Secciones
×

Síguenos en

Apoyo de El Salvador a Venezuela ahuyenta a inversionistas

Industriales preocupados por el apoyo del gobierno a ese país sudamericano, ya que aseguran aleja las inversiones y, por tanto, bloquea el crecimiento económico.

La falta de inversión afecta directamente en la poca generación de nuevos empleos. foto edh / archivo / Foto Por Archivo

Por Jessica Guzmán

May 18, 2017- 21:00

Las señales que ha dado el gobierno de El Salvador de total apoyo a Venezuela afecta directamente la atracción de inversiones hacia el país, aseguró este jueves Patricia Figueroa, directora ejecutiva de la Cámara de la Industria Textil, Confección y Zonas Francas de El Salvador (Camtex).

“Las inversiones que nos harían crecer no están llegando a El Salvador, se están yendo a Honduras y Nicaragua… estamos preocupadísimos con el apoyo del gobierno a Venezuela, los inversionistas estudian todos los índices y un mensaje delicado para los inversionistas es cómo el gobierno se ha pronunciado apoyando a Venezuela, cualquier inversionista norteamericano o canadiense no le gusta, simplemente no invertirán tan fácil en países con estas señales”, enfatizó Figueroa.

La representante de Camtex dijo que todo esto agudiza la inseguridad jurídica del país y agregó “qué le va a decir El Salvador a un inversionista: ‘vengas a invertir aquí, aquí hay libertad’ y, por otro lado, le está diciendo que el modelo a seguir es Venezuela, eso no puede ser”.

Puede ver: Capriles pide desconocer decreto que restringe garantías en Venezuela

A esta preocupación se le suman las bajas calificaciones de riesgo que ha obtenido El Salvador, y la situación de impago en la que ha caído; además de “un salario mínimo impositivo”, señales que no son atractivas para los inversionistas, detalló Mauricio Rodríguez, coordinador técnico comercial de Camtex.

Foto/AFP

Leve crecimiento

Las exportaciones del sector textil apenas presenta un leve incremento en el primer trimestre del año.

En 2015, en este período, se habían exportado $591 millones y este año van $627.2 millones, $37 millones más; sin embargo, la expectativa no es que se mantenga, ya que no ven un despunte dinámico.

Pero, cuando se comparan las cifras de 2012 a 2013, cuando hubo un crecimiento de 9 %, entonces los números no parecen tan favorables.

“Esto también es preocupante y para todos es conocido que El Salvador tiene muchos retos como país, tenemos que mejorar la imagen, de mayor certeza jurídica”, agregó Figueroa.

Rodríguez subrayó que es un “paquete completo lo que ven los inversionistas, en el que tiene que ver el precio de energía, aduanas amigables, que no hayan muchas trabas en trámites y pasos fronterizos; se debe superar para aprovechar a Estados Unidos que es el principal cliente de la industria textil, y si no atendemos rápido nos comen el mandado países que tienen todo listo para exportar”.

Figueroa reconoció que ve voluntad en, al menos, superar el tema de agilización en las aduanas, ya que tanto el gobierno como el Legislativo, y el sector privado están trabajando para ello desde el Comité Nacional de Facilitación del comercio.

Vea: Considerable reducción de diésel importado desde Venezuela

Malas señales: depresión de empleos

A todo ese panorama se le suma que la falta de empleos se agudiza, solo en este primer trimestre del año los puestos laborales perdidos andan por unos 3 mil, apuntó Camtex.

Esta preocupación la comparte el presidente de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), Javier Simán, quien detalló que se han perdido 13,000 empleos formales entre diciembre de 2016 y febrero de 2017.

El empresario dijo que, de acuerdo con las cifras del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), de diciembre pasado a enero se perdieron 11,972 empleos y otros 1,126 en febrero.

Destacó que aunque aún esperan los reportes de marzo y abril para confirmar, los cálculos preliminares de la ASI lamentan que al menos otros 3,000 puestos de trabajo se habrían perdido como producto de algunas empresas extranjeras que decidieron trasladar sus operaciones a otros países de Centroamérica. “Lejos de estar generando nuevas oportunidades para los jóvenes estamos perdiendo empleo, y eso es muy preocupante”, dijo Simán.

Para el representante de la ASI, la advertencia que había hecho el sector privado sobre el incremento en desempleo debido a “un incremento al salario mínimo de una manera tan dramática”, ya tuvo efectos en la economía nacional.

Señaló que las empresas nunca se opusieron a un ajuste salarial; no obstante, pedían que esta fuese una medida consultada con economistas, y se tomara en cuenta las condiciones económicas y capacidad productiva y, sobre todo, no fuese un tema politizado.

También: Venezuela anuncia que abandonará la OEA

Para el líder gremial, al aumento en los costos de producción se suma la “la actitud antiempresarial” del gobierno, como un factor que limita el crecimiento de las inversiones y, por ende, de empleos. “Si usted tiene un Presidente que cada sábado está atacando al sector privado, eso aleja las inversiones y solo podremos generar más empleo si traemos nuevas y si permitimos que los que ya están en el país puedan ampliar sus operaciones y crecer”, añadió Simán.

La gremial de industriales indicó con anterioridad que para lograr un país más productivo y competitivo que incluya aumentos en la inversión, El Salvador debe mejorar el clima de confianza, generar oportunidades de trabajo y las autoridades “abordar ese tema con seriedad y responsabilidad”.

Finalmente, los industriales esperan que la posición del gobierno sea amigable con el sector privado.

Tags Venezuela

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios