulo Guevara, jefe de la subdelegación de esa localidad, dice que solo una denuncia registran, pero en la zona rural.

Mientras que Fernando Repreza, jefe de la delegación policial de La Unión, asegura que seis de los siete asesinatos ocurridos en el departamento tienen relación con pandillas.

“El único que no está relacionado con pandillas es el que se registró en San Alejo. Los demás tienen que ver con las maras y el principal problema es el pleito por territorio entre dos pandillas”, dijo Repreza.

Agregó que la cifra de crímenes no refleja un repunte alarmante, algo que contrasta con la opinión de los ciudadanos abordados por este medio.

Repreza dijo que las pandillas se pelean el territorio en tres zonas en la cabecera, pero no brindó detalles.

Los crímenes

El primer asesinato registrado en el departamento fue el de Antonio Rodríguez, de 30 años. Fue ultimado el 3 de enero en cantón La Negra de la isla Meanguera del Golfo.

Un día después, Rogelio Hernández, de 30 años, fue encontrado muerto tras varios días desaparecido. Fue hallado a orillas del río Pavana, de la jurisdicción de San Alejo.

El mismo día fue ultimado Luis Antonio Guzmán en sector La Fátima del barrio Las Flores de la cabecera.

Mientras que el 5 de enero fue asesinado Inmar Euceda Fuentes, de 19 años. El crimen ocurrió en barrio El Centro de la ciudad de La Unión.

Wilber Antonio Orellana, de 18 años, también fue asesinado en barrio Las Flores el 8 de enero.

Osmín Guzmán, de 30 años, fue asesinado el 11 de enero en el centro de Santa Rosa de Lima. Se encontraba de visita en el país, pues residía en los Estados Unidos.

El de Luis Alonso Arias es el último crimen y ocurrió el 12 de enero.

Ciudadanos y empresarios se muestran agobiados y muchos dicen sentirse decepcionados ante la poca reacción de las autoridades.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios