Secciones
×

Síguenos en

Alcaldía en litigio con empresa por Terminal de Buses de Oriente

Juzgado Civil y Mercantil y Cámara de lo Civil ordenaron que pasara a la comuna

En la estación de buses también hay ventas estacionarias que no pagan ni a la alcaldía ni a la administración de la terminal. Foto EDH / Marvin Recinos
En la estación de buses también hay ventas estacionarias que no pagan ni a la alcaldía ni a la administración de la terminal. Foto EDH / Marvin Recinos

Por Roberto Alas comunidades@eldiariodehoy.com

Ene 29, 2013- 19:00

La alcaldía de San Salvador solo espera lo que resuelva la Sala de lo Civil de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), para tomar nuevamente posesión del inmueble donde opera la Terminal de Buses de Oriente.

Dos tribunales han ordenado que la estación vuelva a manos de la municipalidad, pero el fallo no se ejecuta porque la empresa arrendataria acudió a pedir revisión del mismo a la Sala de lo Civil.

Un juzgado Civil y Mercantil dio por terminado el contrato de arrendamiento entre la comuna y la Sociedad Terminal de Buses de Oriente. Además, ordenó que dicha sociedad debe pagar los cánones de arrendamiento atrasados, que hasta el 16 de enero de este año eran de 622 mil 586 dólares.

De acuerdo con Celina Escolán, asesora del despacho de la comuna, la resolución que emitió el juzgado Civil y Mercantil a favor de la municipalidad se dio el 27 de julio de 2012; sin embargo, ante la inconformidad del arrendatario, este apeló y el proceso judicial pasó a la Cámara Civil.

Pero también se tribunal superior ratificó el fallo previo el 23 de octubre del año pasado.

“La Cámara de lo Civil confirmó lo resuelto en primera instancia (juzgado) y ordenó la terminación del contrato de arrendamiento, pago de cánones de arrendamiento y desocupación del inmueble”, explicó la abogada.

La ejecutiva dijo que durante el proceso judicial lograron probar ante los jueces que la sociedad tiene una deuda de arrendamiento de tasas, aseo y otros, que no lograron desvirtuar.

Aún con la resolución que emitió la Sala de lo Civil, la empresa arrendataria mostró nuevamente su inconformidad y en noviembre del año pasado acudió a la Sala de lo Civil de la Corte Suprema de Justicia.

La deuda que el arrendatario tiene con la alcaldía viene desde 2007.

“Aunque ellos vayan a casación (revisión de fallo en la Sala de lo Civil), nosotros ya demostramos en dos instancias que tenemos una deuda”, sostuvo Escolán. Hasta la fecha, la Sala de lo Civil no les ha notificado si ha admitido el recurso, dijo.

Sobre el incumplimiento del pago de arrendamiento, se trató de obtener la opinión de la Sociedad Terminal de Buses de Oriente y se acudió a las oficinas administrativas que tienen en la estación; pero no quisieron abrir la puerta.

Buenos ingresos

La Sociedad Terminal de Oriente obtiene ganancias a través del cobro que hace del punto de taxis que se encuentra en el inmueble; además, de cada uno de los buses de 25 rutas destinadas para el norte y oriente del país, por proveedores de bebidas y el alquiler de baños públicos.

De acuerdo con Escolán, ellos obtuvieron, aunque no explicó la forma, los ingresos anuales de la Sociedad Terminal de Oriente, y los mismos ascienden a un aproximado de 1 millón 121 mil dólares.

Solo por los taxis obtiene 27 mil 216 dólares, explicó. Aunque Sergio Escobar, uno de los conductores de alquiler, aseguró que cada una de las 45 unidades está pagando 32 dólares mensuales, lo que al año significa un pago de 17 mil 280 dólares.

Ahora, la preocupación de los taxistas es que, si la alcaldía llega a tomar el inmueble, ellos se quedarán sin meta y tendrán que andar ruleteando, dijo Mario Alfaro.

“Nos afectará económicamente, nosotros tenemos 30 años de trabajar aquí”, indicó.

El arrendatario también percibe dinero, según la alcaldía, por los puestos de venta y asciende a 82 mil 872 dólares.

No obstante, el secretario general del sindicato de vendedores de la terminal, Ever Hernández, aseguró que desde hace tres años no le pagan a la sociedad porque esta nunca ha hecho mejoras en las instalaciones.

Otros que se quejan de las malas condiciones en las que se encuentra la terminal son los motoristas de las rutas interdepartamentales.

Raúl Moreno, un conductor de la Ruta 306 que hace su recorrido hasta Santa Rosa de Lima, en La Unión, aseguró que “aquí hay un solo desorden, deberíamos tener una terminal buena, aseada, cuando llueve se hace un lodazal horrible”, se quejó.

Otro de ellos opinó que “aquí lo que no sirve es la administración”, que es la que no ha invertido para mantener las instalaciones en buen estado.

Los usuarios también están a merced del desorden y las malas condiciones higiénicas.

Articulos Relacionados

  • 10000
    Las condiciones en la que opera la terminal de buses son deplorables y van desde el desorden, insalubridad y polvo hasta el mal olor que emana de los baños públicos. Y es que la inversión de parte de los que explotan el inmueble no existe.Es por esa razón que los…

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios