Secciones
×

Síguenos en

Instituciones débiles abren oportunidades para la corrupción

Experto alemán dice hay que fortalecer entidades gubernamentales para evitar cacería de brujas que solo se presta para abusos políticos

Carmen Aída Lazo (ESEN), Álvaro Trigueros (Fusades), Sandra de Barraza (socióloga), Carlos Guzmán (CEJ) y Frédéric Boehm discutieron sobre la corrupción y el desarrollo económico.
Carmen Aída Lazo (ESEN), Álvaro Trigueros (Fusades), Sandra de Barraza (socióloga), Carlos Guzmán (CEJ) y Frédéric Boehm discutieron sobre la corrupción y el desarrollo económico.

Por Edmee Velásquez politica@eldiariodehoy.com

Dic 10, 2014- 19:00

Contar con instituciones débiles y no fortalecerlas por temor a perder el “estatus quo” es uno de los principales instrumentos que facilita la corrupción en el ente gubernamental, según señala el economista alemán Frédéric Boehm.

El especialista manifiesta que una de las formas en que se ve afectado el desarrollo económico de un país con la corrupción es en el crecimiento, al reducir de alguna manera las inversiones nacionales y extranjeras, así como la productividad y el crecimiento.

Asevera que mientras aumenta la corrupción también sube el índice de desconfianza, no solo de la población de un país sino de todos los que buscan el desarrollo integral.

Y la confianza es un ingrediente clave para el capital social y desarrollo.

“La corrupción es la piedra en el camino al desarrollo… y entre más débil es el sistema hay más posibilidades de corrupción”, afirmó.

En el ámbito económico, Boehm expresó que la corrupción afecta la tasa de crecimiento indirectamente a través de la inversión y la productividad.

Aspectos que pudieran parecer insignificantes como la burocracia o la regulación en exceso en los trámites dan pie para la exigencia de sobornos en varios casos para “facilitar” los trámites o reducir las trabas.

Asimismo, el que se ignoren el mercado informal en sociedades como la latinoamericana generan una serie de implicaciones, considerando que este sector representa aproximadamente el 50 % de la economía.

El especialista alemán concluyó que al contar con instituciones débiles estas abren oportunidades a la corrupción, pero al mismo tiempo puede haber un interés en mantenerlas de esa manera.

Por tal motivo, la lucha contra este mal implica fortalecer los entes gubernamentales, logrando una mayor inclusión política y económica.

Asimismo, su combate hará más difícil para los “corruptos” sacar provecho del producto de las instituciones y con esto mejora la perspectiva para el desarrollo.

Pero el combate no solo implica aplicar las legislaciones penales en personajes específicos, lo cual es importante, pero si no se ataca de raíz lo único que se logrará con esto es “cortar una cabeza, pero el sistema seguirá exactamente igual y surgirá otra”.

“No están realmente luchando contra la corrupción, en el fondo en lo que realmente es el problema y eso es válido tanto en organizaciones, como a nivel país. Otro problema con la cacería de brujas que es un instrumento para el abuso político, lo que se observa muchas veces es que los casos que se investigan son los del gobierno pasado o de la oposición. Puede ser muy problemático”, apuntó.

Boehm brindó una ponencia de cómo afecta la corrupción en el desarrollo económico, como parte de las actividades de esta semana realizadas por el Consorcio por la Transparencia y Lucha contra la Corrupción. Posteriormente discutió el tema con especialistas nacionales.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios