Secciones
×

Síguenos en

Firma brasileña abrió sede en el país y logró vía directa con CEL

Con el diseño de la presa El Chaparral, Intertechne se asentó en el Registro de Comercio con $337,493.46

Trabajos en la presa El Chaparral
Trabajos en la presa El Chaparral

Por Juan José Morales negocios@eldiariodehoy.com

Ago 20, 2013- 20:00

De capital brasileño con amplios intereses en El Salvador, la empresa en ingeniería Intertechne abrió una oficina en el país en 2006 para lograr posicionarse en el mercado de consultorías y conseguir, a través de la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL), diversos proyectos, como las dos licitaciones del diseño de la presa El Chaparral o la supervisión de la expansión de la central 5 de noviembre, según documentos consultados por El Diario de Hoy.

El archivo del Registro de Comercio, con fecha del 30 de junio de 2006, indica que la organización se estableció con un capital de $337,493.46 en las oficinas de Monelca de El Salvador ubicadas en Antiguo Cuscatlán.

Así, la escritura social está inscrita bajo el número 1 del libro 2044 de dicho documento e indica que la empresa se dedica “a consultorías”.

Además se detalla que Antonio Fernando Krempel, un ingeniero civil brasileño que actualmente ejerce el cargo de director ejecutivo de la firma en Río de Janeiro, se presentó a la oficina de matrículas del Centro Nacional de Registros (CNR) y estableció la “sucursal”, indica el listado revisado.

Hay que recordar que Intertechne ha trabajado contratada por CEL en varios proyectos. Llegó al país en 2005 después de ganar el concurso licitatorio de la elaboración de los términos de referencia y el diseño para la construcción de El Chaparral, que después fue descartado por la institución estatal debido a que las tormentas Agatha y Alex en 2010 crearon nuevas condiciones geológicas en lugar de la construcción que cambiaron y obligaron a suspender la megaobra, que aún sigue abandonada.

Por esto, el gobierno y la empresa constructora italiana Astaldi llegaron al acuerdo de terminar el contrato llave en mano para evitar un arbitraje internacional, decisión que le costó a CEL $108.5 millones para cancelar “obras realizadas” y respaldo jurídico.

La CEL echó la culpa al contratista, pues alegó que Astaldi no hizo los estudios ni las previsiones de seguridad necesarias para la obra. Pero Astaldi responsabilizó a la CEL, pues la acusaba de no haber hecho los estudios complementarios para determinar que la obra se estaba construyendo sobre un suelo arcilloso.

Acá el actual presidente de CEL, Leopoldo Samour, nunca supo deducir responsabilidades cuando se le cuestionó al respecto y justificó el recontrató a Intertechne bajo el argumento de la experiencia geológica de la firma en el país.

Sin embargo, al ver en retrospectiva, a mediados de 2006 que Intertechne encontró en Monelca un socio para sus proyectos. No solo le facilitó un espacio físico para sus labores administrativas e institucionales. También establecieron una relación comercial para, entre ambas, trabajarle a CEL el diseño “básico”, que se realizó entre julio de 2005 y mayo de 2006.

En ese momento la consultora brasileña contrató al consorcio salvadoreño para co-ejecutar estudios geotécnicos, geofísicos y geológicos y además instaló una estación de meteorología en la zona.

Pero debido a que necesitaba “un apoyo más especializado” Monelca se relacionó con Rodio-Swissboring, una empresa de capital francés y mexicano que tiene presencia en Centroamérica y está especializada en estudios de factibilidad y diseño, confirma un reporte de sondeos de obra.

Al preguntar en Monelca sobre estas relaciones entre las empresas, la asistente de la presidencia de la organización, que no se identificó, dijo que todo esto “fue hace tiempo” y no respondió si las oficinas de la sucursal El Salvador de Intertechne se instalaron ahí, a pesar de que la dirección en el Registro de Comercio coincide con la ubicación física de la institución. Incluso colgó la llamada telefónica que se realizó.

No obstante, una fuente cercana a Monelca dijo que Intertechne “sí estuvo ahí”, sin entrar en detalles técnicos o económicos al respecto.

“La gente acá (en Monelca) trabaja tanto de forma individual como en asocio. En varias ocasiones se ha trabajado con firmas internacionales y con los brasileños fue hace seis años “, fue la escueta repuesta de la persona con la que se conversó, que solicitó no revelar su nombre.

Al revisar en detalle los textos consultados hay otro punto a destacar: Rodio refleja que el diseño del asocio Monelca-Intertechne costaría $347,672,00, $10,178.54 más que la cifra de capital con la que Intertechne se inscribió en el país, dinero que correspondió al primer abono que le realizó CEL a la consultora brasileña, que al final cobró $3.7 millones.

Hoy Intertechne y Rodio trabajan el rediseño, según se constató la semana pasada en una visita a El Chaparral. Con ese documento se podrán definir los porcentajes de la depreciación de la obra y si será necesario mover el embalse de la central, algo podría elevar el costo inicial del proyecto, que es de $220 millones.

De este monto, $165 millones corresponden a un préstamo con la banca multilateral y al día de hoy CEL solo tiene $105.8 millones en caja.

Con ventaja o sin ella, Intertechne ha logrado que CEL le pague casi $19 millones por diseños y supervisiones desde 2005. El último caso: el de la ampliación de la presa hidroeléctrica 5 de Noviembre por el que se le pagarán $9.2 millones, a pesar de haber sido la única empresa que licitó. Las salpicaduras podrían seguir.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios