Secciones
×

Síguenos en

Lo más leído

INFOGRAFÍA: Así es la celda donde guarda prisión Mario Belloso en Zacatraz

Belloso fue condenado a 56 años de cárcel por haber asesinado a dos policías y herido a más de una docena de agentes de la UMO

Belloso se hizo pasar como una persona con problemas mentales para poder pasar desapercibido por la Policía, pero fue capturado.

Por elsalvador.com

Jul 05, 2017- 17:40

José Mario Belloso Castillo, quien pasó de militante del FMLN a asesino y de asesino a pastor evangélico está condenado a 56 años de cárcel por haber matado a dos policías y haber herido a más de una docena, hecho que ocurrió hace exactamente 11 años.

Después de ese 5 de julio de 2006 cuando Belloso roció de balazos a un pelotón de la Unidad del Mantenimiento  del Orden (UMO) de la Policía Nacional Civil (PNC) y fue acusado de terrorista su cambio ha sido notorio, según Magdalena Castillo, madre de Belloso.

Dos agentes de la Unidad de Mantenimiento del Orden UMO fueron asesinados por Mario Belloso.

Asegura que él ya no es “aquel toro” que era cuando lo capturaron, ahora asegura que luce demacrado porque padece del corazón y los riñones. Además, ya no es aquel hombre que disparó a sangre fría y desgració la vida de los policías, ahora es un pastor evangélico que predica a toda persona que se le pone en su camino.

Quienes lo han conocido dentro del penal aseguran que ha hablado de Dios y de la biblia a todos los convictos que han sido sus compañeros de celda en el Penal de Máxima seguridad conocido como Zacatraz.

Te puede interesar: El calvario de la madre de Mario Belloso, recluido en Zacatraz por crimen de policías

Según un reo que reveló parte de la vida de Belloso durante estos años, el asesino del 5J “no es ni la sombra de la imagen de aquel revoltoso de pelo largo y vago barbado que vimos en las manifestaciones”, dijo.

Esta persona asegura que Belloso ahora es más humano y que su cambio ha sido de corazón. En el penal es conocido como el “pastor belloso” y aseguró que ora por cada compañero que le pide que lo haga.

El lugar que se convierte en el indicado para orar por los demás es en la clínica de la prisión, puesto que el convicto cada cierto tiempo es atendido y recibe tratamiento por la insuficiencia renal que padece y los problemas de corazón.

 

En este lugar, toca la mano y se pone de rodillas a pedir por su salud de cada reo que encuentra en su camino.

“Casi siempre, que al reo lo entretienen por algún documento o medicina en la sala de espera, él (Belloso) siempre aprovecha para orar por uno. Bastantes que están muy enfermos se lo pedían. Si el custodio es buena gente te deja que lo hagas, otros son rudos y te prohíben, pero a Belloso lo dejan casi siempre”, describe la fuente.

Puedes leer: La reconstrucción del atentado 5J donde Mario Belloso mató a dos policías

La confianza que le tienen los demás reos es tan grande que cuando sale a tomar el sol, desde las ventanas muchos reos le gritan y le piden “que ore por sus vidas” y él se sube a una mesa, levanta su mano y ora.

Así, entre las predicaciones que hace cuando sale a tomar el sol, las oraciones por sus compañero y las consultas por sus enfermedades, Belloso pasa sus días en Zacatraz.

En la infografía se detalla cómo es la celda y las enfermedades que padece Belloso.

Tags Mario Bellos Zacatraz

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios