Secciones
×

Síguenos en

Alcalde dijo que matanza de perros es proyecto municipal

Alcaldía abortó plan de "eliminación" tras el repudio de vecinos en las redes sociales

El edil dice que fueron cinco perros sacrificados, pero los vendedores aseguraron que fueron 10. Foto edh / Francisco Torres
El edil dice que fueron cinco perros sacrificados, pero los vendedores aseguraron que fueron 10. Foto edh / Francisco Torres

Por Francisco Torres Lucinda Quintanilla

Jul 10, 2013- 20:00

SAN MIGUEL. Indignación y repudio. Así se puede resumir el resultado de la primera jornada del proyecto de “eliminación de perros callejeros” que habría dejado un saldo de, al menos, una decena de perros muertos, según dijeron vendedores del mercado de El Tránsito.

Lo extraño es que el edil, Luis David Penado, admitió haber puesto en marcha ese plan porque asegura que lo fraguó para atender las solicitudes de los comerciantes, que ahora reaccionan con indignación y mostrando su lástima ante el sufrimiento de los animales.

Penado dijo que comenzaron con la eliminación de los canes debido a reiteradas quejas de muchos de los 800 vendedores del mercado de la localidad. Sostuvo que esos animales en varias ocasiones han mordido a los compradores.

El edil argumentó que “estaban habiendo muchas personas mordidas y en San Miguel; en los primeros días de junio habían mordido a dos personas, y al parecer, una (fue contaminada) con rabia”.

Pero el munícipe no sólo admite que la matanza de animales fue planificada por la municipalidad, sino que involucra al Ministerio de Salud (Minsal).

Explicó que los comerciantes le pidieron que eliminara los perros, pero que él les comunicó que esa no era una facultad de la alcaldía, sino una competencia del Minsal.

Por eso afirmó que le solicitó “por escrito a la unidad de salud que por favor llevara a cabo el proceso”.

Luego, añade que el Minsal “a través de un inspector de saneamiento coordinó con el gerente del mercado e iniciaron el proyecto el día de martes. Yo como alcalde tengo que asumir la responsabilidad de que acatamos el llamado de los usuarios del mercado, que no son pocos, son 800 personas y procedimos a coordinar con la unidad de salud”.

Aclaró que “no estoy diciendo que no fuimos nosotros, porque sí participamos con la unidad de salud, (ellos) nos pidieron el apoyo con vehículos y otras cosas”.

Pero Juan José Romagoza, director del Sistema Básico de Salud Integral (Sibasi), negó que el Minsal haya participado en el envenenamiento de los perros.

“Nosotros no hemos participado en planes de eliminación de perros; sí tenemos una campaña para evitar la rabia, pero solo hacemos vacunaciones de animales”, dijo el médico, quien descartó que estas prácticas sean correctas.

Romagoza también descartó la posibilidad de que el director de la unidad de salud del municipio haya actuado sin notificarle “porque el director de esa unidad es una persona muy prudente”.

Los indignados

Alma Solís, de la Asociación de Rescate de Animales (Arani), explicó que ellos recibieron denuncias de lugareños a través de sus redes sociales, y afirma que los vecinos les explicaron que los animales fueron envenenados.

La vocera de Arani repudió el hecho y sostuvo que la comuna actuó con negligencia al eliminar a los perros “aún sabiendo que eso es regulado por la ordenanza de Convivencia Ciudadana, que prohíbe expresamente el sacrificio de los animales callejeros”, explicó.

Sostuvo que “es lamentable que los gobernantes se estén pasando esta ordenanza por el arco del triunfo y estén haciendo lo que les de la gana con los pobres animales indefensos”, agregó indignada.

La directiva de Arani exigió el cese de esta matanza, que calificó como “salvaje”.

Pero Penado argumentó que el plan de eliminación de animales fue abortado el mismo martes debido al repudio que los vecinos mostraron contra la medida a través de las redes sociales.

El problema es tan espinoso que horas antes de que el edil admitiera responsabilidad en los sacrificios, su síndico, Manuel Dolores Quintanilla, había “negado categóricamente” que la comuna tuviera participación.

Más bien dijo que “alguien envenenó a los animales y nos están involucrado a nosotros las personas que quieren dañarnos políticamente”. Eso evidencia una división dentro del concejo respecto a esta medida.

Quintanilla explicó que ese tema ni siquiera fue abordado en el concejo municipal y que por eso no han planteado alternativas para evitar que los animales ronden el mercado.

Dice que la idea de crear una perrera municipal nunca la han evaluado.

Recuento de los daños

Penado estaba molesto por las reacciones de repudio que recibieron tras la desatinada medida. Dijo que decidieron matar a los perros porque no tuvieron alternativa, “o deme usted una alternativa”, increpó a periodistas de El Diario de Hoy.

El jefe municipal, además, señaló que solo fueron cinco perros los que envenenaron; pero Anita Durán, una vendedora del mercado, dijo que fueron unos 10 los perros que fueron sacrificados.

Ella testifica que los animales recorrieron los pasillos de la central de abastos presentando síntomas claros del envenenamiento.

“Los pobres animales temblaban, casi no se podían mantener en pie y se lamentaban, hasta que se murieron en los pasillos”, aseguró.

También relató que los animales sí afectan a los comerciantes porque, en su afán de obtener alimento, hurgan dentro de los puestos.

“Ya ha pasado que se llevan los pedazos de carne, pero creo que esa no es la manera, deberían de agarrarlos y tenerlos en un lugar donde les den comida”, señaló Durán.

Otra vendedora, Angela Montoya, dijo que los perros no solo murieron dentro del mercado, sino también en la calle. Ella se sumó a la condena de la acción.

“Son animalitos que andan buscando comida, no les deberían de hacer daño porque ellos solo anda rebuscándose porque sus dueños no les dan de comer, o quizás no tienen dueños”, lamentó Montoya.

Penado aclara que los perros que buscaban eliminar son los que merodean los 30 puestos de venta de carne; pero las dos comerciantes entrevistadas son vendedoras de cárnicos y dijeron estar en desacuerdo con el sacrificio de los perros.

El síndico municipal ratificó que los perros murieron entre los comerciantes, al asegurar que ellos fueron informados de que habían varios perros muertos dentro del mercado, por lo que enviaron personal de la comuna para sacarlos y llevarlos a sepultar para evitar que los cadáveres de los animales provocaran condiciones de insalubridad.

Pero el alcalde tiene una lectura diferente de lo que piensan los comerciantes indignados: “No entiendo cuál es el problema de eliminar los perros, si andan 100 perros inundando el mercado, si no tienen propietario nadie les da de comer, nadie los cuida, porqué ahora que están muertos sí salen las buenas personas, que no los asumen como propietarios”.

Además, el alcalde afirma que esta no es la primera vez que realiza una matanza de animales callejeros.

Explicó que él fue alcalde entre 2000 y 2006 y sostiene que en ese lapso se hicieron sacrificios todos los años.

“Nosotros no pensábamos que esto iba a tener tanta repercusión, porque goberné desde 2000 a 2006 y todos los años hacíamos este proyecto; y reitero que es un proyecto, no es una caza desmedida de perros, sino que (está dirigida únicamente a) los perros callejeros”, argumentó Penado.

Incluso, dijo que este programa de eliminación de canes fue tan bien planificado que hasta estuvieron anunciando a los dueños de perros que no los dejaran salir de sus casas.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios