×

Síguenos en

Duelo por la muerte de sacerdote Carlos Blanco

El religioso murió por causas naturales, dijo la Iglesia. Los restos del padre Blanco reposarán en la parroquia, según fueron sus deseos. La feligresía lloró a su párroco.

Por Mauricio Pineda

Feb 12, 2018- 20:56

LA PAZ. Emociones encontradas fue el sentir de la feligresía católica de los municipios de San Miguel Tepezontes y El Rosario, en el departamento de La Paz, después de participar de los servicios fúnebres del párroco Carlos Roberto Blanco Hernández.

El religioso, de 47 años, murió por causas naturales y fue encontrado en su oficina parroquial de San Miguel Tepezontes el pasado viernes, informaron fuentes de la Iglesia. El religioso era el encarga de la parroquia hace poco más de un año y medio.

Según relatos de los colaboradores, cerca de las 2:00 de la tarde cuando llegaron a su oficina, pero notaron que no reaccionaba, les pareció extraño porque el religioso era muy activo.

Durante el pasado fin de semana se llevaron a cabo misas de cuerpo presente en la parroquia de San Miguel Tepezontes, donde pastoreaba; y en la iglesia de El Rosario, según explicó el padre Juan Fernando Echeverría, encargado de este último templo y amigo de Blanco Hernández.

“Él venía teniendo algunos padecimientos que, parece ser, son genéticos”, manifestó ayer Echeverría.

Aunque explicó que fue muerte natural, las causas del deceso no fueron detalladas.

Los últimos servicios religiosos en honor a Blanco Hernández fueron realizados ayer por la tarde en la parroquia El Rosario con un grupo significativo de la iglesia católica encabezados por el Cardenal Gregorio Rosa Chávez.

Al evento se sumarían sacerdotes de la Diócesis y Arquidiócesis de San Salvador.

Descansará en su parroquia

Ayer una caravana partió con los restos de Blanco Hernández hacia la parroquia de San Miguel Tepezontes, donde solicitó, en caso de morir, fuera enterrado.

“Esperamos la llegada de muchos cleros de la Arquidiócesis, luego de la Santa Misa será trasladado nuevamente a San Miguel Tepezontes porque han llegado a un acuerdo entre la familia y la parroquia para que el padre sea sepultado en el interior del templo”, confirmó Echeverría.

De acuerdo con este padre, las tradiciones de los pueblos es que se entierra al sacerdote dentro del templo como un signo de pertenencia que ellos tienen, ya que cuando son ordenados, prácticamente les donan la iglesia, dijo.

En La Paz se tiene registros de 17 casos de sacerdotes cuyos restos fueron enterrados en sus iglesias.

Abrir Comentarios

Abrir Comentarios