Secciones
×

Síguenos en

Paquete escolar causa problemas burocráticos en escuelas, dice experto

Pese a los programas que el gobierno ejecuta muchos niños y jóvenes en edad escolar siguen fuera de las aulas del sistema público. Los recortes en el presupuesto de Educación plantean un retroceso en este campo.

Por Susana Joma

May 20, 2017- 07:00

Según especialista en educación, el doctor Óscar Picardo Joao, el sistema educativo salvadoreño, en su conjunto, sufre un proceso de desconstrucción y construcción paralelo. Esto implica que el gobierno continúa desmontando programas dejados por anteriores gestiones; mientras, otros los mantiene estáticos o con poco cambio.

En ese contexto, Picardo Joao advierte que, tomando en cuenta los datos planteados por el Ministerio de Educación (Mined) en el seno del Consejo Nacional de Educación (CONED), no se han producido avances notorios en el tema de cobertura de estudiantes, sobre todo en los niveles de Educación Inicial y Educación Media.

El educador subraya que esa situación sigue teniendo impacto en la calidad de la enseñanza, como lo muestran los pobres resultados que se obtienen en la Prueba de Aprendizaje para Estudiantes de Educación Media (Paes).

Según Picardo, los programas educativos que los gobiernos de izquierda impulsan desde 2009 a la fecha, como la Escuela Inclusiva de Tiempo Pleno y el de Paquetes Escolares, no han logrado revertir precisamente el problema de baja matrícula.

“El programa de útiles, zapatos y uniformes sigue poniendo problemas administrativos a las escuelas, sin focalizarse, y sin buscar alternativas de entrega más eficaces… No ha mostrado la efectividad de retención y está consumiendo $80 millones”, opinó.

Si bien reconoce que el gobierno hace esfuerzos para preparar a los docentes que están activos en los centros de enseñanza públicos, este filósofo y pedagogo es de la opinión que esto aún no alcanza a los casi 50 mil educadores de este sector.

Sin brújula en las aulas
El también investigador afirma que Educación sigue sin resolver el problema de incumplimiento del calendario escolar en las escuelas: “Siempre que visitamos escuelas (en el marco de investigaciones) notamos recreos muy largos, maestros que faltan. No se está trabajando los 200 días lectivos” y por lo tanto no se están cubriendo todos los contenidos que están programados para desarrollar.

Otro problema que Picardo resalta es la falta del currículum y de programas de estudio en los salones de clase de las escuelas estatales.

El currículum nacional es el documento que explica el perfil de ciudadano salvadoreño que se tiene que formar y los programas de estudio indican cómo se debe hacer esa formación.

“Al no estar estos dos documentos en las escuelas la pregunta es ¿con qué se educa? ¿con libros de texto, con Google, con separatas, con fotocopias?”, cuestiona.

A lo anterior se suma que si bien se están entregando computadoras a los alumnos, se carece de programas específicos que formen a los profesores en el manejo de estos equipos. Por ello sostiene que “al primero que hay que entregarle computadoras es al maestro y después al niño. Si el maestro no tiene las competencias o habilidades tecnológicas le estamos llevando un problema”.

Retroceso en inversión
Uno de los puntos más preocupantes para Óscar Picardo es que el presupuesto de educación para este año se redujo.

“Por primera vez en la historia, desde los Acuerdos de Paz para acá, el presupuesto educativo tuvo una disminución. Que un presupuesto de educación se reduzca es un retroceso”, aseveró.

El presupuesto de 2016 fue de $942 millones. En 2017 experimentó primero un recorte de $300 mil y luego otro de $5.58 millones.

Eso nos pone muy lejos de los $12,500 millones que el Plan Educativo del CONED planteó que se necesita invertir en diez años para lograr que la educación en el país sea de primer nivel.

A criterio de Picardo, la deserción como resultado del problema de las maras y la migración sigue como una piedra en el zapato y no se han puesto en marcha programas eficaces para contrarrestarlos. El único indicador en el que, de acuerdo con las cifras gubernamentales, visualiza una mejora es en alfabetización.

¿Pero qué pasa con la educación superior?
Según el análisis del doctor Picardo, “la mayor parte de indicadores (en Educación Superior) están muy estáticos, por ejemplo en investigación, matrícula, internacionalización, movilidad de estudiantes y docentes, así como en la producción de patentes.

“No hay mayores cambios y sino cambia la educación Superior no cambiará mayor cosa la productividad del país”, agregó.

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios