Secciones
×

Síguenos en

La FGR investiga a Saca por supuesto desvío de $246 millones

Investigaciones apuntan a que Tony Saca y Elmer Charlaix lavaron $6 millones

El fiscal general de la República, Douglas Meléndez, reveló este mediodía, detalles sobre las recientes capturas del expresidente Antonio Saca, sus exfuncionarios Julio Rank, César Funes y tres personas que aún trabajan en Presidentecia de la República.

/ Foto Por elsalv

Por David Marroquín

Oct 31, 2016- 21:15

El expresidente Elías Antonio Sacatres exfuncionarios de su gobierno y tres empleados de Casa Presidencial son investigados por el supuesto desvío de 246 millones de dólares de las arcas del Estado a cuentas personales de los acusados, según reveló el fiscal general Douglas Meléndez.

“Inicialmente,  en el preámbulo hay un monto general de 246 millones de dólares que fueron desviados a una gran cantidad de cuentas particulares a favor de uno de los imputados”, dijo Meléndez.

Pero el jefe de la Unidad de Investigación Financiera de la Fiscalía Jorge Cortéz fue más específico con relación al destino de esa millonaria cantidad de dinero.

“Hemos encontrado que de la cuenta subsidiaria institucional del tesoro público de la Presidencia, hay 246 millones de dólares que han sido extraídos de manera ilegal de esa cuenta y han sido distribuidos en 14 cuentas bancarias de tres imputados, el señor Elmer Charlaix, Pablo Gómez, y Francisco Rodríguez Arteaga”, dijo Cortéz.

LEE TAMBIÉN: Indagan supuestas transferencias de Funes a Saca

Meléndez aseguró que se ha  determinado que “por lo menos 116 millones de dólares fueron cobrados en efectivo”, y agregó que “de las cuentas  del Estado fueron remitidas a cuentas particulares de empleados de Casa Presidencial y posteriormente fueron transferidos, vía triangulación a cuentas o empresas, algunas del expresidente Saca”.

Al explicar la ruta que habrían utilizado por  los acusados para poder desviar la millonaria cantidad de dinero, el fiscal Cortéz sostuvo que al menos los 116 millones de dólares fueron transferidos en cheques a cuentas particulares de Elmer Charlaix y para ello “utilizaron una metodología para tratar de despistar porque el señor Charlaix abre dos cuentas a su nombre, justo al asumir el mandato del expresidente Saca, pero diez meses después cierran esas cuentas y optan por abrir cuentas a nombre de Pablo Gómez y Francisco Arteaga, donde finalmente realizan la mayor cantidad de depósitos de dinero del Estado”.

LEE TAMBIÉN: La Fiscalía allana negocios e investiga a Herberth Saca

El fiscal Meléndez aseguró que las empresas del expresidente Saca sirvieron para que el dinero fuera transferido a las mismas.

 

“Salen de la cuenta subsidiaria institucional, luego estos millones de dólares son colocados en América Publicidad que es una intermediaria junto a otra empresa y luego de estas empresas, finalmente se transfieren todos estos fondos hacia las seis empresas del expresidente Saca como lo es el grupo Samix, 94.1, ABC, radio Usuluteca y otras”, dijo Meléndez. Agregó que tanto Saca como Charlaix habrían lavado seis millones de dólares de ese dinero, aunque no descarta que esa cifra sea mayor.

Por su parte, el fiscal Cortéz sostuvo que se investiga el destino de los otros 130 millones de dólares que Saca y el resto de imputados habrían desviado para sus intereses personales.

LEE TAMBIÉN: Las 5 cuentas bancarias que la Fiscalía le investiga al expresidente Saca

Las investigaciones han revelado que una semana antes de que Saca terminara su gestión presidencial, se hicieron transferencias de dinero de última hora y las cuales fueron depositados en cuentas personales de algunos de los imputados, según Meléndez.

Las autoridades fiscales cuestionaron el finiquito que la Corte de Cuentas de ese entonces le entregó a Saca, aún cuando no había auditado su administración presidencial.

“La Corte de Cuentas daba un finiquito y por lo tanto procedía en esos momentos el Ejecutivo de turno a destruir toda la información que estaba alrededor de manejo de fondos, incluyendo la partida secreta”, dijo Meléndez, quien denunció que ya han comenzado las presiones de distintos sectores, a los que no identificó, para que no siga con las investigaciones relacionadas a los casos de corrupción.

Quiero dejar claro que no vamos a retroceder y que vamos a continuar con nuestras facultades y atribuciones constitucionales en defensa  del Estado mismo y de la sociedad salvadoreña honrada”, dijo Meléndez.

Las investigaciones aún no terminan y abarcan a otras personas que podrían haber colaborado en las transferencias de la millonaria cantidad de dinero provenientes de los fondos públicos.

LEE TAMBIÉN:18.7 millones de dólares pasaron a cuentas de Charlaix

Sin embargo, el fiscal Meléndez aseguró que por el momento no existen otras órdenes de capturas contra más personas que podrían resultar involucradas.

Explicó que se emitieron las órdenes de captura porque a su juicio se tienen las evidencias suficientes de que “ existe cantidad de dinero proveniente de fondos públicos del presupuesto que han sido desviados en forma fraudulenta, corrupta para funcionarios y exfuncionarios en ese momento”.

Además, porque no querían que ocurriera lo que pasó con el expresidente Mauricio Funes que tuvo que escapar a Nicaragua y luego de conocerse el informe de la sección de Probidad con respecto a Elmer Charlaix, tuvieron información de que algunos de los acusados comenzaban a realizar movimientos bancarios.

FGR se desliga operativo de captura de Saca

El fiscal Meléndez se desligó del polémico operativo de captura del expresidente Saca, César Funes y Julio Rank; en plena fiesta de boda del hijo del exmandatario en Antiguo Cuscatlán. Los abogados del exmandatario señalaron a la Fiscalía de haber planificado el operativo de capturas.

Aseguró que él personalmente le entregó las órdenes de captura al director de la Policía Howard Cotto y le pidió que las hiciera efectiva.

Sin embargo, las autoridades policiales planificaron el operativo de capturas en el que ningún fiscal participó, sostuvo.

“La Fiscalía no ha estado en ningún procedimiento de captura, ni mucho menos en el procedimiento que se hizo  en la boda del hijo del expresidente Saca, claramente lo digo”, señaló Meléndez.

En todo caso, “si la Policía consideró que esa era la forma más viable y correcta de actuar y eficaz porque podría ser que se fugara la información y éstas personas escaparan, entonces la Fiscalía apoya ese procedimiento”, dijo.

La medianoche del sábado, fuerzas elites de la Policía rodearon el lugar de recepciones donde se realizaba la boda del hijo del expresidente. 

Las puertas de acceso al sitio fueron cerradas por los policías y no permitían el ingreso ni la salida de personas.

El fuerte dispositivo de seguridad policial no dejó de inquietar a la mayoría de los invitados a la boda, algunos de ellos se disponían a retirarse de la misma, pero no pudieron hacerlo porque los policías se lo impidieron.

Los agentes elites entraron al lugar y preguntaron por el expresidente Saca, quien minutos después salió al estacionamiento para atenderlos, según relatos de algunos de los asistentes. Le dijeron que tenían una orden de captura en su contra, pero Saca les manifestó que los iba acompañar a la sede policial.

A Saca lo acompañaba César  Funes, quien se supone se despediría, después de asistir a la fiesta. Sin embargo, fue detenido por tener una orden de captura.

Enseguida, el exsecretario de Comunicaciones Julio Rank , quien también asistió a la fiesta, fue arrestado. Para hoy está previsto que la Fiscalía acuse al expresidente Saca y a las otras seis personas ante los tribunales de justicia.
 

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios