Secciones
×

Síguenos en

Falso cónsul a prisión ocho años por estafa

El sujeto cobraba entre 2,500 y 5,000 dólares a sus víctimas

Varios sujetos han sido detenidos por ofrecer visas estadounidenses falsas. Foto EDH / Archivo
Varios sujetos han sido detenidos por ofrecer visas estadounidenses falsas. Foto EDH / Archivo

Por

Ago 22, 2013- 19:50

Manuel de Jesús Carrillo Ramírez, quien se hacía pasar por cónsul y bajo esa investidura estafó a varias personas con visas estadounidenses, fue condenado a ocho años de prisión, según falló el Tribunal Tercero de Sentencia de San Salvador.

El sujeto, quien también se hacía llamar Óscar Mauricio Carrillo Ramírez, aseguraba a sus víctimas que era cónsul de la embajada de los Estados Unidos.

Según la Fiscalía, siete personas provenientes de Chalatenango, Usulután y San Salvador fueron engañadas por este hombre.

El fiscal Roberto Alas afirmó que la investigación fue bien documentada y respaldada con abundante prueba, lo que influyó para que el Tribunal lo hallara culpable.

Alas se mostró en contra de la sanción penal que el sujeto recibió, pues la misma no es coherente con la defraudación causada, la cual supera los 22 mil dólares.

“Consideramos recurrir (apelar) la pena de ocho años de prisión, ya que es muy exigua, debido a la grave afectación que causó, pues lo estafado sobrepasa los 22 mil dólares”, valoró el fiscal.

Consta en el proceso que los hechos se originaron en el 2008, cuando Carrillo Ramírez se acercaba a los ofendidos para ofrecerles el trámite y aprobación de la visa.

El sujeto garantizaba que obtendrían el pase internacional, porque él era “cónsul de la embajada de los Estados Unidos en El Salvador”.

Se valía de la humildad de las personas

“Buscaba a personas humildes, ante quienes llenaba los supuestos formularios y cuando ellos no podían firmar, los hacía poner sus huellas dactilares”, afirmó el fiscal.

Alas explicó que entre los afectados hay personas que por pagarle entre 2,500 y 5,000 dólares tuvieron que vender hasta propiedades.

Agregó que el imputado siempre tenía excusas cuando los interesados preguntaban el resultado de sus trámites, pero jamás les cumplió lo ofrecido.

Estos casos fueron denunciados en 2009 y después que se iniciaron las investigaciones se determinó que el sujeto no labora para la representación diplomática.

Investigaciones de la Fiscalía determinaron que el sujeto ocupaba una falsa identidad, por lo que ordenó su captura. “Se buscó a las víctimas para que se les reparara el daño ocasionado”, afirmó Alas.

En un principio, la Fiscalía intentó que el sujeto conciliara con las personas y durante el proceso penal, Carrillo Ramírez se comprometió a devolver el dinero a los afectados, pero no cumplió.

Ante el incumplimiento de las promesas, el proceso penal siguió su rumbo y terminó en el juicio condenatorio.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios