Secciones
×

Síguenos en

Regularán horarios en los centros nocturnos

Empresarios creen que de aplicarse la medida los llevará a la quiebra en sus negocios

En muchos de los restaurantes de la ciudad se da trabajo por días a jóvenes, incluso a muchos estudiantes del Megatec. Algunos tienen clientela familiar, otros turística.
En muchos de los restaurantes de la ciudad se da trabajo por días a jóvenes, incluso a muchos estudiantes del Megatec. Algunos tienen clientela familiar, otros turística.

Por Insy Mendoza Carlos Segovia comunidades@eldiariodehoy.com

Ene 11, 2013- 19:00

LA UNIÓN. Numerosos dueños de bares, discotecas y restaurantes de la cabecera temen que sus negocios vayan a una quiebra inminente luego de que la Policía solicitó a la alcaldía que regule y acorte los horarios de atención nocturna de estos sitios.

La razón son los sonidos estridentes y escándalos, que según vecinos y la Policía se registran en las noches y madrugadas.

Actualmente los negocios de comida, en los que se comercializan bebidas embriagantes, no están regulados por la comuna y la gran mayoría cierra entre 2:00 y 3:00 de la madrugada.

Quienes residen en las cercanías de los negocios sostienen que a diario se registran sonidos estridentes y hay permanencia de menores de edad en los referidos sitios.

Precisamente esas quejas son las que llegaron hasta la Policía, que intercedió solicitando a la alcaldía que regule los horarios.

Fernando Repreza, jefe de la delegación policial de La Unión, asegura que se han reunido con el edil Ezequiel Milla para exponerle la situación y buscar las regulación de los horarios.

Milla dijo estar de acuerdo en las regulaciones y los horarios a establecer son de lunes a jueves hasta las 11 de la noche y de viernes a domingo hasta las 12:00 de la medianoche.

“Estoy completamente de acuerdo con el jefe de la policía. Bajar las horas en este caso las discotecas, vamos a dejar establecidos los horarios prudentes”, dijo Milla

Continuó diciendo que “se iniciará a trabajar en la elaboración de las ordenanzas, porque en las administraciones anteriores no hay horarios establecidos”.

El inspector Repreza manifestó que entre las atribuciones de los gobiernos municipales está regular, a través de las ordenanzas, el funcionamiento de discotecas, billares y centros nocturnos.

“Estamos en coordinación con la alcaldía para darle tratamiento. Es una sugerencia que como Policía hemos dado y desde hace un par de meses se viene hablando con el señor alcalde”, dijo Repreza.

QUIEBRA INMINENTE

Varios propietarios de los negocios que se verán afectados con la regulación de horarios consideran que tendrán pérdidas económicas que los pueden llevar a la quiebra,

Dicen que con las regulaciones, las autoridades provocarán el cierre de fuentes de empleo, pues la cantidad de horas laborales disminuirá y por ende la cantidad de clientes y ganancias que tendrán cada día.

Glenda Chavarría es propietaria de un restaurante que tiene una pista de baile.

Considera incorrecta la decisión de las autoridades policiales y edilicias y dice que primero deben reunirse con los empresarios y discutir la medida, además escuchar sus propuestas.

“En mi caso, los fines de semana hasta 20 jóvenes tengo con empleos temporales. Ellos son estudiantes del Megatec que se ganan su dinero en tiempos libres para seguir estudiando”, dijo la empresaria.

Agregó que entre las medidas que sí les deben exigir es no permitir el acceso de menores en horas nocturnas.

“Pero hay menores que compran las bebidas embriagantes en los supermercados o en cualquier otro lugar; ahí deberían tener un control”, dijo la mujer.

Agregó que cuando atracan los barcos atuneros, los capitanes y el resto de trabajadores que son extranjeros son los principales clientes que gustan disfrutar hasta horas de la madrugada.

En eso coincide con otros restauranteros y dueños de bares de la cabecera.

“Al tener estas restricciones le aseguro que esta gente buscaría irse a otro lugar fuera de La Unión. Creo que a todos nos afectaría esta medida”, agregó Chavarría.

Angélica Dinarte, otra afectada, dice que la alcaldía lo que debe regular son los niveles de sonido de esos negocios y que los horarios sean hasta la 1:00 de la madrugada.

“Creo que la policía lo que debería de trabajar es controlar la zona de los prostíbulos. Ahí es donde hasta ellos, los uniformados, llegan a departir con las muchachas; entran menores tanto varones como hembras y la autoridad no actúa”, asegura.

Wilfredo Pérez, padre de familia, dijo que “creo que no solo a los restaurante que tienen sus discotecas deberían de regular con los horarios, también a los chupaderos que funcionan con chalets en el parquecito, los prostíbulos de la zona, porque ahí los principales clientes son adolescentes y la misma autoridad”.

Hay otros unionenses que están en total acuerdo con las autoridades.

Dicen que en algunas discotecas y restaurantes se han registrado hechos delincuenciales como homicidios e intento de homicidios el año pasado.

Piden que se busque una solución que controle los desórdenes y sonidos estridentes sin afectar el bolsillo y fuentes de empleo que generan los negocios. Pero que se debe respetar el derecho al descanso de vecinos.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios