Secciones
×

Síguenos en

Focus Data

Más de 8 mil armas robadas, solo 129 se han recuperado

A Ulises lo asesinaron con un arma ilegal. El Ministerio de Defensa desconoce un aproximado de armas ilegales que circulan en el país.

Por Karla Arévalo

Ago 06, 2017- 20:00

Más de 8,220 armas robadas y hurtadas circulan de manera ilegal en El Salvador. Eso sin sumar las armas introducidas al país por puntos ciegos y las armas hechizas.

El Ministerio de Defensa Nacional y la Policía Nacional Civil desconocen el flujo de armas ilegales que circulan en El Salvador; pese a que el 75.4 % de los asesinatos en el país, son cometidos con arma de fuego.

El director de Logística del Ministerio de Defensa, coronel José Mario Blanco, explicó que el Ministerio solo lleva el registro de las armas hurtadas, robadas y decomisadas. De enero de 2012 a julio de 2017, más de 3,541 armas fueron robadas y 4,808 hurtadas. De estas, solo 129 habían sido recuperadas hasta el 17 de julio. En el robo el victimario ejerce violencia sobre la víctima. En el hurto no. Mientras que las armas decomisadas ascienden a 3,815 entre el año pasado y el 17 de mayo.

***
A penas amanecía en el caserío El Camalote, cantón Puerto Parada en Usulután, cuando a José Ulises lo asesinaron de 25 balazos con un arma de fuego ilegal.

Por vos venimos ̶ le dijeron tres homicidas de 19, 24 y 26 años. Según consta en el expediente judicial U-21-01-2016-3 del Tribunal de Sentencia de Usulután.

A Ulises lo sacaron a empujones de su casa. Le dispararon en la cabeza, en el abdomen y en las piernas; frente a sus familiares. Los homicidas huyeron hacia la casa de otro hombre, Raúl; a quien pretendían asesinar. Pero él ya había sido avisado por los familiares de Ulises y los esperaba tras las celosías de su ventana. “Eran diez sujetos vestidos con ropas oscuras. Todos iban armados”, se lee en el expediente.
̶¡Abrí la puerta pues!̶ dijeron mientras rodeaban su casa.
̶¡Metete si querés! Ya va a venir la Policía, esperalos y te agarrás con ellos. No con uno que no tiene nada ̶ les decía Raúl.

El tiempo no les alcanzó para matarlo. Raúl llamó al 911; y ante la amenaza que les hiciera, los sujetos brincaron el muro que rodea su casa y huyeron.Los tres hombres que asesinaron a Ulises y amenazaron a Raúl son: David Elías de 26 años, Jorge Alexander de 24 y José Osmín de 19 años. Los policías le encontraron una pistola 9 milímetros a David y le dijeron que ya sabía que es hermano de un pandillero de la Mara Salvatrucha.

Te puede interesar: ¿Protegen las armas?

̶Vos sos hermano de Samuel. ¡Entregalo! Él es un marero peligroso que tiene varias acusaciones de homicidio ̶ advirtió un Policía.
̶Sí, pero mi hermano no vive con nosotros. Él hace su vida y sus fechorías lejos de nosotros ̶respondió.
David le dijo a los policía que tenía un arma ilegal porque mareros rivales de su hermano lo habían amenazado.

Lo llevaron a las bartolinas de Usulután acusado del delito de Portación Ilegal de Armas de Fuego y Homicidio por el asesinato de José Ulises. El perito que evaluó su perfil psicológico sostuvo que David es adicto al alcohol y a la marihuana, impulsivo, sin control para hablar y agresivo. David no actuó solo, lo acompañó Jorge de 24 años. A Jorge le incautaron un arma de fuego calibre 9 milímetros que escondía en la cintura.
̶Hey, esa arma me la prestó un vecino. Yo corro peligro porque los pandilleros de la 18 amenazaron a mi hermano por ser de la MS. A mi familia también le dijeron que si no se iban del cantón los matarían ̶ intentó justificarse ante la Policía.

 

La familia de Jorge sí huyó del caserío El Camalote hacia Ciudad Barrios, de donde son originarios, pero Jorge decidió quedarse a “sacar la cosecha que había cultivado”. Él asegura que un vecino llamado “Carlos” le prestó el arma mientras cosechaba. Sin embargo, al momento de la captura no estaba en el terreno del cultivo, sino reunido en el patio de una casa junto a David y a José Osmín, el tercer acusado. Al ser descubierto, Jorge le dijo a la Policía que solo se detuvo a pasar unos vídeos por celular a los otros hombres. La Policía lo señaló como uno de los presuntos asesinos de Ulises.

̶Pero si yo era amigo del señor. Yo le ayudaba a trabajar y no tenía motivos para querer matarlo ̶ dijo al policía que lo arrestó.

A José Osmín también le decomisaron un arma ilegal. Este le dijo a la Policía que no la había registrado, pues la consiguió para defenderse de pandilleros del Barrio 18. Para el Director de Logística del Ministerio de Defensa Nacional, quien decide portar un arma sin matrícula “es un delincuente”. Hasta mayo de este año, la Policía incautó 1,049 armas de fuego. El 67 % son asociadas al delito de Tenencia, Portación y Conducción Ilegal o Irresponsable de Armas de Fuego. Otro 32 % es relacionada a homicidios y el 1 % a extorsión. Siete de cada diez armas incautadas son pistolas, revólveres y escopetas.

Las armas que la Policía le decomisó a David, a Jorge y a Osmín son dos pistolas calibre 9 milímetros. Ambas, marca Beretta; una color negro y otra plateada. El análisis balístico forense evaluó los casquillos encontrados en la escena del homicidio de Ulises y determinó que estos corresponden con las armas decomisadas a estos hombres en Usulután.

Pese a que este departamento tiene una de las tasas más bajas en cuanto a hurto y robo de armas, más de 120 armas han sido robadas y 253 han sido hurtadas entre 2012 y el 17 de julio de este año.

En San Salvador hay 93 robos de armas por cada cien mil habitantes. San Salvador, La Libertad, Cuscatlán, La Paz y Cabañas tienen las tasas más altas en cuanto a robos de armas en El Salvador. Mientras que en La Unión, 125 armas son hurtadas por cada cien mil habitantes. Le siguen San Miguel, San Salvador, Cabañas y Chalatenango.

La Fiscalía acusó a David Elías, a Jorge Alexander y a Osmín, del asesinato de José Ulises ocurrido el uno de julio de 2015. No obstante, estos tres sujetos no actuaron solos. Los testigos protegidos sostienen que siete hombres más participaron en el homicidio. “De estos sujetos, dos llevaban armas largas y los demás armas cortas”, cita el expediente judicial.
La jueza del caso condenó a David, a Jorge y a Osmin a 24 años de carcel por los delitos cometidos.

Armas ilegales

Armas decomisadas por la PNC en diciembre de 2014. Foto René Quintanilla

El rastro de las armas
Cuando un salvadoreño matricula un arma en el Ministerio de Defensa Nacional, el arma es marcada con una huella balística.

En el proceso se hacen cuatro disparos sobre una pila de metal acerada. Tres vainillas y tres proyectiles son entregados a la Policía Nacional Civil para su registro. Los últimos se los reserva el Ministerio de Defensa Nacional en caso de que un juzgado lo solicite como evidencia.

En la escena del homicidio de José Ulises se tomaron los casquillos para evaluarlos en un laboratorio balístico. Cuando el arma ha sido registrada es identificada por la huella balística. En el caso de las armas usadas para asesinar a Ulises, los delincuentes usaron armas ilegales.

***
Hay más armas cortas que largas en El Salvador. Desde 2012 hasta la fecha, el 71 % de armas matriculadas en el país, son armas cortas: pistolas, revólveres. Mientras que solo un 29 % son armas largas: fusiles, escopetas.

Para comprarlas y matricularas se necesita una licencia. Pero incluso este documento se intenta obtener de forma ilegal: entre 2014 y el 17 de julio de este año, nueve personas intentaron obtener licencias de armas con documentos falsos.

Tags Armas Delincuencia Focus Data Hurtos Robos Seguridad

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios