Secciones
×

Síguenos en

Inician juicio contra nueve asaltantes de residencias

En residencial La Montaña robaron más de 500 mil dólares en joyas y electrodomésticos

La banda de 10 sujetos asaltaba residencias de empresarios y personas con recursos económicos. Foto EDH / Jorge Reyes.
La banda de 10 sujetos asaltaba residencias de empresarios y personas con recursos económicos. Foto EDH / Jorge Reyes.

Por Jaime López sucesos@eldiariodehoy.com

Jul 12, 2013- 19:00

Una banda integrada por 10 sujetos, dedicada al robo de residencias en Santa Tecla y la zona alta de San Salvador, está siendo enjuiciada por el Tribunal de Sentencia de ese municipio.

Aunque los individuos están involucrados en al menos seis atracos más, el juicio que se les sigue desde el lunes anterior sólo es por el robo de una casa de la residencial La Montaña, situada en Ciudad Merliot, Santa Tecla.

Según la Fiscalía, estos sujetos extrajeron medio millón de dólares en joyas, electrodomésticos y otros enseres de alto valor.

El modos de operar de estos individuos, quienes no son parte de pandillas sino del crimen organizado, según la Fiscalía y un abogado acusador, se unían a un empleado de confianza de la familia víctima y planeaban los robos.

“El grupo planificó el ilícito con la ayuda de un empleado que hacía labores varias en la vivienda. Este dio la información necesaria para organizar y ejecutar el robo”, afirmó la fiscal del caso.

De acuerdo con el Ministerio Público, este sujeto dijo a la banda la hora y el día en que no se hallaban los patrones e indicó la forma en que se podía realizar el atraco.

La planificación del robo tardó cerca de un mes y medio; tiempo en que sostuvieron diversas reuniones en restaurantes de Santa Tecla como El Cafetalón y la zona del volcán.

El ilícito fue perpetrado por 10 sujetos, dirigido supuestamente por Wilfredo Martínez, pero uno de ellos aceptó colaborar con la Fiscalía para esclarecer los hechos.

El día del asalto, en agosto de 2012, los hampones llegaron armados a la residencia y sometieron al personal de servicio que se hallaba a esa hora de la tarde. Inmediatamente los amarraron y los mantuvieron en el suelo inmovilizados.

El ilícito fue tan bien planificado que se desarrolló en 30 minutos, tiempo en que la residencia había sido completamente saqueada.

Los sujetos no necesitaron vehículos para trasladar lo robado, ya que solo bastó un maletín para empaquetar las alhajas y escapar.

Varios minutos después las víctimas lograron desatarse y avisaron a sus patrones de lo sucedido.

Un testigo manifestó que el lote de joyas, valoradas en más de 500 mil dólares, fueron vendidas en 62 mil dólares, supuestamente a Juan Alberto Reyes.

El dinero fue luego repartido en 6,200 dólares para cada uno de los que participaron en el robo.

La fiscal manifestó que esta estructura “se dedicaba a saquear residencias de personas pudientes”.

Los individuos no tienen antecedentes de pertenecer a otras redes criminales, pero si por robo, hurto y extorsiones.

De los 10, sólo uno había sido enjuiciado, condenado y había cumplido una pena por robo, dijo la fiscal.

De acuerdo con las investigaciones del Ministerio Público, la red estaba organizada para estos ilícitos desde 2008.

“Ellos se manejaban en zonas en que las viviendas estuvieran rodeada por abundante vegetación que al final, los ayudara a escapar”, explicó la fiscal del caso.

Más adelante habían vehículos que los esperaban para darse a la fuga y no ser sorprendidos por la Policía.

Los integrantes de esta red no tenían estudios académicos, mucho menos profesiones en los que podrían encubrir sus actos ilegales.

“Algunos eran jardineros de casas”, especificó la fiscal.

El juicio comenzó el lunes pero luego se suspendió y continuó en dos ocasiones más. Ayer continuó la diligencia a partir de las 4:00 de la tarde, aproximadamente.

Hay siete testigos, entre ellos un compinche de la banda, quien ha confesado a la Fiscalía General que este grupo delictivo opera desde antes de 2008. A más de tres días de juicio tres personas han brindado su testimonio y solo restan cuatro.

Los imputados fueron identificados como José Ronald Deodanes, Edwin Leonel Campos, José Antonio Colocho, Alexander Antonio Ortiz, Abner William Mejía, Alfredo Martínez, Manuel de Jesús Rivera, Pedro Antonio Pérez, Juan Alberto Reyes.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios