Secciones
×

Síguenos en

Dos salas de velación municipal no se usan

Comuna santaneca dijo que estructura estaba destinada para personas de escasos recursos

El cementerio Santa Isabel es el principal camposanto que existe en Santa Ana. Las salas buscaban ayudar a las personas.
El cementerio Santa Isabel es el principal camposanto que existe en Santa Ana. Las salas buscaban ayudar a las personas.

Por Milton Jaco Cristian Díaz comunidades@eldiariodehoy.com

Ago 14, 2013- 19:00

SANTA ANA. Las dos salas de velación que fueron adecuadas en noviembre del año pasado dentro del cementerio Santa Isabel, no están siendo utilizadas pese a que fue un proyecto anunciado con mucho énfasis por las autoridades municipales.

Por el contrario, se han convertido en una bodega y en el dormitorio de los miembros del Cuerpo de Agentes Municipales (CAM) que resguardan el camposanto.

El concejal Rafael Bernal dijo en noviembre del año pasado que el lugar tenía como propósito ayudar a las familias dolientes, pues adquirir un servicio de velación es muy costoso.

Sin embargo, a 10 meses de que se anunció que iba a estar disponible para las familias que lo necesitaran, no se ha realizado una sola velación de manera oficial.

De hecho, la alcaldía ni siquiera ha realizado una campaña para que la población conozca de este servicio que ofrecen de forma gratuita.

Muchos santanecos desconocen que en el cementerio hay un espacio disponible donde pueden velar a un pariente.

Las dos salas de velación pueden convertirse en una sola dependiendo de la cantidad de personas que asistan.

El gerente de servicios municipales de la comuna santaneca, Melvin Vargas, explicó que las salas están sin utilizarse porque aún no se encuentran terminadas.

Sin embargo, Bernal dijo en noviembre que ya estaban listas para usarse.

“Efectivamente, las salas de velación no están en uso porque hace falta ponerles el piso cerámico. Eso es lo que ha impedido que las salas sean habilitadas al público de manera oficial”, dijo el gerente.

La inversión del piso, aunque no fue revelada, se sumará a los $3 mil que gastaron para la readecuación de las capillas.

Aunque el gerente dijo que no estaba abierta al público, algunos trabajadores dijeron que entre noviembre y agosto se han realizado al menos dos velaciones.

Si ese fuera el caso, el lugar continúa siendo subutilizado por la demanda que podría tener.

“Se suponía que las salas ya estaban funcionando; pero de repente se cerraron”, dijo uno de los empleados quien pidió omitir su nombre por miedo a represalias.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios