Secciones
×

Síguenos en

Policía halla cadáver en la Carretera de Oro

Sujeto habría sido asesinado por un presunto grupo de exterminio.

El cadáver tenía dos tatuajes alusivos a la pandilla 18 en los brazos. Foto/ Francisco Campos

Por Edgardo Hernández /Jaime López

Nov 21, 2017- 18:11

Un supuesto pandillero fue encontrado envuelto en una bolsa negra en el kilómetro tres de la carretera de Oro del municipio de Soyapango, explicó la Policía.

La víctima estaba abandonada en la canaleta y su cuerpo tenía lesiones de arma de fuego, detalló la Policía.

Junto al cadáver fue encontrada un mensaje en un trozo de papel, al parecer escrita por un miembro de un grupo de exterminio, que decía: “van por muchos más”.

El grupo que supuestamente se atribuía aquel homicidio se identificó con las iniciales G.E.E. y que a su vez decía: Grupo de Exterminio Especializado, según la Policía.

Por su parte, la Fiscalía no logró identificar el cadáver por no tener documentos.

La fiscal del caso afirmó que el cuerpo estaba atado de pies y manos, tenía lesiones en el cuello producto de un aparente estrangulamiento.

Al sacar el cuerpo de las bolsas, las autoridades descubrieron que el hombre vestía una camisa negra, jeans azul, tenía tatuaje alusivos a una de las estructuras criminales (pandillas) en brazos y tórax.

Al preguntar a la Fiscalía, si este caso estaba relacionado a otro cadáver embolsado encontrado a la 1:30 de la tarde del pasado lunes en el kilómetro 19 de la misma carretera, pero en la jurisdicción de Ciudad Delgado, la fiscal dijo que no podía establecer algún tipo de vinculación y tampoco tenía pistas para confirmarlo o rechazarlo.

A la escena se acercaron tres personas que manifestaron andar buscando a sus parientes desaparecidos, para ver si se trataba de uno de ellos. Las autoridades les hicieron una minuciosa descripción de las características del cadáver hallado, lo cual fue suficiente para que las familias descartaran que se tratara de uno de sus seres queridos que están desaparecidos.

Este no es el único cuerpo que las autoridades encuentran en esa carretera, la que en otras ocasiones ha sido identificada por la Fiscalía como de “liberación” o el sitio donde los delincuentes abandonan a sus víctimas luego de ser asesinadas.

Estos hechos se dan por lo general a altas horas de la noche y madrugada cuando hay poco tráfico vehicular.

Además se maneja que estos hechos son perpetrados por pandillas por rencillas entre un grupo y otro, ajuste de cuentas en miembros del mismo grupo, entre otros.

Una de las víctimas de estos grupos delincuenciales fue el policía Víctor Alcides Díaz Nolasco, fue asesinado en reparto La Campanera en Soyapango el 19 de julio y su cuerpo abandonado en las cercanías de Ciudadela Don Bosco.

El 27 de septiembre, otro cadáver fue encontrado cerca del centro comercial de Altavista en San Martín. Los restos humanos estaban envueltos en sábanas y correspondían a Wilfredo Hernández.

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios