Secciones
×

Síguenos en

Comunas terminan vendiendo servicios por debajo del costo

San Francisco Gotera debe subsidiar unos 150 mil dólares anuales por el tratamiento de la basura

Alcaldías terminan vendiendo servicios por debajo del costo que para ellas implica, como el tratamiento de la basura o el alumbrado público, porque tasas son bajas. foto edh / archivo
Alcaldías terminan vendiendo servicios por debajo del costo que para ellas implica, como el tratamiento de la basura o el alumbrado público, porque tasas son bajas. foto edh / archivo

Por Francisco Torres comunidades@eldiariodehoy.com

Jul 21, 2013- 19:00

MORAZÁN. El municipio de Cacaopera es pobre. Hay comunidades donde la pobreza se manifiesta en su máxima expresión. Y la alcaldía tiene pocos recursos para atacar, al menos desde la sanidad ambiental, los estragos de la miseria enquistada en sus comunidades más remotas.

El dinero se fuga en subsidios a los servicios básicos. Por ejemplo, cada mes recaudan unos 3 mil 500 dólares por el servicio de agua potable de un proyecto de la municipalidad, pero eso apenas es la mitad de lo que deben gastar cada mes para que el proyecto funcione.

Solo de energía eléctrica por ese proyecto pagan 7 mil dólares mensuales, porque para hacer llegar el agua hasta los beneficiarios se requieren dos plantas de bombeo.

El edil Lorenzo Canales argumenta que hay otros servicios que también tienen que ser subsidiados, como el alumbrado público.

Estos subsidios no son más que la venta de servicios a un precio muy por debajo del costo real y quienes lo hacen corren el riesgo de ser sancionados por la Corte de Cuentas de la República.

Pero no sólo Cacaopera vive este problema. También en San Francisco Gotera tienen que vender servicios muy por debajo de lo que pagan las comunas.

Problemas con la basura

El edil gotereño, Carlos Calixto Gómez, señala que el subsidio que aportan por el tratamiento de la basura ronda los 150 mil dólares anuales; es decir, unos 12 mil 500 dólares mensuales.

El alcalde explica que las tarifas actuales sólo estipulan el cobro por la recolección, ya que la ordenanza fue aprobada mucho antes de que fuera una obligación para las comunas darle tratamiento a los desechos.

Esas tarifas permiten el cobro de un centavo de dólar por el tratamiento de un metro cúbico de basura y las estimaciones de la comuna reflejan que la tasa debería subirse hasta cobrar por lo menos tres centavos de dólar por esa cantidad de desechos.

Pero también el alumbrado público le pone una pesada carga a la municipalidad, porque por el funcionamiento de cada lámpara la empresa eléctrica le cobra la comuna 18 dólares mensuales y las arcas del municipio a penas logra recuperar 11 dólares.

Es decir, la comuna debe subsidiar 7 dólares por cada una de las 960 lámparas que hay en el municipio, lo que genera una fuga de dinero de seis mil 720 dólares mensuales, suma que al final del año llega a los 80 mil dólares.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios