Secciones
×

Síguenos en

Ley de Control del Tabaco con pocos avances

En agosto se cumplen dos años de su entrada en vigencia

El humo de cigarro es dañino para la salud. En el país están establecidos los lugares en los que no se puede fumar.
El humo de cigarro es dañino para la salud. En el país están establecidos los lugares en los que no se puede fumar.

Por Yamileth Cáceres nacional@eldiariodehoy.com

Jul 12, 2013- 20:00

Comprar cigarrillos por unidad en tiendas o puestos en la paradas de buses, observar a motoristas y cobradores del transporte público fumando, ver personas en restaurantes y centros deportivos encendiendo cigarros son escenas que no han desaparecido en el país, pese a que la Ley de Control de Tabaco vigente desde el 7 de agosto de 2011 lo prohíbe.

¿Quién no sabe que todavía se siguen vendiendo cigarrillos sueltos?, cuestiona Lilian Choto de Parada, asesora médica de la Asociación de Exfumadores Salvadoreños (Exfusal).

En las paradas de buses es común ver a señoras ofreciendo cigarrillos en los canastos junto a dulces, galletas, gelatinas. “Cigarros, dulces”, grita una señora en una de las paradas del Bulevar del Ejército, mientras un hombre se detiene a comprar uno.

También en una ocasión, por la mañana se pudo ver a tres empleados del hospital nacional Rosales fumando.

¿Pero por qué estas prácticas continúan? Para Choto de Parada, la normativa no se está aplicando. La principal debilidad radica en la falta de un reglamento, además de la resistencia de dueños de establecimientos a hacer cumplir lo plasmado en los artículos por temor a perder la clientela.

De acuerdo con el documento, el reglamento debía estar listo 180 días después de entrada en vigencia de la ley, pero al momento este sigue en Casa Presidencial.

José Ruales, representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en El Salvador, manifestó que debido a que no existe un reglamento no existe un cuerpo de inspectores que haga las verificaciones y se impongan las sanciones establecidas.

“No tienen las herramientas legales para hacerlo todavía y si no hay ese reglamento tampoco hay financiamiento de esta función”, añadió Ruales.

Hasta el 27 de mayo, el Ministerio de Salud (Minsal) no había puesto ninguna sanción por incumplimiento de la ley. “Hasta el momento yo no he sabido de nadie que se lo lleven preso o que le impongan una multa”, dijo en esa ocasión María Isabel Rodríguez.

El 18 de junio se solicitó una entrevista por medio de la Unidad de Comunicaciones para conocer los avances en la aplicación de la normativa, el número de denuncias recibidas desde que entró en vigencia la ley, de qué tipo, número de sanciones impuestas, pero no se obtuvo respuesta.

De Parada considera que desde el Fondo Solidario para la Salud (Fosalud) se han hecho esfuerzos para sacar adelante la ley y evitar que muera.

Sin embargo considera que no se está aplicando y que son pocos los avances en los casi dos años de funcionamiento.

Dice que no se ha hecho mucho en regular el tema de la promoción y patrocinio de productos de tabaco y la prohibición de la venta de cigarros por unidades.

Además no se dispone de la estructura para poder hacer cumplir y verificar las infracciones establecidas.

Para la doctora es una ley débil. Por su parte, Ruales considera que se necesita la estructura legal del reglamento para que tenga fuerza.

“Hasta que no se empiece a multar a esta gente creo que no le va a hacer caso a la ley”, sostiene la asesora médica de Exfusal.

Desde el punto de vista del representante de la OPS, se evidencias algunos avances, aunque no se tiene información concreta del impacto ni mediciones.

Ruales expresó que es evidente el cumplimiento de la prohibición de consumo de tabaco en lugares cerrados, aunque no existe una evaluación de esto en restaurantes, establecimientos públicos, centros deportivos, transporte público…

Ruales indicó que entre 2011 y 2012 se observa una reducción del 13.2 por ciento en la recaudación de impuestos al tabaco; en años anteriores tenía un crecimiento. “Podemos decir que hay una venta de cigarrillos menor del 13.2 por ciento o su equivalente”, dijo Ruales.

Las estimaciones son que para este año la recaudación caiga hasta un 38.6 por ciento. “Desde mi punto de vista es una medida de salud pública que está funcionando, está produciendo una reducción de la venta de cigarrillos y por lo tanto creemos que eso es lo que tenemos que medir”, añadió Ruales.

El representante de la OPS indicó que a partir de esos datos se puede determinar que hay un impacto positivo tras la aprobación de la Ley de Control del Tabaco.

No obstante recalca que se carece de las herramientas legales para que se hagan las inspecciones y se apliquen las multas establecidas.

“Hay un avance importante en el cumplimiento de la ley, pero es un cumplimiento por los ciudadanos, por los establecimientos, en parte también por la aplicación de las medidas de parte de la industria farmacéutica que ha aplicado las medidas que están en la ley”, añadió el médico.

Si lo están cumpliendo a cabalidad no se sabe porque todavía no hay una estructura legal basada en el reglamento que esté vigilando y haciendo cumplir la normativa.

Miguel Rodríguez Martell, presidente de Exfusal, no duda en ningún momento en afirmar que la ley no se está aplicando. “No se está aplicando. Aunque las autoridades de salud digan que sí es falso”

Por su parte, de Parada indicó que con el reglamento los vacíos que tiene la ley se mejorarían.

“Quizá la debilidad más grande es que no tiene reglamento… Parece que está estancado en Casa Presidencial, no sé por qué no quieren echar a andar un buen reglamento. Eso debilita la ley”, añadió.

En mayo, Verónica Villalta, directora de Fosalud, expresó que hacia dos meses junto al Minsal enviaron la propuesta de reglamento a Casa Presidencial y que se formó una comisión de jurídicos para revisar cada uno de los artículos.

Pero no se pudieron conocer los avances ni si ya se contrataron los inspectores porque no se atendió una solicitud de entrevista. De acuerdo con el personal de comunicaciones, Villalta salió fuera del país.

Ruales comenta que el reglamento “es muy importante porque esos son los dientes y las uñas de la ley. Para que (el cumplimiento de) una ley se garantice en la sociedad (se) necesitan algunas herramientas operativas, para ponerlo a funcionar o sancionar, más allá de la buena fe de los ciudadanos”.

Entre los puntos que de Parada destaca en los que hay avance es en la colocación de los pictogramas de advertencia sobre lo dañino que es el tabaco para la salud.

Según la doctora, El Salvador era el único país de Centroamérica y de los pocos del mundo en donde las cajetillas no tenían fotos con los daños que produce el tabaco.

Agregó que está comprobado que este tipo de advertencias sanitarias ayuda a disminuir la iniciación del tabaco en jóvenes y adultos.

Articulos Relacionados

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios