Secciones
×

Síguenos en

Fusades: Se debe depurar el padrón electoral para 2018

Tanque de pensamiento señala que es la garantía para que haya elecciones limpias y transparentes.

Padron electoral
Foto Por Archivo

Por Rafael Mendoza López

Abr 09, 2016- 21:00

El padrón electoral, que recoge a todos los salvadoreños capacitados para votar, debe someterse a una depuración profunda para garantizar la legitimidad y la seguridad de las elecciones de 2018, de acuerdo con un análisis de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades).

El tanque de pensamiento publicó su posición institucional respecto al padrón electoral, donde advierte que el mismo debe someterse a una depuración por parte de las instituciones como el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y el Registro Nacional de las Personas Naturales (RNPN) para evitar que el proceso electoral se vea empañado por inconsistencias en el registro de los votantes. 

“Los datos indican que el padrón electoral está sobreestimado, y que se requiere una labor profunda y técnica de depuración, pero esta debe basarse en las causales plasmadas en la normativa y no en arreglos antojadizos que más que limpiar el padrón lo que hacen es cuestionar la legitimidad del proceso”, advierte Fusades. 

Asimismo, por medio de la posición institucional la fundación sostuvo que “la evidencia más clara de la necesidad de depuración” es la existencia de incongruencias entre el dato de la población en edad de votar y los que están registrados en el padrón, lo que genera que este último esté sobreestimado. 

En su análisis, Fusades detectó al menos tres beneficios específicos que pueden generarse de la depuración del padrón electoral: Primero, disminuir la posibilidad de que los ciudadanos emitan voto doble o múltiple; segundo, permite contar con estadísticas de participación electoral confiables, y tercero, favorece un uso eficiente de los recursos al poder tener una planificación certera sobre la base de un número real de electores, advierte Fusades.

“No hay margen de error admisible, debe evitarse violentar la voluntad soberana del pueblo y al mismo tiempo asegurarse que los resultados electorales reflejen la decisión de los ciudadanos que acudieron a las urnas y marcaron una opción”, sostiene el tanque de pensamiento. 
Registro es la base

Pero el perfeccionamiento del padrón pasa, de acuerdo con Fusades, porque el RNPN maneje un buen registro electoral (base de datos de todos los mayores de edad). 

“Los errores de registro no solo constituyen un fallo interno para el RNPN sino que desencadenan en un padrón teñido de inconsistencias que afectan el proceso electoral”, sostiene.

También considera que la autoridad encargada de la conformación  del padrón debe “someterse a la contraloría ciudadana tanto en el proceso de construcción como en análisis posteriores”, es decir el TSE.

A juicio de Fusades, el padrón debe ser conocido por todas las instancias pertinentes y la ciudadanía. “El principio de máxima publicidad de la lista final de electores debe cumplirse y exponerse al ciudadano para que sea éste quién evalúe la confección del mismo”, subraya.

En ese sentido, advierte que la transparencia en la emisión del Documento Único de Identidad (DUI)es clave para que la base de datos de los ciudadanos sea más certera. 

“La transparencia con la que se emita el DUI y maneje la respectiva base de datos deriva en un registro civil puro como base para la creación del registro y padrón electoral”, manifiesta el análisis del tanque de pensamiento. 

Fusades ha realizado otros estudios en los que ha expuesto la necesidad de una depuración del padrón electoral acompañado de dos aspectos esenciales: Primero, un estudio demográfico sobre comportamiento poblacional, y segundo, “la aplicación de una metodología transparente y articulada con las instituciones involucradas, de parte del TSE, para la depuración del registro y su respectiva actualización”.

Otro de los aspectos que preocupa a Fusades es la auditoría realizada por la Corte de Cuentas, en la que señala que hay más de 900 personas con DUI duplicado. 

A la vez, la Contraloría advirtió en su auditoría que el Sistema Automatizado de Identificación de Huellas Dactilares (AFIS), mecanismo que registra la huella dactilar de cada ciudadano que tramita su DUI, “tiene un margen del 2% de error. Además El Salvador tiene un porcentaje considerable de población con huellas de mala calidad”.

Esto incluso ha despertado preocupación entre los distintos partidos políticos, quien se han pronunciado en su momento por una auditoría integral al registro electoral por parte de alguna consultoría extranjera. 

El RNPN, por su parte, ha insistido en varias ocasiones que el registro es confiable y que este se ha ido depurando en los últimos años, sobre todo en las incidencias de DUI dobles.

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios