×

Síguenos en

Cafetines escolares en la búsqueda de menús saludables

Algunas tiendas empezaron a sacar las golosinas, han puesto otras opciones y hecho cambios en la forma de preparar alimentos.

Por Susana Joma

Ene 18, 2018- 09:34

Los dueños de cafetines escolares comenzaron el año escolar retirando de sus estantes las golosinas y los refrescos procesados industrialmente, según se pudo observar ayer, durante una visita realizada a algunos centros educativos de enseñanza pública del país.

En cuatro de las tiendas que tiene el Instituto Nacional Técnico Industrial (INTI) los propietarios, poco a poco han comenzado a cambiar la oferta de alimentos, al tiempo que hacen malabares para sobrellevar el incremento que eso ha significado en sus costos y complacer a sus clientes.

Gloria Vásquez, quien desde 1983 es responsable de uno de los cafetines del INTI, explicó que, siguiendo instrucciones que los técnicos del Ministerio de Educación (Mined) les dieron el año pasado, ella dejó de vender pupusas de chicharrón y en la preparación de los alimentos, en general, ha sustituido la manteca por el aceite.

Lea también: 10 recetas de pupusas de bagre, papaya o semilla de paterna como parte de los “cafetines saludables”

Vásquez dispensa refrescos naturales y, según dijo, se prepara para dejar la venta de bebidas carbonatadas y churros.

En el INTI, Miguel Pleitez, afirmó que en la cafetería a su cargo han tomado acción para cumplir lo que establece la Normativa de Tiendas y Cafetines Escolares Saludables. “La primera medida que nosotros tomamos fue hacer un arroz más saludable, porque anteriormente solo lo hacíamos blanco y ahora lo acompañamos con verduras. Número dos, estamos tratando de no hacer muchas cosas fritas, por ejemplo la carne y el pollo lo estamos tirando a la plancha; también estamos haciendo fresco natural”.

Pleitez, quien tiene 27 años de edad, detalló que en su caso está poniendo a la venta más frescos preparados con frutas naturales, redujo significativamente el pedido de sodas en lata y también de churros, aunque todavía mantiene jugos y té procesados.

Para este año prevé incluir entre los productos los licuados de frutas, por lo cual se aventuró a invertir en una licuadora especial.

El joven coincidió con su colega Gloria Vásquez que en la preparación de las pupusas no emplean aceite.

Sobre las nuevas opciones de pupusas como la de papaya tierna, manzana verde, semillas de paterna, y otras que el Mined ha propuesto en un recetario que elaboró, Pleitez señala que tienen que evaluar si se acoplan al gusto de los estudiantes.

En el INTI doña Arminda Bernal, de 50 años, también tiene para los alumnos opciones de frutas: “Lo que más demanda tiene es el magno verde, piña con sandía y naranjita cuando hay de la buena, pero aunque yo quiera venderles algo más como manzana, no quieren. Les gusta más lo ácido. Ellos me dicen échele más limón, échele más limón”, explicó.

En el Complejo Educativo para Sordos Licenciada Griselda Zeledón, Rosa Albertina Argueta, encargada del cafetín escolar, dijo que para este inicio de año ya no agarró churros con el proveedor, tampoco dulces, y se ha inclinado por vender más fresco de frutas naturales.

Lea también: Educación revisará que los cafetines escolares no vendan pupusas con grasa ni comida chatarra

Las tiendas de algunos centros escolares de San Miguel también siguen la dinámica. Por ejemplo, El Rincón Tropical, uno de los que funciona en el Complejo Educativo Colonia La Confianza, iniciaron con éxito el año vendiendo solo variedad de refrescos y licuados preparados con frutas.

“Nos dimos cuenta de las ventas que se ofrecen en los diferentes cafetines y de la oposición del Ministerio de Educación a las sodas o comida chatarra. Es así como nace nuestra idea de poder vender producto cien por ciento natural, y de lo que ellos (jóvenes) consumen como minutas con mermeladas naturales, sin químicos ni colorantes”, explicó Toni Martínez, el dueño de El Rincón Tropical.

Martínez asegura que “fue emocionante” porque los alumnos pedían repetirse.

Según manifestó Jerry Rodríguez, director del mencionado complejo educativo, otros dos cafetines que están en el mencionado complejo educativo funcionarán este año como “cafetines saludables”.

“Se está trabajando un menú diferente (para estos cafetines). Si el lunes es el día de la pupusa se tendrá no menos de 20 tipos para que los muchachos y niños disfruten de la variedad. Si el martes se dedican a panes que tengan pollo, frijol, miel o huevos; el miércoles queremos dedicarlo al maíz, como elotes locos, riguas, tortas, atol”, externó Rodríguez.

Sin embargo, la mayoría de directores y dueños de cafetines están conscientes de que los esfuerzos por dar a los muchachos comida saludable tienen un punto de quiebre fuera de sus paredes.

Es el caso que en las afueras del Centro Escolar Napoleón Ríos y del Centro Escolar Dr. Humberto Quinteros, de Santa Ana, siempre se mantienen vendedores de golosinas y otros productos en los alrededores que están a la espera de que los niños salgan.

Ernesto Ramos, docente de la escuela Quinteros, mencionó que siempre les recomiendan a los padres de familia que aconsejen a sus hijos no consumir productos de la calle, que les enseñen a comer saludable y que de ser posible lleven los alimentos de sus casas para que no consuman churros ni sodas.

Ana Méndez, madre de familia, señaló que ella es de las que prefiere ponerles alguna fruta a sus hijos para que no compren en la calle.

Abrir Comentarios

Abrir Comentarios