Secciones
×

Síguenos en

Bomberos advirtió hace un año riesgo de incendio

Las pérdidas en los 21 puestos reducidos a cenizas superan los 100 mil dólares

Una mala instalación eléctrica fue lo que provocó un cortocircuito que se convirtió en un incendio. Foto EDH / Francisco Torres.
Una mala instalación eléctrica fue lo que provocó un cortocircuito que se convirtió en un incendio. Foto EDH / Francisco Torres.

Por Francisco Torres sucesos@eldiariodehoy.com

Ene 29, 2013- 19:00

USULUTÁN. Si la alcaldía de Jucuapa hubiera atendido las sugerencias que hace un año le hizo el Cuerpo de Bomberos, de que mejorara el sistema eléctrico del mercado, los riesgos de incendio habrían disminuido, dijo José Simeón López, inspector de los Bomberos que ayer verificaba que un cortocircuito redujo a cenizas 21 puestos de la zona norte del mercado.

Los bomberos determinaron que lo que causó el incendio fue un cortocircuito en un local, donde, al parecer, los cables eléctricos habían sido colocados sobre las láminas del techo, lo que representa un gran peligro.

De hecho, se determinó que la mayoría de locales de la zona —incluso los que no se quemaron— tienen cables eléctricos enrollados en el techo, por lo que el Cuerpo de Bomberos hará nuevamente las sugerencias de hace un año, para que los cables sean resguardados dentro de un poliducto.

Ahora Reina Soriano, de 56 años, se lamenta abrazada a uno de los dos pilares que quedaron en pie de su negocio.

La comerciante dice no tener una estimación de lo perdido, pero la comuna cree que en los 21 locales quemados la pérdida podría sumar unos 111 mil 700 dólares.

Y lo grave del caso es que esta no es la primera vez que Soriano sufre la desolación de haberlo perdido todo.

Hace seis años lloró cuando otro incendio consumió la misma zona del mercado y la obligó a hacer malabares con préstamos durante tres años, para salir del atolladero. “Ahora estoy más vieja y más cansada; no sé si voy a poder salir de esto”, dijo con amargura.

Alba: ¿la solución?

El concejo municipal sesionó ayer de emergencia y ya aprobó la construcción, con carácter de urgente, de los locales que fueron destruidos por el incendio originado a las 0:30 horas de ayer y que requirió de un gran esfuerzo de los bomberos y la comunidad para ser sofocado.

El jefe edilicio Manuel Turcios explicó, además, que ha hecho algunas gestiones “para tratar de ayudarle a la gente afectada”.

Habla de gestiones en el Ejecutivo y al interior del su partido, el FMLN.

En este último punto, Turcios es claro al afirmar que lo que busca dentro del instituto político es que le respalden a través de Alba Financiera.

Espera que a los comerciantes les den préstamos para que vuelvan a comprar los productos, para proseguir con sus negocios.

También buscará la factibilidad de una consolidación de las deudas, debido a que algunos comerciantes tienen préstamos pendientes y ahora, sin productos, no podrán honrar esas deudas.

“Esta financiera ofrece préstamos con intereses más bajos y eso es lo que vamos buscando, préstamos con un cuatro por ciento de interés anual”, argumentó el edil.

Y de hecho, los comerciantes están a la espera de que la municipalidad les ayude a salir de esta.

A Santos Élmer Villatoro ahora la vida le parece cuesta arriba. Ve los escombros a los que se redujo su negocio y no sale de su asombro.

“Vendíamos granos básicos y ropa, pero no quedó nada y todo lo que teníamos lo habíamos comprado con préstamos. Hoy no sé qué hacer porque hemos perdido casi cinco mil dólares”, comentó Villatoro.

Añade que, tras el incendio de hace seis años, la alcaldía, gobernada entonces por otro partido, ofreció construir un nuevo mercado, porque entonces las pérdidas fueron mayores, pero no lo hicieron.

Villatoro cree que si los puestos fueran construidos con concreto no se quemarían tan pronto como los de armazón de madera y techos de lámina que abundan en el mercado en la actualidad.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios