Secciones
×

Síguenos en

La visionaria mamá Margoth dijo adiós

Fue la fundadora de Típicos Margoth

La inolvidable "mamá Margoth" siempre enseñó a familia y empleados a dar un servicio esmerado, alimentos de excelente calidad y con un sabor inigualable. Foto edh / Archivo
La inolvidable "mamá Margoth" siempre enseñó a familia y empleados a dar un servicio esmerado, alimentos de excelente calidad y con un sabor inigualable. Foto edh / Archivo

Por Magdalena Reyes nacional@eldiariodehoy.com

Ago 03, 2013- 20:00

Dejando un legado importante en la cocina típica salvadoreña, doña Margoth Portillo de Castellanos falleció el viernes anterior.

Sus amigos y familiares la recuerdan como una mujer alegre y trabajadora, originaria del municipio de Santa Rita, en Chalatenango. Era huérfana, pero creció con una señora que tenía un pequeño rastro y quien le transmitió los conocimientos de cocina.

A los 14 años se instaló en la ciudad de Santa Tecla, donde continuó con su gran pasión por la cocina. En esa misma ciudad inició el hoy reconocido restaurante Típicos Margoth.

El negocio comenzó como pupusería Margoth en un local del portal Orozco, frente al parque Daniel Hernández, de Santa Tecla, La Libertad.

En ese mismo lugar ella inició también una pequeña tienda de conveniencia y un modesto comedor.

La idea de hacer crecer el negocio se originó un buen día cuando cocinaba pupusas para sus hijos y recibió la visita de habituales clientes a quienes se les antojó el tan gustado platillo.

Doña Margoth, quien siempre tuvo la convicción de que el cliente es primero, se las preparó y se las vendió a 10 centavos de colón en aquel tiempo. Así fue como cobró vida la pupusería.

Con el tiempo aquel espacio frente al Pparque Daniel Hernández les quedó chico y en 1968 adquirió un terreno en las afueras de Santa Tecla para hacer crecer el negocio.

El reconocido restaurante Típicos Margoth hizo frente al conflicto armado que en 1979 la obligó a cerrar.

Dos años después pudieron reanudar operaciones gracias a que sus fieles clientes recordaban la gustada sazón de sus pupusas.

Visión y empuje

En 1982 abrieron una tercera sucursal en la que únicamente se ofrecían las pupusas, plátanos fritos, quesadillas y pastelitos. Pero gracias a la demanda de los clientes fue creciendo el menú y en 1987 dio el cambio de la pupusería a llamarse Típicos Margoth.

En la actualidad cuentan con cuatro establecimientos y dos servicios a domicilio.

El viernes 2 de agosto, a sus 78 años, mamá Margoth dijo adiós. A ella le sobreviven cuatro hijos y dos hijas, quienes seguirán con el legado. “Nos sentimos orgullosos de cómo ella luchó y salió adelante, pudo educar y enseñarles a trabajar a sus seis hijos”, dijo Morena de Brown, hija de doña Margoth.

La tradición del negocio continuará con la ejemplar enseñanza de su fundadora.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios