Secciones
×

Síguenos en

Pescadores de La Unión con pérdidas por vientos

Los afectados están pasando problema para alimentar a sus grupos familiares y aún no reciben ayuda.

Por Insy Mendoza

Ene 05, 2018- 19:59

La pesca artesanal y el servicio de transporte en lanchas hacia las diferentes islas del Golfo de Fonseca se han visto afectado en los últimos días debido a los fuertes vientos que están azotando la zona.

Los pescadores de los municipios de La Unión, Conchagua y Meanguera del Golfo tienen cuatro días de no salir a trabajar porque el fuerte oleaje no les permite salir con tranquilidad en sus embarcaciones.

Son alrededor de 50 a 100 dólares que han dejado de percibir por cada pescador, lo que les preocupa porque no tienen para comprar los alimentos para sus familiares.

Algunos aprovechan la marea seca y salen a la orilla de la bahía a sacar almejas y cascos de burro para el consumo, otros tratan de venderlos y tener dinero para pagar algunas deudas que tienen en tiendas.

Los artesanales lamentan que el Gobierno central no cuenta con un programa de emergencia para proporcionar víveres al sector de la pesca artesanal en situaciones de malas condiciones del clima.

Cristian Vanegas, pescador del sector La Playa del barrio San Carlos, La Unión, vive a orillas de la bahía y aprovechó que la marea estaba seca; y junto a su familia salió a sacar del lodo almejas para preparar alimentos.

Así como se encuentra la marea por los fuertes vientos no pueden salir a pescar porque es un peligro que den vuelta con la lancha.

Según Vanegas, ellos son el sector más afectado por los cambios de clima y “las autoridades solo dicen que evitemos de salir a pescar, pero en ningún momento nos tienen opciones como alimentos para esos días que no ganamos en la pesca”, agregó.

Para Efraín González, líder comunal del cantón Huisquil, de Conchagua, en esa comunidad son unos 700 los pescadores que no están trabajando y algunos se favorecen con pequeñas ayudas de sus familiares en el exterior.

Sin embargo, a otros les aumenta sus deudas en las tiendas porque “como no tienen para comprar los frijolitos, lo que hacen es acarrear más deudas en las tiendas porque sus hijos les están pidiendo qué comer”.

Luis Gómez Flores, pescador de Conchagua, tomó sus propios riesgo y salió a trabajar porque estaba desesperado que no tenían nada de alimentos para la familia, agregó que “tenía que arriesgarme y estuvo feo la jornada de trabajo, creo que solo unos 10 dólares gané, pero con eso al menos ya compro los frijolitos y las tortillas para los hijos”.

Las autoridades de Protección Civil piden a los pescadores artesanales, a las lanchas de transporte de pasajeros y de turistas que evitan salir al mar mientras se mantengan los fuertes vientos.

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios