Secciones
×

Síguenos en

San Miguel hizo reir y gozar a miles en su carnaval

San Miguel se convirtió en una enorme pista de baile en la que miles de ciudadanos salvadoreños y extranjeros bailaron hasta la madrugada de hoy

Cientos de salvadoreños, turistas nacionales y extranjeros, disfrutaron ayer 28 de noviembre, el tradicional Carnaval de San Miguel. Carrozas, música, comida y luces artificiales, fueron los componentes para disfrutar del principal carnaval del país.

/ Foto Por elsalv

Por Carlos Segovia / Lucinda Quintanilla

Nov 28, 2015- 21:44

Pobres y ricos, cheles y prietos, hembras y machos, altos y bajos tuvieron en común, como dice el xuc “San Miguel en Carnaval”, haber  disfrutado la fiesta más grande de El Salvador, esa que llena de orgullo a los nacidos en la Perla de Oriente, esa al que los migueleños llaman “el carnavalón”.

Miles de ciudadanos nacionales y extranjeros colmaron, desde tempranas  horas del sábado, las calles de la cabecera migueleña buscando el mejor lugar para presenciar el desfile de carrozas.

Por mucho, y a simple vista, la edición 57 del carnaval superó en asistencia a las ediciones anteriores.

La Avenida Roosevelt Sur y Norte lució abarrotada, incluso, desde antes de iniciar el desfile de carrozas.

Otro punto destacado es que, aunque la actividad  comenzó una hora  más tarde de lo previsto,  superó la “puntualidad” de las ediciones anteriores en que las que comenzó hasta con dos horas de retraso.

Un aspecto más,  destacado por los ciudadanos migueleños, los de mayor edad sobretodo, es que se trató de volver a los orígenes del desfile de carrozas.

El argumento es que no se permitió la saturación de carros sonoros de los patrocinadores y se incluyó, o al menos se trató, de rescatar las carrozas de antaño.

“Han vuelto a poner los cabezales con rastras en las que se arman las carrozas, como se hacía 15 años atrás, cuando los artistas migueleños se pulían haciendo sus diseños sobre las rastras, poniendo muchas luces y creatividad”; dijo Mario Martínez, un sexagenario que llegó junto a su familia a gozar del carnaval.

La fiesta tuvo de todo, desde una enorme seguridad hasta una tarima a la que se le  desplomó  el techo en la zona del parque del cementerio. Eso ocurrió mientras se desarrollaba el desfile y provocó lesiones en una persona.

También hubo tiempo para que el alcalde, Miguel Pereira, hiciera su campaña ya que en cada una de las tarimas de las 66 agrupaciones musicales sonaba una canción en la que se destacaba su trabajo y se vendía como el salvador de los migueleños.

A muchos no les importó, otros recordaron y lo compararon con su antecesor, Wilfredo Salgado.

Los fuegos  artificiales que iluminaban el cielo a medida avanzaba el desfile fueron del deleite de la población.   Tras el paso de la última carroza, que es en la que se desplazó la reina del 57 carnaval, Lilian Benavides, inició el fiestón.

Una a una, las más de 60 agrupaciones ubicadas en más de 40 cuadras de la cabecera comenzaron tu tanda musical tras el paso de la reina migueleña.

Las calles se tornaron un mar de gente. Filas de salvadoreños y extranjeros iban y venían de norte a sur, oriente a poniente y viceversa, en busca de la mejor alternativa musical en donde pudieron escoger cumbia, merengue, del recuerdo, rock, entre otros géneros musicales.

La fiesta se alargó hasta la madrugada de hoy y, precisamente, durante esta mañana seguirá en El Cuco donde hay carnaval de playa.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios