Secciones
×

Síguenos en

Exmilitar entrenó a pandilleros en el Chichontepec durante la tregua

Testigos de la Fiscalía en el proceso contra 22 acusados de participar en el pacto aseguran que mareros recibieron adiestramiento militar y ganaron territorio

El exmediador de la tregua entre pandillas, Raúl Mijango, conversa con el extitular de Centros Penales, Nelson Rauda, durante un receso de la audiencia. Foto EDH/ René Estrada.

Por Diana Escalante

May 19, 2017- 11:34

La tregua pactada entre marzo de 2012 y mayo de 2013 por los cabecillas de la pandilla 18 y la mara Salvatrucha, con el respaldo del Gobierno de Mauricio Funes, les permitió a estos grupos fortalecerse, tener más control de territorios, armarse y recibir entrenamiento militar.

Eso es lo que, según la Fiscalía General, han declarado algunos miembros de estos grupos delincuenciales en la investigación que ha llevado a 22 personas (entre ellas el exdirector de Centros Penales, Nelson Rauda, y el exmediador de las maras, Raúl Mijango) a enfrentar un proceso judicial por su presunta vinculación con el pacto pandilleril.

Los delitos que se les atribuyen son actos arbitrarios, agrupaciones ilícitas, tráfico de objetos prohibidos en centros de detención o reeducativos, así como falsedad ideológica e incumplimiento de deberes.

El exmediador de la tregua entre las pandillas, Raúl Mijango, está acusado de agrupaciones ilícitas y tráfico de objetos prohibidos en las cárceles. Foto EDH/ René Estrada.

El fiscal del caso reveló este viernes, en el tercer día de audiencia en el Juzgado Especializado de Instrucción A de San Salvador, que durante el pacto entre las pandillas, sus miembros recibieron entrenamiento en el uso de armas y tácticas de combate para enfrentarse con policías y militares.

Te puede interesar: Fiscalía continúa sin incriminar a Munguía Payés en el caso de la tregua de pandillas

 

Curiosamente, el encargado de darles este adiestramiento fue un soldado que desertó de la Fuerza Armada y se hizo pandillero. Su nombre no fue revelado; únicamente se dijo que actualmente está recluido en un centro penal.

De acuerdo a las declaraciones que tiene el Ministerio Público, diferentes grupos conformados por varios pandilleros se internaban hasta tres días en zonas boscosas del volcán Chichontepec, en San Vicente para ser adiestrados.

“Un exmilitar brindaba adiestramiento en arme, desarme, limpieza de armas de fuego, armas de guerra, así como también técnicas de combate; técnicas de retirada en enfrentamientos, técnicas para poder evacuar heridos en enfrentamientos militares”, sostuvo el delegado del Ministerio Público.

Cada pandillero que recibía el entrenamiento, señala la investigación, tenía la obligación de replicar lo aprendido a los delincuentes que conformaban su clica.

Vea también: La tregua de pandillas en imágenes

Los delincuentes habrían seguido las instrucciones que les dieron, pues un año después de que terminara la tregua entre pandillas, los entonces ministros de Seguridad Pública, Ricardo Perdomo, y de Defensa, David Munguía Payés, aseguraron tener información de que estos grupos estaban recibiendo tácticas militares en diferentes lugares.

En abril de 2014, Perdomo señaló que las maras se estaban entrenando en los departamentos de Usulután, Morazán y Santa Ana. Mientras que Munguía Payés, a quien la Fiscalía ha calificado como “el creador, ideólogo, promotor y principal defensor de la tregua”, aseguró que tenía información de que los delincuentes estaban siendo adiestrados en el volcán Chichontepec (como aseguran los testigos), en el cerro de Guazapa y en las zonas costeras del país (Usulután).

En esa ocasión, Perdomo señaló que solo habían logrado dar con los lugares de adiestramiento, no así de los “instructores” de los pandilleros. Que las pandillas estuvieran recibiendo entrenamiento militar significaba que se preparaban para cometer ataques de mayor envergadura, según el funcionario.

Lea también: Fiscalía: Munguía Payés coordinaba logística de tregua

“Es gente que podría estar siendo entrenada para hacer ataques a localidades, liberar reos, poder hacer asaltos a instituciones… Hemos encontrado fusiles para francotiradores”, resumió entonces el también exdirector del Organismo de Inteligencia del Estado (OIE), el 17 de marzo de 2014.

Aunque días antes de que ambos ministros dieran estas declaraciones, El Diario de Hoy reveló que, el 9 de febrero de ese año, que 60 pandilleros de la mara Salvatrucha, armados con unos 30 fusiles habían recibido entrenamiento en tácticas de combate en un sector rural en la jurisdicción de San Alejo, del departamento de La Unión.

En la publicación se detalló que 60 miembros de grupos delictivos fueron vistos llegar en aproximadamente en 20 vehículos todoterreno a los cantones Pavana, Sirama y Los Jiotes, los tres del municipio de San Alejo en los que domina la mara Salvatrucha.

Meses después, las autoridades informaron que un grupo de mareros fueron sorprendidos cuando estaban recibiendo entrenamiento militar en una cancha de la comunidad Las Palmas, en San Salvador, a menos de 500 metros del Estado Mayor Conjunto de la Fuerza Armada.

Incriminan a exfuncionarios de Centros Penales en tregua

Entre los testigos que ofreció ayer el Ministerio Público para declarar en contra de los imputados hay algunos que aseguran que el exdirector de Centros Penales, Nelson Rauda, y el exinspector general, Anilber Rodríguez, habrían permitido diferentes actos ilícitos dentro de las cárceles durante la tregua entre pandillas.

Nelson Rauda conversa con el abogado defensor Manuel Chacón previo a la audiencia. Foto/ Lissette Monterrosa

Entre ellos dirigir la logística para que mediadores y colaboradores de la tregua se reunieran en las cárceles con los cabecillas de las maras. También avalar la introducción de celulares, televisores plasma, alimentos, así como la autorización para instalar cable y la realización de fiestas amenizadas con discomóviles.

Tags Munguía Payés Pandillas Raúl Mijango Tregua Entre Pandillas

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios